Virales

Newsletter

Venezuela: la letal combinación de socialismo y democracia

By: Escritor Invitado - Jun 6, 2016, 12:12 pm
(NatGeo) Venezuela
A lo largo del tiempo, las ideologías -especialmente el fascismo y el socialismo, leve o real- han llevado a cabo un proceso de transfiguración del lenguaje y los valores para facilitar su llegada y/o permanencia en el poder gubernamental. (NatGeo)

Por Rafael Valera

¿Creen que una religión tan antinatural como la ideología de izquierda puede ser aceptada, sabiendo su historia y consecuencias, tan plácidamente? Habrá que pensarlo dos veces.

A lo largo del tiempo, las ideologías -especialmente el fascismo y el socialismo, leve o real- han llevado a cabo un proceso de transfiguración del lenguaje y los valores para facilitar su llegada y/o permanencia en el poder gubernamental.

Una muy común y la más trágica en estos últimos 75 años –siendo realmente rigurosos– ha sido la lenta “y segura” transfiguración de la democracia. Sirviendo como referente de todo lo bueno y antítesis de lo malo; echando raíces desde hace tiempo en nuestro continente latinoamericano.

La transfiguración más explícita y primigenia del siglo XX ha sido la doctrina wilsoniana de llevar la democracia al resto del mundo. Luego de la Primera Guerra Mundial, el presidente norteamericano, Woodrow Wilson, utilizó esta falacia para abrirle paso a los desmanes bélicos y “ocupacionistas” que se conocieron en las décadas posteriores, historia que no corresponde ser ahondada en este artículo.

Cuatro décadas más tarde, al sur de este fenómeno, el Socialismo conformaba la idea común y la democracia era revestida de una cantidad de valores ambiguos y eufemismos. Las tautológicas justicias sociales, la “paz” a punta de represión y la persecución política, de silencios coactivos y secuestros.  En otras palabras, una dominación frontal en nombre “de la democracia”.

Toda una fábula donde el voto, los planes sociales y la idea de un amo más o menos generoso con sus gobernados, eran elementos invariables de la democracia.

Monstequieu y los Padres Fundadores norteamericanos estarían revolcándose en sus tumbas al ver cómo un sistema operativo se había vuelto a merced de las doctrinas más inhumanas bajo analogías totalmente desfasadas, especialmente los segundos, tomando en cuenta su recelo manifestado hacia la democracia.

Acelerando un poco el paso hasta llegar a nuestro siglo actual, el continente americano sigue bajo el mandato de dispositivos gubernamentales de dominación pertenecientes al mismo ideario marxista y marxista-leninista.

Actualmente, existe un ejemplo que tiene hipnotizada a la juventud: Bernie Sanders y su Socialismo “democrático”.

Sanders apuesta, como muchos socialistas, a las definiciones controvertidas, “transfiguradas”, mezclando una visión economicista totalmente opuesta a los postulados de la democracia. En un sistema político monopolizado por dos partidos, y de hecho colapsados, es fácil aprovecharse con retórica del descontento.

En Venezuela ocurre algo parecido. La Mesa de la Unidad “Democrática” –que de eso no tiene nada– está conformada (no tan) casualmente por partidos que son en su totalidad de izquierda y a favor de las ideas socialistas. Y estos promueven la misma democracia fabulista y eufórica que se promovía en el siglo XX porque son hijos legítimos de esa práctica, de la distorsión de realidades para promover una sociedad que vive bajo el engaño de que se trata de un juego “suma cero”: con su democracia todo, fuera de ella, nada.

Las fuentes nos indican que en realidad la combinación del socialismo y la democracia es letal: la de la euforia. El primero utiliza a la segunda para hacerse con el poder y así destruir a la libertad por medio del populismo aberrante tan característico.

La eufórica democracia del siglo XX provocó que, lo que vivimos hoy, haya llegado hace 17 años con aplausos. Es necesario repensar la democracia y colocar a la libertad por encima de ésta y eso precisamente es lo que se puede hacer desde los tanques de pensamiento, como por ejemplo Venezuela Futura, para gestar modelos democráticos e innovadores para el país y América Latina.

