Virales

Newsletter

María Corina Machado: “En Venezuela hay una dictadura y tiene que salir ya”

By: Staff de PanAm Post - Jun 1, 2016, 6:33 pm
María Corina Machado
Machado: “Nada le conviene más a Colombia si realmente quiere lograr la paz que haya un cambio de régimen a la mayor brevedad en Venezuela”. (Visión Global)

Luego de dos años de lucha incansable, la oposición venezolana logró que la Organización de Estados Americanos (OEA) invocara la Carta Democrática en el caso de Venezuela. PanAm Post no podía dejar pasar la oportunidad de entrevistar a María Corina Machado, líder del partido Vente Venezuela una de las protagonistas de este logro, pues en los últimos años se ha dedicado a viajar por el mundo para dar a conocer la crisis humanitaria que enfrentan los venezolanos.

Machado, junto a Lilian Tintori, esposa del preso político Leopoldo López; y Mitzy de Ledezma, esposa del preso político Antonio Ledezma fueron quienes desde el principio calificaron al régimen de Nicolás Maduro como una “dictadura” y quienes, con la bandera de Venezuela en mano, dieron a conocer las violaciones a los derechos humanos en ese país.

Si el gobierno de Nicolás Maduro desobedece el mandato de restituir los derechos democráticos, Venezuela podría ser expulsada de la OEA. ¿Es esta la meta de la oposición?

En la oposición no buscamos la expulsión de nuestro país de la OEA, pero sí que se haga respetar el Estado de Derecho y la democracia.

Hoy en Venezuela el Gobierno asume que ni la OEA ni la Carta Democrática valen, hoy en Venezuela absolutamente todos los puntos que plantea la Carta Democrática para la vigencia de un estado democrático se están violando. Hoy hay una ruptura absoluta del orden democrático en nuestro país.

Evidentemente la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está dividida. ¿Cómo es esa división y cuál es su rol dentro del movimiento opositor?

Las coaliciones democráticas son plurales, por supuesto que hay distintos puntos de vista; yo tengo años llamando a este régimen como una dictadura y hay un sector que no lo quería asumir.

Yo advertí hace dos años que venía una crisis humanitaria y algunos pensaban que era una exageración dentro y fuera del país.

Ahora, hoy hay coincidencia en elementos fundamentales: 1) Maduro se tiene que ir ya. Todos sabemos que el referendo revocatorio a partir del 2017 es una farsa, y esta es una cosa que tenemos muy clara. Porque a partir del 2017, con la constitución venezolana, Maduro se va, pero se queda el vicepresidente que él nombre hasta el final del período. Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Se le resuelve un problema al PSUV (Partido Unido Socialista de Venezuela), pero se quedan las bases en el poder. Por favor.

Entonces, uno, hay coincidencias en cuanto a la salida inmediata de Maduro para detener, insisto, la hemorragia de sangre y de recursos que se van del país. Dos, hay coincidencias en que tiene que ser con presión ciudadana, movilizaciones, protestas, en todas sus formas democráticas. Y, tres, hay coincidencias en que necesitamos el respaldo y la presión internacional, y que tiene que aprobarse la Carta Democrática.

Mientras tú y yo estamos hablando, se le está entregando, ahora en la mañana (del miércoles, primero de junio) (al Secretario General de la OEA Luis) Almagro una resolución, un acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado firmado por todos los diputados de la Fuerza Democrática en el cual se le ratifica que Venezuela solicita a través de la Asamblea Nacional, del parlamento, que se invoque la Carta Democrática Interamericana.

En esos temas, que son lo central de la política, hay acuerdo.

¿Cuál es la situación diplomática actual en América Latina en torno a Venezuela. Especialmente, ¿cuál es la posición del gobierno de Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, dado que el gobierno de Maduro es garante del proceso de paz con las Farc?

