Virales

Newsletter

La hipocresía del hijo de Fidel: relax en lujoso hotel en Turquía

Por: Belén Marty - @belenmarty - Jun 30, 2015, 11:02 am
El hijo de Fidel Castro, Antonio Castro, vive como un capitalista a costa del hambre de su pueblo (Cubaindependiente)
El hijo de Fidel Castro, Antonio Castro, vive como un capitalista a costa del hambre de su pueblo (Cubaindependiente)

Atención. Este artículo no se le recomienda a personas con problemas cardíacos y puede generar síntomas como ira, indignación, nauseas, desmayos, falta de apetito y problemas respiratorios. Como dice el dicho: “el que avisa no traiciona”.

Medios de Turquía fotografiaron a Antonio Castro, médico cirujano ortopédico de 46 años, e hijo del comandante y dictador Fidel Castro, en el exclusivo balneario de Bondrum, junto a una comitiva de 12 personas.

Todos ellos, incluido el hijo del gurú comunista, se alojaron distribuidos en cinco habitaciones de un lujoso hotel cinco estrellas. Pero eso no fue todo: llegaron a Turquía desde la paradisíaca isla Mykonos, en Grecia, en un yate de 50 metros de eslora.

Una sola habitación por una sola noche en esos hoteles cuesta unos US$1.000 (US$1.121). Teniendo en cuenta que el sueldo mensual promedio en Cuba es de US$20, se necesitarían 56 salarios mínimos para poder costear una noche en la lujosa habitación. Es decir, un poco más de cuatro años y seis meses tendría que trabajar un cubano promedio para pagar una sola noche del hotel donde se hospedó Tony Castro. Y todo eso sin contar alimentos, transporte y entretenimiento.

¿Y la igualdad tan pregonada por el comunismo?

El comunismo no aplica a la elite gobernante ni a los familiares. Con esto quiero decir que no tiene absolutamente nada de malo gastar esa cantidad de dinero en un hotel lujoso o comprarse los yates con lo último de la tecnología si uno se ganó ese dinero trabajando o de cualquier otra manera lícita. Aquí lo que indigna es la hipocresía.

Molesta al ciudadano de a pie ese doble discurso del “acato pero no obedezco” y del que “está mal que otros consuman, pero yo puedo consumir tranquilo”.

El miércoles, los custodios de Tony Castro, quien también es vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol y presidente de la Federación de ese deporte en Cuba, notaron la presencia de periodistas durante una recorrida nocturna y los increparon.

Tan relajado debía estar el hijo del dictador por su presencia en Turquía que uno de los guardaespaldas le pegó una trompada en la cara. En vez de utilizar violencia para impedir más grabaciones o fotografías, lo que debería empezar a hacer Castro es dejar la doble moral de lado.

Bondrum es una ciudad portuaria ubicada al sudoeste de Turquía, conocida por sus excelentes playas, los lujosos hoteles, antiquísimas ruinas y una vibrante vida nocturna.

Pero Tony Castro no es la única manzana podrida del árbol. Fidel Castro Díaz-Balart, hijo también del revolucionario, estuvo en febrero pasado de fiesta con Paris Hilton y Naomi Campbell durante un festival en Miami. Lo curioso es que el padre de Paris Hilton era dueño de uno de los primeros hoteles en ser nacionalizados por el régimen castrista.

El hijo de Castro tomó fotos con iphones, posó para la prensa al mejor estilo rockstar y comió un completo banquete. Nada que hacer con la libreta de racionamiento ni la vida socialista que difunden desde el poder político.

Ninguno de ellos dos parecería estar muy preocupado por cumplir con la moral socialista bien explicada en la Constitución cubana.

La defensa de la patria socialista es el mas grande honor y el deber supremo de cada cubano”, dice el artículo 65 de dicha Constitución. ¿Será que los hermanos Castro obedecen al deber supremo de defender al socialismo con los goces que ofrece el capitalismo?

Si esto es así, habría que advertirle, entonces, a los miles de cubanos en la isla, que el hijo de su comandante está jugando al capitalista con el sudor de la frente de todos ellos.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.