Virales

Newsletter

El mar, la nueva ruta preferida de la migración ilegal a EE. UU.

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Mar 30, 2017, 12:17 pm
Los migrantes centroamericanos están volteando a ver al mar para llegar a los Estados Unidos. (La Opinión)

Debido a las presiones migratorias en tierra y las zonas controladas por los carteles de drogas, muchos inmigrantes ilegales están optando por ingresar a los Estados Unidos usando el mar y no el tren la Bestia. Cada noche decenas de migrantes bordean la costa de México, recorren Chiapas, pasan por el Itsmo de Tehuantepec hacia Veracruz y terminan en Tamaulipas.

“Por aquí salen o pasan unas tres o cuatro lanchas diarias con 15 ó 20 pollos cada una”, confirma Gabriel Ortega, concejal y mano derecha del alcalde de Mazatán, México.

Se calcula que al año 400,000 personas viajan a través de México intentando llegar a los Estados Unidos, la mayor parte de ellos salvadoreños, guatemaltecos y hondureños huyendo de la pobreza y la violencia.

“Aquí son muchos los que se dedican a eso y ya hay algunos pescadores presos”, explica un excoyote entrevistado por el periódico El País. Este excoyote también fue pescador y por muchos años se dedicó a mover centroamericanos y explica que el tráfico de personas es una alternativa a la pesca de camarón “porque el mar ya no da”.

La migración por el mar tiene varias características similares con la migración por tierra, los polleros o coyotes tienen la autoridad y el conocimiento para mover a las personas. “Que paguen los 8.000 pesos (USD $400) y listo”, dice el pollero (coyote) a través de un mensaje de audio de WhatsApp. “Y si alguno tienen miedo (…) que te paguen a ti, y si no, los tiras (envías) rodeando (por tierra) y te sale mejor” explica en un segundo mensaje.

La ventaja de usar el mar, es que los migrantes ilegales evitan los controles migratorios entre Guatemala y México. Cada persona paga entre USD $400 a  USD $800 por este servicio. Por el momento no hay cifras oficiales de la cantidad de personas que optan por el mar para entrar a los Estados Unidos. “La ruta se había mantenido oculta y se dedicaba al tráfico de droga pero en los últimos meses se ha sistematizado como una ruta para mover personas”, explica José Luis González, sacerdote jesuita que trabaja con refugiados.

En contraste, migrar usando el tren la Bestia es más difícil que antes, el año pasado el Gobierno mexicano ordeno que la velocidad del tren sea de 60 kilómetros por hora, en lugar de los acostumbrados 30. Para así dificultar que las personas aborden ilegalmente el tren en movimiento.

Fuente: El País

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.