Virales

Newsletter

¿Por qué ardió el Congreso de Paraguay? Entienda el “golpe parlamentario”

Por: Daniel Duarte - @dduart3 - Abr 4, 2017, 5:40 pm
golpe parlamentario en Paraguay
Manifestantes avanzaron hasta el Congreso de Paraguay y lo incendiaron. (Twitter)

Desde el viernes 31 de marzo una imagen de Paraguay ha recorrido el mundo: el Congreso Nacional ardiendo en llamas.

La tensión alrededor de un proyecto reeleccionista encontró su válvula de escape en el predio legislativo y propiedades del centro de Asunción. Todo esto mientras se desarrollaba una importante reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con cientos de empresarios y ministros donde el Gobierno presentó ante el mundo la “marca país“.

Aquí les contamos lo que hay detrás de la crisis política en Paraguay.

 ¿Por qué protestaban los paraguayos frente al Congreso?

Los manifestantes salieron a las calles contra una irregular jugada política para modificar la Constitución.

El actual mandatario Horacio Cartes (2013-2018) y el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), del partido conservador Asociación Nacional Republicana (ANR) y el izquierdista Partido Frente Guasu (FG), respectivamente, quieren habilitar la reelección presidencial.

Un grupo de 25 senadores (de un total de 45) presentó y aprobó ese mismo día un proyecto de enmienda constitucional.

La indignación venía arrastrándose desde el martes, cuando los mismos legisladores conformaron un Senado “paralelo”: desconocieron al presidente del Senado y decidieron sesionar en una oficina fuera de la sala de sesiones para modificar el reglamento interno de la Cámara.

Modificaron el reglamento interno de la Cámara para consumar lo que harían tres días después.

La oposición denunció la movida como un “golpe parlamentario”, pidió juicio político a Horacio Cartes y llamó a la ciudadanía a manifestarse.

¿Hubo represión?

La jornada dejó un muerto, Rodrigo Quintana, militante juvenil del principal partido de oposición. Fue asesinado por efectivos policiales que irrumpieron ilegalmente en la sede partidaria; un agente confesó y está preso.

Un diputado nacional se encuentra grave tras recibir un impacto de balines de goma en la boca y un manifestante perdió un ojo.

Decenas más sufrieron lesiones, así como periodistas que se encontraban cubriendo el suceso.

Legisladores alertaron que 211 personas fueron detenidas arbitrariamente y no recibieron asistencia médica ni legal hasta el día siguiente. Algunos detenidos denunciaron torturas y extorsión.

El partido Gobierno por su parte culpó a políticos de oposición de contratar a vándalos para quemar el Congreso y a los medios de comunicación por “incitar a la violencia”.

¿Por qué la oposición habla de un golpe parlamentario en Paraguay?

Paraguay, México y Guatemala son los únicos países latinoamericanos que prohíben la reelección presidencial en cualquier forma. Está explícitamente cerrada esa vía en la Constitución aprobada en 1992 tras el derrocamiento del dictador Alfredo Stroessner.

“El presidente de la República y el vicepresidente durarán cinco años improrrogables en el ejercicio de sus funciones, a contar desde el 15 de agosto siguiente a las elecciones. No podrán ser reelectos en ningún caso”, reza la Carta Magna en su artículo 229.

Los senadores buscan modificar dicho artículo para permitir dos mandatos alternados o consecutivos.

 

Pero existen dos maneras de cambiar la Constitución en Paraguay y el desacuerdo radica allí: la oposición afirma que, como lo aclara textualmente el artículo 290, solo es posible legalizar la reelección a través de una reforma constitucional. Es un extenso proceso que requiere elecciones nacionales para escoger a quienes redactarán una nueva Constitución.

El oficialismo y sus aliados aseguran, con base en una polémica interpretación, que la enmienda es válida para incluir la reelección y solo necesita aprobarse mediante un referéndum. El apuro es porque las elecciones generales están a la vuelta de la esquina, en abril de 2018 y las candidaturas deben definirse cuanto antes.

Los legisladores reeleccionistas además cometieron una serie de irregularidades en el último tramo que consumaron el “golpe parlamentario”, afirman los opositores:

1. No puede volver a tratarse la enmienda. En agosto de 2016 el Senado ya había rechazado un proyecto de enmienda para incluir la reelección, y según las leyes paraguayas debe esperarse un año antes de volver a presentar un mismo proyecto. Los reeleccionistas no obstante aseguran que la prohibición no vale porque se trata de otro proyecto, ya que no solo modifica el artículo 229 sino también los artículos 161, 197 y 235.

