Virales

Newsletter

Columnista de Ecuador debe pagar US$46 mil por “daño moral” a Correa

Por: Belén Marty - @belenmarty - Jul 27, 2015, 3:41 pm

EnglishLa justicia de Ecuador sentenció al psiquiatra y columnista Miguel Palacios Frugone, a pagar US$40 mil al presidente Rafael Correa, como indemnización por daño moral. El médico, que planea apelar, deberá acatar la orden a pesar de que él fue quien demandó civilmente al mandatario inicialmente, por haberlo llamado, entre otras cosas, “violador” en su programa de television semanal.

El juez nacional Wilson Andino había rechazado, por un lado, la demanda que Palacios había hecho en 2010 “por falta de pruebas”; y por el otro aceptó la contrademanda presentada por Correa contra 20 artículos publicados por Palacios en el sitio Desde Mi Trinchera.

Por dos de esos 20 artículos, el juez falló a favor del presidente de Ecuador el 1 de julio, por lo que Palacios deberá pagar US$20 mil por cada artículo considerado ofensivo, más US$6 mil por las costas procesales del jefe del Estado ecuatoriano.

Los polémicos artículos se titulan La loca pelucona, de octubre de 2008 y Mis razones, de agosto de ese mismo año. Los abogados del presidente aseguran que Palacios tildó al Jefe del Ejecutivo de “maltratador de mujeres”.

En el “Enlace sabatino” (el programa de televisión nacional del presidente) número 97, del 29 de noviembre de 2008, Correa se refirió a Palacios como “mafioso, aniñadito (rico) de Urdesa (Urdesa es un sector comercial de clase media acomodada de Guayaquil), violador, perro de los socialcristianos, farsante, ladrón y evasor de impuestos”.

Por esto, Palacios escribió una columna en enero de 2009 en respuesta a cómo se sintió al haber sido citado por el mandatario en cadena nacional.

“Te recuerdo que eres mi empleado. Trabajas para mí, porque yo soy tu mandante y no te pago un sueldo para que insultes a todos los que no piensen como tú. Por eso te conmino a que me des disculpas públicas. Si no lo quieres hacer, por lo menos ten la hombría de venir a decirme tus calumnias frente a frente”, sentenció.

Además, indicó que realizó los informes pertinentes en todos los tribunales del país donde demuestra que él no fue ni está acusado de violación.

“Lamentablemente la única voz que escucho es a la de mi conciencia y para callarme tendrás que matarme”, sostuvo. Añadió: “también te pido que ya no intervengas mi teléfono, ni me mandes a los del SRI disfrazados de pacientes para ver si doy recibos… pierdes tú tiempo.”

Palacios, quien es psiquiatra especialista en Neurofisiología, demandó al presidente por injurias difamatorias contra su honra y buen nombre que le han causado “incontables perjuicios y sufrimientos psiquiátricos, por el impacto que tuvieron esas declaraciones en el pueblo guayaquileño y del país en general”.

Correa, por su parte, contestó esa demanda y dijo que desestimaba “de manera categórica la presentación de la misma, por cuanto no tiene fundamento legal ni moral el demandante para prosperarla”.

El magistrado que dictó la sentencia consideró que el derecho a expresarse libremente está supeditado al compromiso personal, “porque las expresiones sin responsabilidad pueden conducir a aseveraciones o escritos que sobrepasan los límites del derecho a la libertad de expresión, lesionando el derecho de otras personas”.

La defensa de Correa apeló la sentencio del juez por considerarla insuficiente, y para que se consideren la totalidad de los 20 artículos como pruebas del presunto daño moral contra su persona.

Otros casos contra la Libertad de Expresión

La ONG Fundamedios reporta semanalmente diversos casos contra la libertad de expresión y la libertad de prensa. Entre los últimos ataques a la prensa que difundió esta ONG ecuatoriana están la obligación al diario El Comercio de publicar réplica a pedido del ministro de Comunicación Fernando Alvarado; la imposibilidad de cubrir ciertas noticias; agresiones e insultos verbales contra periodistas o medios de comunicación y la denuncia de agresiones físicas al periodista Christian Zurita.

Sobre este último caso, el director de la ONG, César Ricaurte, sostuvo que “se trata de hechos especialmente graves, pues los agresores actúan con alevosía, a plena luz del día y ante la mirada pasiva de los policías que supuestamente guardaban el orden en la Plaza Grande de Quito”.

Concluyó: “no quisiéramos registrar este ataque como otro en el largo historial de agresiones a la prensa en el Ecuador sin que las autoridades actúen, lo cual configura un clima de absoluta impunidad cuando se ataca a periodistas”.

Belén Marty Belén Marty

Periodista nacida en Buenos Aires. Vivió en Guatemala, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Actualmente está cursando una maestría en Economía y Ciencias Políticas en ESEADE. Ferviente defensora de la libertad. Síguela en Twitter: @BelenMarty.