Yo no quiero especular…

El informe del Secretario General de la OEA (sobre Venezuela) es demoledor y contundente. Habla sobre un proceso sistemático de violación de derechos humanos, de destrucción de la institucionalidad democrática, de la creación de un narcoestado, de persecución política, de censura en la prensa sin precedentes.

Esto no es algo nuevo, esto tiene muchos años. Y es algo de lo cual los gobiernos democráticos de América Latina han estado muy al tanto. Porque tenemos muchos años, muchos venezolanos creando conciencia sobre el riesgo de lo que ocurre no solo para Venezuela —porque al final, son nuestros muertos— sino el riesgo que esto representa para la región.

Han habido voces muy valientes en la comunidad internacional, y en particular quiero resaltar a expresidentes colombianos como el Presidente (Andrés) Pastrana, el Presidente (Álvaro), el Presidente (César) Gaviria, el Presidente (Belisario) Betancur, que han entendido y asumido la causa por la democracia venezolana como una causa propia, porque los derechos humanos no tienen fronteras.

Ahora, desde luego que se está percibiendo, favorablemente, un cambio en el hemisferio, que desde luego hace posible que sea inminente la aprobación de la Carta Democrática (en la OEA), lo cual hace unos meses no era visto como algo concebible o factible.

Creo que como se desmorona el Foro de Sao Paulo, un espacio de complicidad, utilizando los recursos de Venezuela para promocionar un modelo político que tiene no solamente una dimensión de corrupción y antiética total, pero también una visión de permanencia indefinida en el poder en toda América Latina. Y desde luego hay vínculos con actividades delictivas con los grupos irregulares que operan en Colombia.

Por lo tanto creo que el cambio en Brasil, el cambio en Argentina, incluso como se acentúa el cambio en Perú, son evidencias muy favorables al cambio político en Venezuela.

Ahora bien, lo que los venezolanos clamamos es que no hay tal diálogo geopolítico o electoral interno en algunos países que pueda justificar la debacle que hoy hay en Venezuela. Además creo que ya no es solamente un tema ético… también es un tema pragmático.

Yo lo he repetido cada vez que he ido a Colombia aunque tengo dos años y medio con prohibición de salida de (Venezuela). Pero no es posible, no será posible una paz genuina, sostenible en Colombia mientras exista en Venezuela una dictadura que ampara las operaciones de la guerrilla, el narcotráfico y el paramilitarismo, y que se ha mezclado con ellos como el régimen actual.

De modo que nada está más en el interés de Colombia y de quienes quieren la verdadera paz en Colombia que lograr un cambio de régimen, un cambio político a la mayor brevedad en Venezuela.

Quisera resaltar que en esta iniciativa oportuna, impostergable, el Secretario General de la OEA podrá contar con el respaldo de Colombia y de nuestros hermanos latinoamericanos. No ha más excusas. En ese informe se desnuda la realidad: en Venezuela hay una dictadura. Y por el bien de Venezuela y de la región tiene que salir ya.

Argentina se distancia de aplicación de Cláusula Democrática a Venezuela

By: Raquel García - @venturaG79 - Jun 1, 2016, 6:28 pm
La canciller argentina insistió que el Mercosur (Infobae)

