Virales

Newsletter

Informe concluye que Oswaldo Payá fue asesinado por agentes cubanos

Por: Belén Marty - @belenmarty - Jul 23, 2015, 11:47 am
sda
La HRF presentó el informe las 9.30 horas en la Universidad Georgetown en Washington DC, Estados Unidos. (Twitter Rosa María Payá)

EnglishCon el objetivo de destacar las imprecisiones e inconsistencias de la investigación oficial, La Human Rights Foundation (HRF, por sus siglas en inglés) presentó en la mañana del miércoles 22 de julio un informe independiente en la universidad de Georgetown, Washington DC, que determinó que no se trató de un accidente.

El informe de la ONG concluye que “la evidencia, que fue deliberadamente ignorada, sugiere de manera contundente, que  los eventos del 22 de julio de 2012 no fueron un accidente, sino el resultado de un choque causado por agentes del Estado cubano, actuando con la intención de matar a Oswaldo Payá”.

Los activistas y disidentes políticos cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, miembros del Movimiento Cristiano de Liberación, murieron el 22 de julio de 2012 en un controversial accidente de tránsito en el este de la provincia de Granma.

A cargo de la presentación del documento legal estuvieron Javier El-Hage, abogado de la Fundación, Rosa María Payá, hija del fallecido activista, y Carl Gershman, de la Fundación Nacional para la Democracia.

Oswaldo Payá peleó por la libertad de expresión y de asamblea. (Wikipedia)
Oswaldo Payá peleó por la libertad de expresión y de asamblea en Cuba. (Wikipedia)

El informe documenta diversas violaciones al debido proceso, “incluyendo las cuentas condenatorias de testigos, una autopsia muy inadecuada, y otras piezas clave de evidencia, que fueron pasadas por alto por el sistema judicial cubano”, dice el texto.

Rosa María Payá dijo en una entrevista televisiva que, irónicamente, los únicos interlocutores ahora mismo son los presuntos asesinos de su padre.

El presidente de HRF, Thor Halvorssen, dijo a través de un comunicado, que la publicación de este minucioso informe trae a la luz nueva evidencia, y espera que ayude a la familia Payá en su búsqueda de justicia y de la verdad.

“Oswaldo Payá fue el más destacado activista en favor de la democracia latinoamericana de los últimos 25 años, y fue asesinado bajo sospecha de juego sucio en el único país totalitario del hemisferio occidental. Sin embargo, son pocos los líderes políticos, medios de comunicación, y organizaciones no gubernamentales de todo el mundo que se han preocupado lo suficiente para insistir en una investigación independiente sobre la muerte de Payá “, aseveró Halvorssen.

La HRF aseguró que el conductor del auto que llevaba a Payá, el español Ángel Carromero fue llevado luego del choque en custodia al hospital para luego ser trasladado a prisión. A pesar de que fue sentenciado a cuatro años de prisión por la justicia cubana, cuando llegó a suelo español en diciembre de 2012, rechazó todas sus declaraciones anteriores hechas en la isla, incluidas aquellas autoincriminadoras que dejó en un video.

El informe aclara que luego de analizar toda la evidencia, Carromero fue forzado a grabar ese video autoincriminador, y que la Fiscalía cubana ignoró las quejas realizadas por la familia de Payá.

Según el documento, Carromero no tuvo acceso a ningún abogado por varias semanas. Posteriormente tuvo que contratar a abogados del Gobierno cubano, que además están obligados a defender la Revolución y sostener el ejemplo del comandante en jefe, Fidel Castro.

“La mejor evidencia disponible, que fue ignorada deliberadamente por el Poder Judicial de Cuba, sugiere fuertemente la responsabilidad directa del Gobierno en la muerte del señor Payá y el señor Cepero”, concluyó El-Hage. Agregó que la evidencia señala que el accidente automovilístico fue, en realidad, causado por agentes del Estado cubano.

El martes 21 de julio, Rosa María Payá intentó ser atendida en la flamante embajada cubana en Washington DC para poder entregar una carta dirigida a Roberto Morales, el ministro de Salud de Cuba. En la carta le pide, como es su derecho, una copia de los informes forenses de su padre y de Cepero.

Payá, quien también es una activista por los Derechos Humanos, denunció en su Twitter que la embajada no solo no la recibió sino que mandaron un patrullero.

“El despotismo se llama diplomacia”, dijo a través de la red social.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.