Virales

Newsletter

Juez de Carolina del Norte desmantela programa de bonos escolares

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Ago 26, 2014, 8:20 am

English El pasado 21 de agosto el juez estadounidense Robert Hobgood declaró  inconstitucional el programa de bonos escolares para familias de bajos ingresos de Carolina del Norte, y lo suspendió de manera inmediata.

Hobgood afirmó que el dinero de los contribuyentes no puede ser utilizado para la enseñanza en escuelas privadas o religiosas. La coalición que presentó la demanda —compuesta por la Asociación de Educadores de Carolina del Norte y el progresista Centro de Justicia de Carolina del Norte— describió a las “Becas Oportunidad” como un ataque a las escuelas estatales que desvían fondos públicos para beneficiar intereses privados.

El defecto insalvable del programa de bonos educativos según el juez es que las escuelas participantes no cumplen los requisitos del currículo estatal; por lo tanto, opina Hogbood, la delegación de la autoridad hacia las escuelas independientes no respeta la Constitución del Estado: “La asignación de fondos fiscales a escuelas que no tienen obligación de rendir cuentas no cumplen con un propósito público”.

El juez agregó que los bonos escolares delega a los padres la responsabilidad de evaluar si sus propios hijos están en riesgo, sin ningún análisis sobre la calidad de la educación dictada por fuera del sistema ortodoxo estatal.

Esta corte considera que la Asamblea General busca desplazar a los estudiantes en riesgo hacia escuelas que no son públicas […] para evitar el costo de proveer una educación básica sólida en escuelas públicas, como lo ordena el fallo  [Leandro v. State]. […] La Asamblea General defrauda a los niños de Carolina del Norte al ser enviados, con dinero público de los contribuyentes, a escuelas que no tienen obligación legal de enseñarles algo.

El fallo sucede luego de que el juez Hobgood obstaculizara el programa de bonos en febrero a pesar de la decisión de la Corte Suprema estatal de permitir la implementación del programa mientras el juicio se encontrara pendiente.

¿Priman los intereses de los padres y sus hijos, o los del establishment educativo?

Yevonne Brannon, presidenta de la agrupación activista Primero las Escuelas Públicas de Carolina del Norte, consideró que la decisión judicial restablece la “promesa de que todos los niños reciban una educación básica sólida dentro del sistema escolar público.… La educación pública genera ciudadanos productivos, una economía fuerte, y una gran democracia”.

Sin embargo, Darrell Allison, presidente de Padres por la Libertad Educativa en Carolina del Norte, espera que la apelación permita la continuidad del los bonos escolares. Allison deberá luchar para que la decisión del tribunal sea solamente un obstáculo temporal al derecho de los padres “a elegir cómo educar a sus hijos para satisfacer sus necesidades de la mejor manera”.

El Director Estatal de Estadounienses para la Prosperidad Donald Bryson, también manifestó su decepción: “Una demanda de un grupo de intereses especiales que tienen incentivos financieros para mantener a los niños en escuelas deficientes podría costarles a miles de niños la oportunidad de recibir una educación de calidad”.


@AFPNC decepcionado por el fallo sobre bonos educativos: Podría costarle a miles de niños la oportunidad de recibir una educación de calidad en Carolina del Norte

“Esperamos que se pueda hacer algo, ya sea en los tribunales o en la Asamblea General, para brindarle a las familias de Carolina del Norte una mayor libertad educativa. El sistema actual que impone un ‘modelo único para todos’ no está funcionando para muchas familias y están pidiendo a gritos una alternativa”, continúa Bryson.

El presidente del Senado de Carolina del Norte Phil Berger es un defensor de la reforma educativa, y ha criticado con dureza el fallo de Hobgood de interrumpir la política de elección escolar.

La decisión de hoy, firmada por un tribunal de un solo juez, promueve una clara agenda política ignorando las necesidades de miles de niños de Carolina del Norte. Estamos comprometidos a proveerle a los estudiantes una educación básica sólida […] esa es la mismísima razón por la que no queremos dejar a niños discapacitados y desfavorecidos atrapados en escuelas de bajo rendimiento […] Esta decisión vuelve a frustrar a los padres que desesperadamente quieren ofrecerle lo mejor a sus hijos, y espero que actuemos rápidamente para apelar.

Los afectados por la decisión judicial

La sentencia llega justo días después del comienzo de un nuevo ciclo lectivo y afecta a cientos de familias que pretendían utilizar el programa de bonos, que ahora ya no existe.

La Autoridad de Asistencia Educativa Estatal ha supervisado las becas financiadas con impuestos por  US$10 millones, y antes del fallo judicial pretendía distribuir $728.000 para cubrir la matrícula de 363 estudiantes. “Este dinero ya no puede ser distribuido”, dice Elizabeth McDuffie, directora de becas de la agencia.

Inicialmente, el lanzamiento de los bonos estaba programado para el 19 de septiembre. Sin embargo, la fecha fue modificada para el 15 de agosto con pocas explicaciones, lo que hubiese significado la liberación de los fondos antes de la decisión del juez. Pero una falla técnica impidió que los pagos puedan ser realizados. “Ningún billete ha salido del edificio”, dice McDuffie.

Este programa de bonos buscaba brindarle a niños provenientes de familias de bajo ingresos la oportunidad de obtener una educación independiente, enfocada en sus necesidades individuales, luego de que las escuelas públicas hayan fracasado en ofrecerlas. Cada una de estas familias hubiese recibido hasta $4.200 anuales del dinero de los contribuyentes.

Para acceder al programa, los ingresos de los tutores de los niños debían ser inferiores a $44.000 para una familia de cuatro personas. Las subvenciones no estaban disponibles para los estudiantes que ya asisten a las escuelas independientes.

Las familias participantes del programa escogían a qué escuelas querían que sus hijos asistan, y las escuelas religiosas se encontraban entre las alternativas más elegidas. Las escuelas estatales no pueden promover la religión, pero no existía una restricción similar para escuelas privadas con bonos.

La escuelas independientes en Carolina del Norte no están obligadas a tomar los exámenes estatales o cumplir con las regulaciones de las escuelas públicas.  Sin embargo, deben tomar un examen nacional elegido por la escuela e informar los resultados de los estudiantes becados.

El jueves al mediodía, la información sobre las Becas Oportunidad fue eliminada del sitio web de la Autoridad de Asistencia Educativa Estatal de Carolina del Norte.

Traducido por Adam Dubove.

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.