Servir y reprimir: La brutalidad policial de la mano de la discriminación en los Estados Unidos

0

English Imagina que estás disfrutando de una reunión familiar. La música está un poco alta, tal vez hay karaoke. Luego un vecino llama a la comisaría para quejarse por el volumen de la música.

¿Qué te parece que puede ocurrir?

A) La policía nunca aparece; están muy ocupados arrestando asaltantes y vigilando calles oscuras.

B) Uno o dos oficiales pasan por tu casa a pedirte amablemente que bajes el volumen del estéreo.

C) Media docena de policías armados hasta los dientes invaden tu hogar por la puerta trasera, rocían con gas pimienta a los niños, pegan culatazos a tus parientes y le disparan cinco veces a tu abuela con una pistola eléctrica.

Si eres un Latino en los Estados Unidos, probablemente sabes qué respuesta es más probable, dada la creciente brutalidad policial y presunción criminal por meros rasgos raciales.

“La familia dijo que la policía le disparó a la abuela de 54 años mientras estaba sentada sin hacer nada malo. La señora no habla inglés y no entendía qué querían los oficiales,” informó Daily Caller.

Comentarios