2. Atropello a la presidencia del Senado. Los legisladores desconocieron la facultad legal que tiene el titular de la Cámara, el opositor Robert Acevedo, de convocar a una sesión dentro de un plazo de 48 horas. Acevedo realizó la convocatoria para el jueves 30 de marzo, pero los reeleccionistas hicieron caso omiso y el mismo martes proclamaron a un senador aliado como presidente para llamar a sesión extraordinaria.

3. Senado paralelo. Con un nuevo presidente irregular, los senadores llevaron a cabo dos sesiones a espaldas de sus colegas fuera de la sala normal de sesiones. En la primera del martes modificaron el reglamento de la Cámara para reducir de 30 a 23 el número de votos necesarios para tratar la enmienda sobre tablas, y en la segunda del viernes procedieron a votar el polémico proyecto.

El titular de la Cámara de Senadores accionó legalmente contra la enmienda constitucional y pidió a la justicia una medida cautelar para que no sea tratada en la Cámara de Diputados, donde el partido de Cartes tiene holgada mayoría.

¿Quiénes apoyan la reelección vía enmienda?

Los principales partidos que apoyan la enmienda son el oficialista Asociación Nacional Republicana (ANR-Partido Colorado) y el socialista Frente Guasu (FG).

Son partidos enfrentados pero que ahora van de la mano para buscar la reelección para sus respectivos candidatos. Cada uno cree que podrá derrotar al otro en abril de 2018.

Además recibieron el apoyo de facciones dentro del segundo mayor partido del país, el opositor Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), capitaneados por el senador Blas Llano.

¿Y la oposición?

La oposición a la enmienda es a su vez una coalición de políticos conservadores y de izquierda.

Lidera el bloque la dirigencia del PLRA que busca candidatar al senador Efraín Alegre por segunda vez a la presidencia.

Tampoco están de acuerdo con la enmienda un sector importante dentro del propio partido de Cartes liderado por el senador Mario Abdo Benítez, hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner.

El sector de la izquierda que no apoya a Lugo incluye al Partido Movimiento al Socialismo (PMAS) y exaliados de Fernando Lugo, como su exjefe de gabinete y quien fuera su defensor en el juicio político de 2012. Apuestan al intendente de Asunción, el también excandidato presidencial Mario Ferreiro.

 ¿Cuáles han sido las reacciones al “golpe parlamentario”?

La sociedad civil en su mayoría pide desistir de la enmienda constitucional, desde gremios empresariales, sindicales y organizaciones sociales, hasta la Iglesia Católica paraguaya.

En cuanto a actores internacionales, la embajada estadounidense emitió un contundente comunicado donde advierte que todo cambio constitucional debe ser “transparente” y abierto.

El Gobierno de Brasil lamentó la violencia y respaldó al presidente Cartes, pero el papa Francisco llamó el domingo a buscar soluciones pacíficas: ” …insto a todos a perseverar sin descanso, evitando cualquier tipo de violencia, en la búsqueda de soluciones políticas”.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, “…condenó enérgicamente el ataque a las instituciones al incendiar el recinto parlamentario por un lado, así como a las fuerzas represivas gubernamentales que invadieron un local partidario y se excedieron absolutamente.”

Amnistía Internacional pidió al Ejecutivo que “se abstenga de utilizar la fuerza desproporcionadamente y que se respete plenamente el derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica”.

 ¿Retrocede el plan de reelección tras las protestas y la crítica internacional?

No. La presidenta del Partido Colorado (ANR) confirmó que el plan sigue en marcha, así como el Frente Guasu.

El domingo 2 de abril miles de manifestantes volvieron a la plaza del Congreso para rechazar el proyecto reeleccionista y juntar firmas para solicitar el juicio político a Cartes.

Sin embargo, el tratamiento del proyecto en la Cámara de Diputados será suspendido mientras se lleve a cabo un diálogo político convocado por el presidente para el miércoles 5 de abril.

Los partidos de oposición se resisten a acudir al encuentro porque la enmienda parece fuera de discusión. El PLRA ya adelantó que impulsará el juicio político a Horacio Cartes pese a que no cuentan con los votos suficientes en el Congreso.

Sin embargo, existe un precedente de dar marcha atrás. En octubre pasado el presidente Cartes emitió un comunicado donde decía que había renunciado a buscar la reelección.

La renuncia duró poco. Volvió a cambiar de parecer al mes siguiente cuando el movimiento de Fernando Lugo decidió acompañar el proyecto reeleccionista. Se convirtieron en mayoría.

Daniel Duarte Daniel Duarte

Daniel Duarte edita en inglés y español para el PanAm Post. Luego de vivir en Francia, regresó al Paraguay, donde estudió Filosofía en la Universidad Nacional de Asunción. Síguelo en @dduart3.