Virales

Newsletter

Nuevos billetes no solucionan la arruinada economía venezolana

By: Aurelio Concheso - Dic 12, 2016, 8:38 am
(Versión Final) Venezuela
El Bolívar Fuerte arrancaba el 1° de enero de 2008 con lo que se llamó un nuevo “cono monetario”, en el que la moneda de mayor circulación era un billete de Bs Fuertes 100.(Versión Final)

Es la primera vez en la bicentenaria historia republicana que los venezolanos oyeron hablar  de un cono monetario fue en marzo de 2007, momento en el que Chávez y el Banco Central anunciaron, como si fuera una nueva política monetaria, que se establecía una nueva moneda denominada en ese momento “Bolívar Fuerte”.

El valor de esa nueva moneda equivalía a 1,000 de los bolívares que desde que fue establecida por Guzman Blanco en 1879, había fluctuado en paridad entre Bs 3.35 y 5.00 por dólar, hasta que el Viernes Negro de 1983 llevó a las autoridades de entonces a abrirle la compuerta a la monetización de las sucesiva devaluaciones fiscalistas que nos han traído hasta aquí.

El Bolívar Fuerte arrancaba el primero de enero de 2008 con lo que se llamó un nuevo “cono monetario”, en el que la moneda de mayor circulación era un billete de Bs Fuertes 100. Con la paridad oficial de ese momento de Bs 2.15 por dólar su valor era casi USD$ 50, y si se calculaba al dólar libre o permuta, de unos USD$ 30. Había demorado 25 años, un cuarto de siglo, para llegar al punto de tener que quitarle tres ceros a la moneda en lo que era un claro reconocimiento que después de varios fallidos intentos, Venezuela no encontraba aún el camino para estabilizar su economía.

Hoy, en menos de 10 años, ese billete, que con el típico alarde de los gobiernos petra populistas propensos a ejecutar todo lo contrario de lo que prometen, el Presidente Chávez anunciaba que “llegaría a valer $ 100”, escasamente sirve para dar una limosna. Su valor se ha pulverizado a menos de 3 centavos de dólar en el mercado libre o paralelo y 15 centavos si se toma la tasa oficial más alta, la DICOM. No podría ser de otra manera, pues de entonces acá hay, oiga bien, ¡75 veces más dinero en circulación que los que había en 2007!, y las reservas monetarias se han reducido a la tercera parte.

Es así, con el barco haciendo aguas por toda partes, con una falta de previsión que en plena temporada navideña tiene a los ciudadanos haciendo colas en los cajeros para luego hacerlas en los mercados y farmacias, con los puntos de venta colapsado al tratar de utilizarse hasta para comprar dos caramelos, que el BCV de manera improvisada por fin anuncia, sin implementarlo de inmediato, un nuevo cono monetario cuyo billete de mayor circulación sería de Bs fuertes 20,000.

Un valor 200 veces mayor al del cono que colapsa. Pero no es como para entusiasmarse mucho, pues ese billete, si es que sale en los próximos días, solo valdrá $ 5,00 a tasa libre y $ 30 a una tasa oficial a la que solo los enchufados acceden.

No hay que ser pitoniso para pronosticar que pronto será necesario quitarle tres ceros al Bolívar de hoy con una nueva moneda, que por cierto sería bueno tuviera un nombre distinto al del Libertador, para no seguirlo asociando injustamente con las políticas monetarias fallidas que nos han traído hasta aquí.

 

Y para quienes se pregunta hasta cuándo podrá seguir esta locura, la respuesta es hasta que haya una verdadera reforma monetaria, que, o bien dolarice la economía, o que ate la moneda local a unas regla que prohíba  taxativamente la impresión alocada de circulante.

De lo contrario podemos mirarnos en el espejo de Argentina cuyo Peso Moneda Nacional circuló con una fortaleza que recuerda nuestro Bolívar de antaño desde 1881 hasta 1969. A partir de ese momento, en el que se le quitaron dos ceros, hubo tres moneda adicionales hasta llegar al Peso Convertible de hoy.

Para cuando ese entró en circulación, había sido necesario eliminarle 13 ceros a las sucesivas monedas en un lapso de 23 años. Cualquier similitud con lo que sufren los venezolanos de hoy no es casual, sino producto de la empecinada aplicación continuada de políticas económicas erradas.

 

Aurelio Concheso Aurelio Concheso

Aurelio F. Concheso es venezolano, ingeniero mecánico graduado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), empresario y moderador del programa radial de economía “La Otra Vía".

México ya ha gastado USD$ 50 mil millones en una guerra fallida contra las drogas

By: Elena Toledo - @NenaToledo - Dic 12, 2016, 8:20 am
guerra contra las drogas

Una década de guerra contra las drogas ha tenido un alto costo para México, y no solo en vidas humanas que hasta este 2016 se alcanzan los 186 mil muertos, sino también en presupuesto, ya que este ha sido de USD$50.000 millones con lo que han intentado garantizar seguridad para la ciudadanía, sin embargo, esto ha sido insuficiente y no se ha podido evitar que civiles sean afectados. 10 días después de que el entonces presidente de México, Felipe Calderón, asumiera las riendas de ese país, declaró la guerra contra las drogas, ya que en ese momento el país azteca comenzaba a ser azotado por ese flajelo. Desde ese momento, tanto militares como agentes de la Marina salieron a las calles de ese país con el fin de erradicar sembradíos de droga, así como para incautar armas y narcóticos, detener a operadores de cárteles del narcotráfico que en ese momento eran el de Sinaloa, de Juárez, de Tijuana, del Golfo, La Familia Michoacana y el Cártel del Milenio. Lea más: Más adictos, cárteles y muertos: el saldo de una década de lucha contra las drogas en México Lea más: Cárteles mexicanos siguen siendo la principal amenaza criminal para EE.UU. Sin embargo, todo el desplazamiento militar y las grandes cantidades de recursos económicos invertidos en esta guerra contra las drogas no han sido suficientes para parar las decenas de miles de muertes a causa de este mal. Para Alejandro Hope, especialista en temas de seguridad, hace falta una base de datos que detalle los homicidios relacionados con el combate al narcotráfico, ya que estos se deben a la poca investigación que realizan las autoridades correspondientes: "No ha habido un compromiso de fondo con la investigación de los homicidios" señala. Hope también considera que el gobierno federal debe hacer presión para que se de una constante capacitación a los órganos policiales. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1459522593195-0'); });   A inicios del año 2013 desapareció la Secretaría de Seguridad Pública Federal y la responsabildiad por el combate a la inseguridad lo asumió la Secretaría de Gobernación quien es actualmente la encargada de formular y llevar a cabo políticas, programas y acciones para garantizar la seguridad pública de México. A esta secretaría se le asignó un presupuesto para esta Función Seguridad Pública que provienen de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), estos fueron miles de millones de dólares que no pudieron contener al crimen organizado, y que anualmente desde el 2014 este presupuesto ha incrementado hasta llegar a ser aproximadamente de USD$ 7.500 millones al año. Para esa actividad el presupuesto del 2016 destinó USD$ 850 millones, lo que se suma a lo invertido en los últimos diez años y resulta ser USD$ 50,000 millones que aún no dan los frutos esperados. Fuente: El Universal

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.