Virales

Newsletter

¿La economía de mercado es coherente con el catolicismo?

Por: Belén Marty - @belenmarty - Mar 19, 2015, 10:15 am

¿En que se relacionan los valores cristianos con un gobierno limitado? ¿Es compatible una libertad religiosa con una libertad económica y política? ¿Hay progreso sin libertad? El Insituto Acton Argentina auspició este miércoles una conferencia internacional con más de 200 profesores universitarios, líderes de la sociedad civil, sacerdotes, seminaristas, y estudiantes en las que buscó responder a estas cuestiones.

El evento, que se realizó en la Universidad Católica Argentina, apuntó a debatir entre los líderes católicos actuales y futuros la relación, “inexplorada por el clero”, entre la fe, la libertad religiosa y la libertad económica.

“Acton espera estimular una reflexión más profunda entre los católicos y cristianos sobre los modos en que estas formas de libertad pueden complementarse mutualmente y generar una comprensión más amplia de la libertad”, indicaron desde el instituto.

Gabriel Zanotti, uno de los cuatro conferencistas y cofundador del instituto, conversó con PanAm Post sobre la libertad religiosa y sobre su deseo de conciliar la economía de mercado y el catolicismo.

“Esa conciliación es muy difícil ya que históricamente la doctrina social de la iglesia ha sido identificada con el partido Peronista y eso es un grave error”, expresó el doctor Zanotti.

Para él, el mercado en sí mismo no tiene nada de contradictorio con el catolicismo, sino que usualmente “se confunde al capitalismo con el capitalismo de amigos, en el cual existen privilegios y prebendas entre empresarios del Gobierno”.

Defendió asimismo los dichos del Papa Francisco, quien criticó al capitalismo, ya que para Zanotti, en realidad, “el Pontífice estaba haciendo alusión a la definición de capitalismo como el capitalismo de amigos”.

Gustavo Hasperué, secretario académico del instituto, precisó que no hay incompatibilidad entre el modo liberal clásico de entender la organización social y los valores morales del cristianismo.

Por su parte, Guillermo Covernton, profesor y asistente del evento, resaltó el punto de vista de la conferencia. En Argentina, insiste Covernton, el instituto investiga cuestiones de la economía de mercado en una sociedad abierta con principios republicanos y por eso, en este país, esa mirada suele asociarse a personas agnósticas o a individuos liberales clásicos que no tienen aproximación a la religión católica.

La nicaragüense encargada de los proyectos de Acton Institute, Anielka Olson, fue la última conferencista de la tarde. La exministra de Turismo de su país abordó la última iniciativa de la organización: PovertyCure (La Cura a la Pobreza).

El objetivo de este proyecto audiovisual es cambiar la manera en que los individuos piensan sobre la pobreza. “Quiero invitar a la audiencia a pensar nuevos modelos para salir de la pobreza, que tengan que ver con la iniciativa empresarial y con permitirle a las personas que ellas puedan proveer a las personas por sí mismas”, indicó.

Añadió que el enfoque de la propuesta es que el ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios, y con una responsabilidad de cuidar por su familia.

“La creación de empleos es parte de la solución”, explicó. Entre otros lugares, precisó que visitaron una villa miseria en Argentina donde no hay títulos de propiedad; y que en todos esos lugares la gente pedía “acceso al mercado”.

Para salir de la pobreza, resumió, es necesario un Estado de Derecho, un acceso a la justicia de forma equitativa (que no dependa de a quién uno conozca), y la posibilidad de obtener un título de propiedad.

En cuanto a la relación entre gobierno limitado, progreso y valores cristianos, el profesor Mario Silar, investigador del Instituto Acton, respondió que el cristianismo entiende por un lado al hombre como un ser creativo, con libertad en un sentido amplio. Según él, el cristianismo sienta las bases para hacer “de tu vida, tu destino”.

En este sentido, explica, un gobierno limitado es compatible con el cristianismo porque “un gobierno limitado no se mete en la vida de cada individuo”. Un gobernante cristiano deberá tener —además de un fundamento jurídico de limitarse— un fundamento teológico. “Si esta persona tiene dignidad y libertad yo no puedo decirle que es lo bueno para él”.

Explicó asimismo que un gobierno limitado permite el progreso. “Solo en condiciones de libertad, los seres humanos pueden ver esas oportunidades específicas que puedan generar su mejora vital y eso va llevando al progreso de la sociedad”, exhortó.

En una cartas encíclicas el Papa Francisco rechazó la teoría del derrame. Sobre esto, Silar dijo que no siempre el mercado soluciona todo. “Sería hacer una versión simplista de la teoría de la mano invisible”.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.