Virales

Newsletter

¿Por qué hay tan pocas mujeres anarcoliberales?

Por: Belén Marty - @belenmarty - Ene 13, 2015, 5:01 pm

Español

Solo el 1% de quienes respondieron a una encuesta llevada a cabo entre los miembros del grupo Anarcocapitalismo, en el popular foro en línea Reddit, son mujeres. PanAm Post habló con mujeres libertarias para conocer su opinión sobre por qué la encuesta reflejó tan poca participación femenina.

La encuesta anónima, organizada por el usuario Andkon, preguntaba, entre otras cuestiones, acerca de la edad, la preferencia política, la educación alcanzada, el grado de odio al Estado, las creencias religiosas, la posibilidad de cooperar con otros anarquistas, la posesión de alguna moneda digital, y si había participado en el servicio militar o trabajado para el Estado.

Los resultados de la encuesta, también publicados en Reddit, uno de los sitios más visitados de la web, indicaron que entre los 625 que contestaron las preguntas, un 72% afirmaron no ser religiosos, seis de cada 10 poseen bitcoins y uno de cada cinco posee dogecoins (dos monedas digitales). Ademas, el 45% fundamenta su anarcocapitalismo combinando razones tanto deontológicas como utilitarias.

El anarcocapitalismo o anarquismo libertario es una filosofía política que sostiene la eliminación del Estado, la defensa de los derechos individuales, y aboga por la provisión de los servicios en una sociedad mediante relaciones voluntarias, inclusive las carreteras, la seguridad,  y la administración de justicia.

"¿Coincide el género que le al nacer con sus sentimientos actuales sobre el género? El 1% respondió que si, y que es mujer.
“¿Coincide el género que le al nacer con sus sentimientos actuales sobre el género? El 1% respondió que si, y que es mujer. (Captura de pantalla)

¿Por qué hay tan pocas mujeres libertarias?

Gabriela Romano, administradora de la pagina de Facebook Mujeres Liberal-Libertarias, también considera que son pocas las mujeres de esta tendencia política, porque todo el sistema de soporte con el que cuentan las mujeres ha quedado, descompensadamente, en manos del Estado, sin alternativas privadas.

“Guarderías, subsidios, pensiones, alimentos, educación, salud, son asuntos que preocupan constantemente a las mujeres que son madres (y a las que no también) y carecen por completo de una percepción apropiada acerca de alternativas viables para acceder a esos bienes y servicios si no es desde el paradigma de la dependencia estatista”, dijo Romano.

La administradora confirmo que 40% de los que siguen la página son hombres y 60% mujeres, dentro un total general de 4.587 seguidores.

Del total de seguidores, la mayor concentración se encuentra entre los 18 y los 24 años (20%), seguido por el grupo de 25-34 años (el 17%), el de 35-44 (un 10%) y el resto se reparte en un 3% para el grupo de 13 a 17 años y el 10% restante en el grupo de 45 años en adelante.

“Si tomo en cuenta los mensajes que me llegan por correo, hay muchísimas que se acercan a la página, primeramente, porque les gustó alguna frase ‘neutra’. Es decir, no de economía ni de política sino algo no relacionado con el pensamiento libertario. Y se quedan, y están de acuerdo (no en todo tal vez) con el resto de notificaciones que les empiezan a llegar, y me piden capaz que les tire alguna referencia de libertarianismo básico”, explica Romano.

Para ella el pensamiento libertario requiere de una mínima comprensión de la economía, “y en este campo, lo poco que las mujeres manejan (las pocas que han leído algo) viene de lo que hegemónicamente impone el mainstream”.

Además, indicó que otras mujeres llegan y permanecen porque les han dicho que en la página siempre aprenden algo. “Y ahí sí me parece que hay una clave muy femenina: yo cuido muchísimo, por lo general, que el perfil de los contenidos sea didáctico. No me interesan ni los debates a las piñas, ni tolero las agresiones ni el vocabulario pendenciero. Tal vez sea una tontería, pero la página no es un espacio de beligerancia argumental encendida (algo que sí veo que suele suceder en otras páginas afines), sino fundamentalmente didáctico”, precisó la argentina que reside en Sudáfrica.

La clave, para ella, está en que las mujeres tienden a escaparse del tipo de dinámica de “medición fálica” en la que tanto les gusta meterse a los hombres. “Y no porque no sean pendencieras ni porque carezcan de argumentos, sino porque se inhiben mucho más rápido, los varones son feroces para descalificarlas, y no todas soportan los maltratos verbales”.

"Pienso, por eso soy peligrosa" dice la portada de Mujeres Liberales-Libertarias en los tradicionales colores anarcocapitalistas. (Facebook)
“Pienso, por eso soy peligrosa” dice la portada de Mujeres Liberales-Libertarias en los tradicionales colores anarcocapitalistas. (Facebook)

Cada vez más mujeres libertarias

Por su parte, la reconocida activista Julie Borowski, más conocida como Token Libertarian Girl, le indicó a PanAm Post que la proporción de hombres y mujeres en los círculos libertarios sigue siendo desigual.

“Esto no es inusual entre las subculturas más marginales. Sin embargo, el número de defensores de las libertades femeninas está creciendo en términos absolutos. Al aceptarse el liberalismo cada vez más, la filosofía política está atrayendo a una amplia variedad de personas. He sido una libertaria activa durante unos ocho años y ya no soy la única ‘chica libertaria’ en eventos libertarios. Estamos viendo más mujeres adoptar la etiqueta y convertirse abiertamente”, comentó.

Por su parte, Whitney Neal, directora de Marketing del Instituto Bill of Rights cree que son muchas las mujeres que por sus creencias y principios son libertarias pero no necesariamente se dan cuenta de ello.

“Los libertarios son un grupo tan diverso y que a menudo son retratados por los medios de comunicación de manera poco halagadora, que alejan a la gente —no solo las mujeres— de la posibilidad de identificarse con nosotros”, afirmó Neal.

“Creo que es nuestro trabajo —como mujeres libertarias— involucrarnos para llevar la antorcha de la Libertad. También debemos ser mejor, como los amantes de la Libertad, en la forma en que manejamos las preguntas y los desacuerdos. A menudo veo gente que le hacen muy buenas preguntas a un libertario y la respuesta es más defensiva que acogedora, lo que puede ser intimidante”, precisó.

Editado por Adam Dubove y Elisa Vásquez.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.