Virales

Newsletter

Yoani Sánchez: la bloguera que rompió la censura en Cuba

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Oct 4, 2016, 10:42 am
Yoani Sánchez ha dedicado su vida a defeder la libertad de expresión. (Human Rights Foundation)
Yoani Sánchez ha dedicado su vida a defeder la libertad de expresión. (Human Rights Foundation)

“Me considero una periodista que está comprometida con la libertad. Soy una periodista formada por la realidad”, “Quiero construir una Cuba plural”, “No me asustan los problemas” ha expresado la periodista y bloguera cubana Yoani Sánchez.

Sánchez es una mujer que con sus escritos y opiniones se dedica a contar la realidad cubana y así, combatir el régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro, que desde 1959 dominan Cuba, sistemáticamente violando los derechos humanos de todos los habitantes de la isla.

De la filología al periodismo

Yoani nació en 1975 en Cuba, es licenciada en filología, con especialidad en filología hispánica y literatura latinoamericana contemporánea. Su tesis fue “Palabras bajo presión. Un estudio sobre la literatura en Latinoamerica”.

Yoani salió decepcionada de la Universidad de La Habana, “al terminar la universidad había comprendido dos cosas: la primera, que el mundo de la intelectualidad y la alta cultura me repugnaba y la más dolorosa, que ya no quería ser filóloga”.

Los años pasaron, comenzó a trabajar en la Editorial Gente Nueva (manejada por el régimen), pero convencida que ese salario no la ayudaría a ayudar a mantener a su familia, pidió su baja y se dedicó a enseñarle español a turistas alemanes.

En 2002 emigró a Suiza, pero solo dos años después regresó a Cuba.

Mi madre me retiró el habla por varios meses, no comprendía por qué había regresado. Ella no comprendía que mi mente vivía en Cuba, pero mi cuerpo en Suiza. Vivía buscando noticias de la isla y pensando la manera de ayudar a los cubanos oprimidos por el régimen.

Cuba tiene una ley que establece que si un cubano permanecía fuera de su país sin permiso más de once meses este no podría volver a entrar a su país. Para poder quedarse, Yoani destruyó su pasaporte.

Sánchez había descubierto la informática. “Me di cuenta que el código binario era más transparente que la rebuscada intelectualidad y que si nunca había dado bien el latín, al menos podría probar con las largas cadenas del lenguaje html”.

 

En 2007 Yoani creó su blog llamado Generación Y. Lo ha definido como “un ejercicio de cobardía, en el que le permitía decir en este espacio lo que está vedado en mi accionar cívico”. El blog mutó a crear el medio digital 14ymedio, que vio luz el 21 de mayo de 2014.

Sánchez considera que la realidad de su país la llevó hacia el periodismo. Es la ganadora del Premio Ortega y Gasset al Periodismo en 2008 y del premio Maria Moors Cabot, otorgado por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Colombia. Ha sido una de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time y su blog, Generación Y ha sido catalogado como uno de los mejores 25 blogs del mundo según la cadena de noticias CNN.

Yoani Sánchez, la activista en pos de la libertad de expresión

Yoani cree en el poder de las redes sociales y de la palabra escrita. Con esto en mente, ella denuncia en sus escritos la falta de libertad de expresión del régimen castrista. Gracias a sus letras, ella ha sido amenazada, perseguida y agredida físicamente en su país.

Sánchez también aboga por la libertad de prensa de ella y sus compatriotas. Su periódico es inaccesible en la isla, es censurado por el Gobierno de Cuba. En él, Yoani retrata el día a día de un cubano en la isla y narra las peripecias de un cubano para hacer cosas tan básicas como pedir un pasaporte.

Antes que el régimen cubano emitiera la nueva legislación que permite a los cubanos (como si de favor se tratara) poder tener un pasaporte cubano, en su rol de activista Yoani se enfrentó por cinco años a su Gobierno, el régimen le negó la salida del país no menos de 20 veces. Por ello no pudo asistir a la entrega de su premio Ortega y Gaset. En 2013 por fin obtuvo un pasaporte.

En ningún lugar del mundo la entrega de un pasaporte debería ser noticia. Tampoco debería levantar ningún revuelo el saber si un ciudadano puede tomar un avión o no. Sin embargo, Cuba tiene la peculiaridad de la anomalía, la regularidad de lo irregular

Expresó Yoani en una de sus columnas publicadas en el periódico El País.

Yoani ha sido conferencista del Oslo Freedom Forum, una conferencia anual de apasionados defensores de la libertad, comprometidos con la promoción de los derechos humanos alrededor del mundo; reunión que es organizada por Human Rights Foundation.

Durante el Oslo Freedom, Forum de 2010, Yoani dio su charla “Abriendo una ventana a Cuba” desde su casa (en ese momento debido a la falta de un pasaporte). En ella explica que la decisión de abrir su blog le ha traído un costo personal y social muy alto, comenta como los cubanos no tienen acceso libre al internet.

“La decisión de abrir un blog en internet no fue una entre varias, fue la única posibilidad de expresión. Uso el internet en una situación límite”. Su vida cambió, dejó de ser una anónima entre la multitud. “La blogósfera es un medio escurridizo, logra penetrar en el muro de control de los regímenes totalitarios, además los blogs son contagiosos, son como una gripe. Es muy difícil callarla a un bloger”, explica Yoani.

“La revolución subterránea de Cuba” fue su charla en 2014, esta vez ya pudo visitar Oslo. En ella, Yoani explica cómo es ser periodista en Cuba. “En Cuba hay un monopolio absoluto sobre la información, de parte del gobierno. En un kiosko de noticias solo se puede comprar la información gubernamental”.

Los periodistas independientes en Cuba tienen como héroe y mejor vía de comunicación a las tarjetas USBs, ya que en ellas los cubanos transmiten la información entre sí. Su actividad no deja de ser ilegal. “(La información) es una pequeña y callada revolución que estamos viviendo los cubanos. Esta no lleva armas, lleva memorias flash. A diferencia de la revolución de 1959, esta no quiere formar soldados, sino ciudadanos”.

Los millennials

“En las redes sociales, han logrado acerca todas las partes de un territorio cuyo principal desafío diplomático sigue siendo la integración. Cansados de las siglas de tantos inútiles mecanismos regionales, han disueltos las fronteras a través de la efectividad de un Me gusta en Facebook y la compra de un producto en Amazon. Encarnan la globalización”.

Yoani está convencida que hay un cambio generacional importante en América Latina. La siguiente generación, los millennials gracias a las redes sociales, está acostumbrada a tener la información en sus dedos y en unos segundos. Según ella eso repercutirá de buena manera.

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.