Virales

Newsletter

Surge iNation, porque el Estado necesita competencia

Por: Belén Marty - @belenmarty - Mar 11, 2015, 11:43 am

English“¿Qué es una nación?” se pregunta David Mondrus. Junto con su CCO Nathan Wosnack, Mondrus fundó en febrero un nuevo proyecto basado en la tecnología de cadena de bloques llamado iNation, una empresa que “competirá con el Estado” en la provisión de algunos servicios públicos.

Wosnack y Mondrus solían ser parte de un proyecto similar, Bitnation, pero luego de continuos desacuerdos con su fundadora Susanne Tarkowski Tempelhof, decidieron renunciar. Meses después, están presentando su propio emprendimiento global, desde Estados Unidos.

“iNation es uno de los primeros servicios de almacenamiento descentralizado y criptográficamente seguro en el mundo”, asegura la página web, y continúa: “iNation es una de las primeras empresas en abordar el futuro desacoplamiento de los servicios proveídos por el Gobierno.”

Su plan es comenzar a operar dentro de un año y terminar una versión de prueba para fines marzo, mientras se dedican a conseguir capital de inversionistas acreditados.

Hablan apasionadamente de su proyecto, pero matizan su entusiasmo con objetivos realistas: “No prometemos algo hasta que lo podamos entregar efectivamente”. Con estas palabras esperan distanciarse de Bitnation: “Queremos asegurarnos de que las expectativas sean modestas.”

Mondrus y Wosnack hablaron con PanAm Post sobre su proyecto: los desafíos, la inversión, la filosofía detrás de este, y los beneficios de la emergente tecnología de cadena de bloques (blockchain).

¿Cómo pueden explicar en términos sencillos una nación informática? ¿Qué significa exactamente?

David: Bueno, empecemos por preguntarnos qué es una nación. Hay tres temas distintos que abordar: hay naciones, hay gobiernos y hay territorios. Son todos distintos. Para mí, una nación no es el Gobierno ni la ubicación física donde uno vive. Ya no.

Solía ser así, pero ahora una nación es la gente que piensa como tú.

Debido a que internet permite una comunicación mundial libre, con sitios como Facebook… ahora podemos escoger las personas con quien decidimos asociarnos. Eso, creo yo, es el concepto de nación en el siglo XXI.

Nathan: Me recuerda en cierta forma al manifesto hacker, y cómo hablan acerca de que ellos no juzgan a las personas por el color de su piel o su nacionalidad, Estado o religión. Se considera más bien tu inteligencia, o lo que sabes, o cómo trabajas.

¿Ofrecerán algún servicio público tradicional?

David: Sí, por supuesto. La idea detrás de iNation es que separará al Gobierno de la gobernanza. Queremos un Gobierno porque nos permite tener un centro donde todos acordemos ciertas informaciones, [por ejemplo] quién está casado con quién, quién posee esa casa, etc. Pero en los últimos 20 años, si no más, esa confianza que depositamos en el Gobierno ha sido quebrantada por crisis bancarias y de hipotecas. El punto central aquí es: los Gobiernos son monopolios, y nosotros queremos entrar a competirles.

En mi viejo condado hay un juzgado con un registro de matrimonios, pero no es muy bueno. Es muy local, sus datos son difíciles de acceder y participar en ese registro es complicado. Entonces, ¿por qué no tener un registro internacional de matrimonios?

Nathan: Supongamos que el juzgado sufre un incendio y pierde todos los datos, o si se va a la bancarrota. Esos datos se pierden para siempre, y ya no existe una forma de verificarlos. Con iNation ofrecemos una manera descentralizada, segura y que no depende de la confianza en nadie para mantener a salvo la información.

David: Es increíblemente importante poder almacenar información en un lugar donde no se le pueda tocar. Ahora hay una guerra en el este de Ucrania, y como ucraniano esto me toca de cerca. Uno de los [supuestos] crímenes de guerra es que las personas se vieron obligadas a entregar sus escrituras y títulos de sus autos, casas, bajo amenazas de muerte.

Bueno, si se hace eso pero los datos están fuera del país, en el futuro se podría obtener algún resarcimiento. Tanto las Naciones Unidas como el Fondo Monetario Internacional han expresado interés en sistemas como este.

¿Quién es su público meta?

David: Tenemos varios potenciales clientes. A diferencia de Bitnation, nos enfocamos en el mundo desarrollado. Creemos que todavía hay mucho mercado en Estados Unidos, Canadá y Europa Occidental para ofrecer servicios que los Gobiernos de hoy proveen deficitariamente. Creemos que todavía hay un gran mercado allí. Nos centramos en cuatro sectores específicos: casamientos, escrituras, testamentos y educación.

Los casamientos son algo fácil. [Mi esposa] Joyce y yo nos casamos en la blockchain. Pensamos que todos deberían casarse así. En cuanto a educación, se trata del almacenamiento de tu diploma. Los testamentos también son fáciles. Mi madre siempre dice “si algo me pasa, llama a esta mujer, ella tendrá toda la información”. Pero sería mejor si esa información estuviera disponible en las nubes, encriptada y segura.


https://twitter.com/atout31/status/518809193688887296
“El primer casamiento en la blockchain. Un primer paso en la descentralización de la autoridad estatal para aprobar el amor”.

Nathan: Mi madre de 60 años y pico no tiene idea sobre la tecnología. Es una señora adorable, pero no lo entiende. Creo que existe una gran oportunidad si logramos crear una plataforma que acorte la distancia entre los especialistas técnicos y la persona común.

¿Cuáles son sus mayores desafíos?

Nuestro mayor reto es la financiación. Por el momento nos financiamos nosotros mismos: somos modestos y hacemos lo mejor que se puede con los recursos que tenemos. Nos enfocamos precisamente en desmitificar todo esto, hacerlo más fácil de entender al hombre común y crear valor para las personas que necesitan algo como esto.

La razón por la que deseamos centrarnos en el mundo desarrollado es porque sabemos que todo esto lleva mucho tiempo. Se necesitan muchos años para que los Gobiernos reconozcan el estatus legal de varios tipos de información. Necesitamos asegurarnos de ser autosostenibles y de contar con los fondos para poder seguir por cuanto tiempo sea necesario.

¿Cuál es la diferencia principal entre iNation y Bitnation?

David: Bitnation se centra en el mundo en desarrollo, [como] África, y eso es genial. Llevará mucho tiempo, y es muy difícil de lograrlo sin fondos importantes. Es crucial que primero uno adquiera impulso, fondos y algún nivel de ganancias para poder continuar indefinidamente. No veo eso como parte de su estrategia, o parte de su plan.

Nathan: [Tenemos] un liderazgo diferente, un foco diferente en un mercado distinto, y nuestros fondos provendrán de inversionistas acreditados en Estados Unidos, Canadá y otros lugares. También contamos con un equipo distinto. Tenemos un equipo consultor de médicos, matemáticos, y gente con experiencia en finanzas. También tenemos un equipo de desarrollo que incluye a programadores y diseñadores.

Hay 7,12 mil millones de personas en el mundo; hay espacio suficiente para dos organizaciones que se enfocan en mercados distintos.

¿Cuál es su respuesta a quienes dicen que la idea es buena, pero que no estamos listos todavía?

David: Tengo la respuesta perfecta a eso: “Uno nunca está del todo listo. Uno lo hace cuando se está lo suficientemente listo”.

Traducido por Daniel Duarte.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.