Virales

Newsletter

Derechos humanos marcan primeras jornadas de diálogo entre Estados Unidos y Cuba

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Ene 23, 2015, 7:37 am

English

Durante la segunda jornada de pláticas diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba —con el propósito de cerrar una ruptura de relaciones ocurrida en 1961— los países mostraron avances en pos de establecer embajadas en cada uno de los territorios; pero tuvieron serias diferencias cuando los Estados Unidos instó a Cuba para que esta última respete los derechos humanos de sus ciudadanos, especialmente la libertad de expresión y de asociación.

Esto no fue del agrado de la delegación cubana que también expresó su preocupación por el respeto a los derechos humanos en los EE.UU., por ejemplo con casos emblemáticos como el ocurrido en Ferguson, Missouri.

El miércoles 21 de enero, durante la primera jornada —de un total de dos— de pláticas diplomáticas a puerta cerrada en La Habana entre los Estados Unidos y Cuba las delegaciones mostraron desacuerdos en las políticas migratorias que actualmente existen en los EE.UU. a favor de inmigrantes de isla, ya que para la delegación cubana, estas constituyen un estímulo para la inmigración ilegal.

La ley conocida como “pies secos/pies mojados” permite quedarse legalmente en los EE.UU. a inmigrantes que logren llegar a la costa americana; y la Ley de Ajuste Cubano les brinda residencia permanente y una visa de trabajo después de permanecer un año y un día en suelo estadounidense.

Con respecto al levantamiento del Embargo, la delegación cubana reconoció que esto está en manos del Congreso de los Estados Unidos. Ambas partes de las pláticas reconocieron que no podrán tener la misma visión en todos los puntos discutidos, pero que eso no hará que las conversaciones cesen, estos temas serán retomados en futuras reuniones.

EE.UU. tiene programas especiales de migración para cubanos; los temas migratorios a tratar son el posible retorno a la isla de exiliados cubanos que por crímenes en los Estados Unidos (35.525 personas en total) están purgando penas; y el plan especial de Reunificación de la familia cubana. Por el momento, ninguna política relativa a este tema ha sido modificada en la legislación estadounidense.

Objetivos de las conversaciones

Las pláticas diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba tienen como objetivo ser el primer paso para implementar los cambios de la relación entre ambos países, anunciados el 17 de diciembre por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el jefe de Estado de Cuba, Raúl Castro.

En esta primera ronda de negociación se espera que ambos países presenten sus condiciones para fortalecer sus relaciones diplomáticas

La agenda incluye una reunión de Roberta Jacobson, jefa de delegación estadounidense, con miembros de la sociedad civil, religiosos y líderes empresariales. Según el medio Europa Press, entre los invitados a esa reunión está Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

El 19 de enero, un representante del Departamento de Estado de EE.UU. no identificado afirmó en una teleconferencia de prensa que el gobierno estadounidense seguirá presionando a su contraparte cubana para que cumplan sus obligaciones internacionales y que respeten los derechos humanos de los habitantes de la isla, así como la eliminación de la prohibición de viaje que tienen los ciudadanos cubanos.

El funcionario estadounidense declaró que dentro de las políticas de esta presidencia se enfatiza la importancia del contacto entre ambas naciones y el incremento del comercio, sobre todo cuando esta actividad se enfoca en telecomunicaciones y en herramientas que permitan empoderar a la población cubana.

Por parte cubana, un alto funcionario cubano anónimamente declaró el martes 20 de enero a CNN que las relaciones diplomáticas entre ambos países no podrán considerarse normales hasta que el Embargo sea eliminado.

La capacidad de eliminar el Embargo no reside en una orden presidencial de Barack Obama, sino en una decisión del congreso. Tema que salió a relucir durante el Discurso del Estado de la Nación que el presidente dirigió el martes 20 de enero, el solicitó al Congreso eliminar el embargo.

De acuerdo a una nota de periódico Granma publicada el 21 de enero, la delegación cubana afirma entrar a las pláticas con un “espíritu constructivo de sostener un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo de la independencia nacional y la autodeterminación del pueblo cubano”.

“La delegación cubana enfatizará en que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en ambas capitales deberá basarse en los principios del derecho internacional refrendados en la Carta de las Naciones Unidas y en las Con­ven­ciones de Viena sobre Relaciones Diplo­máticas y Relaciones Consulares”, precisó el alto funcionario cubano al referirse de la apertura de embajadas en ambos países.

Cuba también pondrá sobre la mesa el hecho que actualmente están en el listado de gobiernos que según EE.UU. son patrocinadores del terrorismo mundial.

Las protagonistas de las pláticas entre Cuba y Estados Unidos

Ambas comisiones diplomáticas son encabezas por mujeres, la estadounidense Roberta Jacobson y su contraparte, Josefina Vidal Ferreiro.

Jacobson, es una especialista en América Latina, habiendo desarrollado su carrera diplomática en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental desde 1988, coordinando la Oficina de Asuntos Cubanos entre 1994 y 1996, así como ministra consejera de de la embajada estadounidense en Perú de 2000 a 2002.

Continúo su carrera hasta 2007 como directora de la Oficina de Asuntos Mexicanos y subsecretaria para Canadá y México hasta 2010, año que cambió a ser la subsecretaria adjunta principal del hemisferio occidental. En marzo de 2012, ascendió a ocupar su cargo actual.

Josefa Vidal Ferreiro es la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex). La diplomática cursó su licenciatura en el Instituto de Relaciones Internacionales de Rusia.

Entre 1990 a 1997 trabajó en la embajada cubana en Francia, a su retorno a la isla fue nombrada especialista principal en la Dirección de América del Norte en cancillería. Entre 2004 a 2012 ejerció como subdirectora para América del Norte del Minrex, después de ello empezó a ocupar su cargo actual.

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.