Así que lo verdaderamente necesario es una democracia sin ideologías, sin fines discursivos y clientelistas: para salvaguardar nuestra libertad es necesario dejar a la democracia donde pertenece y detener cuanto antes a la facinerosa izquierda, que le asegura puede decidir y llevarlo a la felicidad, a su felicidad.

 

Por Rafael Valera, libertario, escritor, poeta y miembro de Venezuela Futura. Síguelo en Twitter: @rafaelvalera96 

Daniel Ortega será candidato presidencial por séptima vez en Nicaragua

By: Elena Toledo - @NenaToledo - Jun 6, 2016, 11:48 am
Daniel Ortega

EnglishEl Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua ratificó al presidente Daniel Ortega como candidato de esa organización política para los comicios del próximo 6 de noviembre, en los que se elegirá a quien ejercerá la primera magistratura de ese país centroamericano durante los próximo cinco años. Es la séptima ocasión en el que el FSLN, partido de izquierda fundado en 1961, apoya a Ortega, quien de postularse será la cuarta vez que se medirá en las elecciones presidenciales de esa nación. Al menos mil delegados del FSLN votaron a favor de Ortega durante el IV Congreso Nacional del partido, celebrado este sábado en Managua y efectuado en ocasión al trigésimo séptimo aniversario de la convocatoria a la Ofensiva Final, que luego de semanas de batallas culminó con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el 19 de julio de 1979, y con la cual se dio fin a la oprobiosa dictadura sostenida por la familia Somoza por más de 40 años. Según la resolución de dicho congreso, el apoyo al presidente Ortega como candidato del partido se hace en reconocimiento a las luchas, desafíos y victorias obtenidas durante su mandato y en reivindicación de las luchas sociales. Lea más: EE.UU. insta a Nicaragua a permitir que haya observación electoral La elección como candidato tiene como objetivo “seguir conduciendo nuestro país, con el favor de Dios y del pueblo, en rutas de bendición, prosperidad y victorias”, agrega el texto, en el que además ratifican su apoyo a la facultad de Ortega de elegir a su compañero de fórmula y de “dar continuidad a la política de alianzas que nos garantiza un modelo de reconciliación, unidad, bien común y prosperidad en esta Nicaragua cristiana, socialista y solidaria”. Ortega ha sido candidato presidencial casi unánimemente por el Frente Sandinista en 1984, 1990, 1996, 2001, 2006, 2011 y, por séptima vez, 2016, mientras que ha sido presidente de 1985 a 1990; 2007 a 2011, y por tercera ocasión de 2011 al presente. En 2011 fue reelecto con 62,45 % del voto. En las elecciones del 6 de noviembre próximo, los nicaragüenses acudirán a las urnas para elegir al Presidente, el vicepresidente, 90 diputados y 20 legisladores para el Parlamento Centroamericano (Parlacen). "Aquí se acabó la observación" Ortega cerró de un tajo la posibilidad de que observadores internacionales independientes lleguen a Nicaragua para los comicios de noviembre. “Observadores sinvergüenzas. Aquí se acabó la observación, que vayan a observar a otros países”, dijo Ortega en su discurso ante el Congreso del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que este sábado lo designó candidato presidencial por séptima ocasión. En su discurso incendiario, Ortega la emprendió contra los observadores internacionales y contra los diplomáticos. Dijo que esperaba que las elecciones de noviembre no fueran un proceso electoral con “tanta sacudida” como ha pasado en otros países, donde a última hora los candidatos se han visto impedidos de participar en las elecciones (en referencia a la ex primera dama de Guatemala, Sandra Torres, a quien el Poder Judicial le impidió competir en 2011). Ley Electoral establece observación electoral por lo tanto Ortega pide (ordena) que CSE viole la Ley. Desobediencia! https://t.co/anOhuyKwKW — Eduardo Montealegre (@emontealegrer) June 5, 2016 “Ahí no hay observación, ni Unión Europea ni OEA, que se vaya a pronunciar… Ellos saben que en Nicaragua se enfrentan a un pueblo que tiene vocación antimperialista”, dijo Ortega. Eduardo Montealegre, presidente del opositor Partido Liberal Independiente (PLI), dijo en su cuenta de Twitter que la “Ley Electoral establece observación electoral por lo tanto Ortega pide (ordena) que el CSE viole la Ley. Desobediencia”, escribió. Fuente: Confidencial, La Prensa

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.