La canciller argentina Susana Malcorra señaló este miércoles que no cree que la aplicación de la Carta Democrática para Venezuela, propuesta por el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, genere resultados positivos en la crisis del país caribeño. Malcorra ratificó que la posición de Argentina será llamar a un “diálogo” entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. “Será evaluado, pero lo fundamental es que se encuentre una salida. Lo que necesitan los venezolanos es que las partes se sienten a dialogar y encuentren una forma de salir adelante. Insistimos en un llamado al diálogo”, dijo la canciller en una rueda de prensa. “Nosotros tenemos experiencia y sabemos que sólo desde adentro se puede salir de esas crisis”, agregó. “Es una situación muy compleja, de múltiples crisis: hay una crisis de índole económico, sustentada en que el precio del petróleo se ha desplomado, y hay una crisis política, porque los venezolanos le dieron un respaldo legítimo en las urnas. Pero también es cierto que el 6 de diciembre le dieron mayoría a la Asamblea”, señaló horas antes en su comparecencia ante una comisión de la Cámara de Diputados del Congreso argentino. Lea más: En Mercosur Macri pidió liberación de presos políticos en Venezuela La posición de Malcorra, en el caso de Venezuela, se diferencia de la tomada por el propio presidente Macri, quien después de su triunfo en el balotaje prometió que impulsaría la Carta Democrática para Venezuela. En este sentido, la canciller expresó que una vez que Nicolás Maduro reconoció el triunfo de Macri en las elecciones presidenciales “la discusión devino abstracta", reseñó el diario Clarín. Esta semana, desde París, la canciller se había mostrado menos contundente con sus declaraciones sobre la situación en Venezuela, lo que ha despertado críticas en sectores que creen que esta postura obedece a sus aspiraciones a ocupar la Secretaria General de las Naciones Unidas, cargo para el que está postulada. "El problema de Venezuela lo tienen que resolver los venezolanos entre sí, encontrando un mecanismo de diálogo y conversación que les permita decidir cómo van a resolver la crisis yendo hacia adelante", dijo la funcionaria desde la capital francesa. Malcorra dice que la postulación al máximo cargo de la ONU  no es "personal" sino del "gobierno nacional ", y advirtió que "plantear que haya conflicto de intereses es no entender que el gobierno apostó a esto como una política de Estado". Argentina no se distancia del Mercosur Malcorra defendió el acercamiento de su país a la Alianza del Pacífico, anunciado este martes, señalando que el Gobierno cree “firmemente" que plantear dicotomías entre el Pacifico y el Atlántico "es negar la realidad geopolítica”. Al acudir a la comisión de la Cámara de Diputados del Congreso argentino para exponer los lineamientos de la política exterior del Gobierno, Malcorra señaló que la gestión del Presidente Macri busca eliminar barreras que "han sido autoimpuestas" desde el propio Mercosur. La funcionaria señaló que los países del Mercosur están activos con el bloque de Pacífico y que todos están bajo el "paraguas" de la Asociación Interamericana de Integración (ALADI). "No es que nos estamos desmarcando”, enfatizó. “El Mercosur está lejos de ser aquello que aspiraron (José) Sarney y (Raúl) Alfonsín. No vamos a negar que la implementación no ha llegado a satisfacer los objetivos, pero tampoco hay que despreciar lo que se ha logrado. Hagamos más Mercosur, solidifiquemos el Mercosur, plantearnos como mercado integrado nos da oportunidad de negociar muy grande”, expresó Malcorra. Lea más: Hasta luego, socialismo: Macri busca ingreso a la Alianza del Pacífico La Canciller dijo que el Gobierno quiere encontrar puntos medios que sirvan a los intereses de los argentinos y que el país no impulsará "ni relaciones carnales, ni distanciamientos que no sirvan". "Fundamentalmente vemos la política exterior como una política de inserción. Y esto parte de la premisa de que integrarse al mundo es una oportunidad, no una amenaza. Lo que no quiere decir que seamos inocentes, porque en la integración hay asimetrías y cuestiones de diferencias de poderes", aseveró Malcorra. Malcorra resaltó la importancia de avanzar, además, en el acercamientos del Mercosur y la Unión Europea (UE). En este sentido, recordó que Europa es el segundo destino de comercio de Argentina, después de Brasil. Crisis en Brasil  Sobre la crisis institucional que vive el vecino Brasil, la ministra consideró que el proceso del impeachment contra la presidenta Dilma Rouseff “ha cumplido con todas las formas legales”. “Una cosa es la formalidad legal y otra la forma de legitimidad del proceso y hay quiénes cuestionan la legitimidad del proceso”, agregó. Malcorra señaló que el Gobierno de Macri “sigue muy de cerca la situación” pero, dijo, “el tema no está concluido porque el proceso no está terminado”. Fuente: Télam, Clarín

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.