Virales

Newsletter

De la política no se come: Candidatos lanzan propuestas económicas para Colombia

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Jun 11, 2014, 3:22 pm

EnglishCon las frases “Hemos hecho mucho” y “Falta mucho por hacer”, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expone en su plan oficial de gobierno su mayor apuesta ganadora: Darle continuidad a lo realizado estos últimos cuatro años.

Juan Manuel Santos, actual presidente y candidato propone a Colombia una continuidad en sus planes de gobierno
Juan Manuel Santos, actual presidente y candidato para las elecciones del domingo, propone a Colombia continuidad en sus planes de gobierno. Fuente: Flickr

“Hoy podemos decirle a Colombia que en esta campaña sí hay propuestas. Nosotros no hemos improvisado y no vamos a improvisar. Tenemos la experiencia y la madurez para asegurar que vamos a alcanzar las metas que nos hemos trazado. Desde el Gobierno, vamos a llevar a un siguiente nivel las conquistas alcanzadas durante estos primeros cuatro años”, afirmó el presidente y candidato para el próximo cuatrienio.

Sus propuestas para el sector económico se denominan “Un país moderno, emprendedor y sostenible”, y mediante ellas Santos plantea fortalecer el la iniciativa empresarial de Colombia para generar mayor empleo, recuperar el sector agrícola, dinamizar la industria, apoyar al sector minero y de energía, y potenciar aún más el turismo.

La economía colombiana, a las puertas de una nueva elección presidencial, es muy dinámica. Su aparato productivo es sumamente diversificado, es el cuarto cosechador mundial de café, el segundo exportador de flores, el cuarto productor de petróleo de América Latina, y el vigésimo quinto a nivel mundial.

Roberto Sifón-Arévalo de Standard & Poor’s, explicó en 2013 durante su exposición en “Colombia a los ojos de Wall Street”, que entre las ventajas económicas del país se encuentra la existencia de un consenso nacional sobre la política económica que ejerce, hecho que apoya el crecimiento y aumenta la confianza de los inversionistas.

Así mismo, después de las reformas fiscales, Colombia es menos vulnerable a las crisis económicas internacionales, ha profundizado sus mercados locales de capital y tiene una liquidez cada vez mayor.

Por otra parte, entre las limitantes colombianas se encuentran una infraestructura inadecuada que limita el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), varios desafíos fiscales que dificultan alcanzar un acuerdo sobre los gastos sociales y de desarrollo, un largo conflicto entre el gobierno y movimientos armados, y amplias redes delictivas.

En ese sentido, las negociaciones de paz son una de las más grandes banderas con las que Santos planea recuperar la economía colombiana. Según los cálculos del presidente, la firma de la paz aportaría dos puntos porcentuales al PIB, representando COL$15 billones (casi US$8 mil millones), con los que asegura que se podía ampliar el número de personas afiliadas al sistema de salud, triplicar el presupuesto de las universidades públicas, aumentar la cobertura de las pensiones y la construcción de viviendas gratuitas.

El aumento de la deuda pública es la principal opción de financiamiento para los proyectos que Santos propone. Asegura que una era post conflicto en Colombia traería mayores ventajas de crédito externo a más largos plazos de pago.

Óscar Iván Zuluaga desea una Colombia renovada

Zuluaga desea construir una economía colombiana sólida para la inversión
Zuluaga desea construir una economía colombiana sólida para la inversión. Fuente: Flickr

Expresado en un detallado plan de gobierno, la mayor propuesta económica de Óscar Iván Zuluaga es construir una economía sólida y llena de confianza para la inversión. Su agenda económica incluye transparencia y responsabilidad fiscal, un presupuesto de la nación flexible, mejor asignación del gasto público, una mayor simplicidad y efectividad tributaria y un nuevo marco fiscal para los entes territoriales.

Zuluaga coincide en que no es necesario cambiar la política monetaria que Colombia implementa, su mayor necesidad es fortalecerla, para así mejorar el nivel de inversión y crear un mejor clima de negocios.

Los principales ejes de su propuesta se ubican en los sectores de vivienda, salud, educación, infraestructura, agro y seguridad.

En cuanto al sector agrícola, Zuluaga quiere mejorar las oportunidades al pequeño productor y profundizar la inversión agroindustrial. Para ello establecería perdones de deuda a pequeños campesinos, una reducción de precios de los insumos básicos para el campo, y la eliminación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para equipos y maquinaria agrícola.

Para convertir a los campesinos en empresarios agrícolas, promete establecer programas de asistencia técnica en innovación, ciencia y tecnología, y dar apoyo a sectores especiales, entre ellos el cafetalero y el lácteo.

El equipo económico de Zuluaga afirma que las propuestas son consistentes con las finanzas del Estado colombiano a mediano plazo, y propone a las participaciones público-privadas como un elemento central de sus políticas.

Para ejecutar estas propuestas, mantendrá el “4 por mil” (gravamen a movimientos financieros) y el impuesto al patrimonio, que representan COL$10,5 billones (aproximadamente US$5,5 mil millones) al año, sumados a una propuesta de austeridad gubernamental que añadiría COL$3 billones (casi US$1,5 mil millones) al año.

Zuluaga propone además el combate a la evasión fiscal para aumentar la recaudación. La meta de su gestión sería alcanzar un crecimiento de 6% del PIB y una tasa de inversión del 30%, para generar otros COL$7 billones (unos US$4 mil millones) recaudados al año.

2014: Año de retos para la economía colombiana

Según Sandra Rodríguez, profesora y directora del Instituto de Estudios Económicos de Uninorte (IEEC), en 2013 Colombia cierra con una tasa de crecimiento del PIB entre 3,8% y 4%, cifra que coloca a esa nación por encima del promedio latinoamericano. El Ministerio de Hacienda colombiano registró una inflación de 1,94%, y según cifras del Departamento Nacional de Estadística (DANE), hay 22 millones de personas ocupadas y dos millones desocupadas.

Estas cifras positivas contrastan con una tasa de subempleo del 32,5%, un índice de pobreza de alrededor del 32%, una pobreza extrema del 10,1%, y una ocupación informal del 49%.

El comercio exterior sufrió durante 2013 debido a diversos paros de agricultores y transportistas y el aumento de las incursiones de insurgentes que provocaron desconfianza de empresarios y compradores. También se evidenció una disminución de las exportaciones por los procesos burocráticos exigidos para dichas transacciones.

El principal reto al cual se enfrentará el gobierno entrante será mantener el crecimiento de esta dinámica economía a pesar de los obstáculos que disminuyen buena parte de su potencial desde hace más de 50 años.

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.