Asciende a 157 el número de fallecidos en la tragedia Brumadinho

La reconstrucción de un puente, que es la principal vía de acceso al municipio de Brumadinho, también comenzó este jueves

188
Asciende a 157 víctimas fatales la tragedia Brumadinho (Efe)

El número de fallecidos por el colapso de la represa de una mina de hierro en Brasil llegó este jueves a 157, mientras las autoridades continúan con las labores de búsqueda de 182 desaparecidos por la tragedia, informó la Defensa Civil de Minas Gerais.

Entre los desaparecidos están 55 funcionarios de la Vale, la mayor comercializadora de hierro del mundo y dueña de la mina donde colapsó la represa.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Los otros 127 desaparecidos son habitantes de la región y turistas que se encontraban en los alrededores de la represa rota, según informó el vocero de la Defensa Civil, el teniente coronel Anderson Passos. Con el alud del lodo tóxico se cree se podría afectar la salud de la población próxima a la catástrofe en el corto y medio plazo.

La avalancha ocurrida el pasado 25 de enero sepultó las instalaciones de la presa, la mina de hierro y varias viviendas en áreas rurales.  En el lugar el hierro se extrae con agua. Los residuos líquidos se albergan en balsas o represas alrededor de la mina para su posterior tratamiento.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Las actividades de búsqueda y rescate continúan

 

Este jueves 07 de febrero a pesar del mal tiempo afectado por las lluvias, unos 50 hombres con 16 máquinas excavadoras, removieron lodo en diferentes puntos de la zona afectada por la tragedia. Se estima que unos 250 aparatos de geolocalización ayudaron a las fuerzas de rescate.

La agencia Efe destacó que la ministra de la Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves, quien visitó este jueves la zona de la tragedia, dejó un claro mensaje a la empresa Vale donde anunció un acompañamiento constante para hacer cumplir su responsabilidad  de lo sucedido.

A raíz de distintas acciones interpuestas por el Gobierno regional y la Fiscalía, la Justicia ha embargado al menos 12.000 millones de reales (hoy unos 3.260 millones de dólares) de las cuentas de Vale para garantizar el pago de las indemnizaciones a las víctimas y los daños provocados.

Según una presentación corporativa vista por Reuters, la minera brasileña Vale SA ya había identificado las preocupaciones en torno a sus presas de relaves en 2009 y estudió, pero no implementó varios pasos que podrían haber prevenido o disminuido el daño del desastre mortal que ocurrió en Brumadinho, municipio  del estado de Minas Gerais, localizado en la Región Metropolitana de Belo Horizonte- Brasil.

El desastre en Brumadinho -región montañosa y campesina- se produjo tan solo tres años después de otro parecido. La brasileña Vale también era propietaria (junto a la australiana BHP Billiton) de una presa similar que se rompió (en Mariana, también en Minas Gerais) y que dejó 19 muertos; los bomberos trabajaron de forma ininterrumpida durante tres meses. Los afectados critican que desde entonces nadie haya respondido criminalmente ante la Justicia por tal impacto medioambiental sin precedentes.

En torno a ello, el ministro de Desarrollo Regional del país, Gustavo Canuto informó este martes que Brasil tiene cerca de 4.000 represas clasificadas como de «alto potencial de daño» o en alto riesgo, con 205 de esas represas que contienen desechos minerales.

Por su parte, la empresa en todo momento ha ratificado que asumirá las responsabilidades que implican el hecho. “Vale vuelve a resaltar, de manera enfática, que seguirá contribuyendo con todas las investigaciones para el recuento de los hechos y que ese es el foco de su directiva, junto con el apoyo incondicional a las familias afectadas. #Brumadinho”

 

Brote de enfermedades por el  lodo tóxico

 

De acuerdo a lo que reseña La Vanguardia, investigadores alertaron sobre la posible aparición de brotes de enfermedades infecciosas, como fiebre amarilla,  dengue y esquistosomiasis, en  Brumadinho, tras la rotura de la presa en el sureste del país.

Destacan que un estudio de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), vinculado al Ministerio de Salud se evidencia que los cambios en el ecosistema, provocados por la ola de residuos minerales y agua que se precipitó desde la presa, pueden además agravar “problemas crónicos”, como hipertensión, diabetes y enfermedades mentales.

 

Mientras  el principal desafío es la descomposición biológica de los cuerpos, es probable que muchos de los cadáveres nunca aparezcan, a pesar de que en total participan en los trabajos de rescate de víctimas 400 personas, 200 bomberos del estado de Minas Gerais, un centenar de otros estados brasileños, 64 integrantes de la Fuerza Nacional y voluntarios.

El lodo y las toxinas expelidas por los residuos minerales inhumaron también un sinnúmero de especies de la fauna y flora nativa en un daño ambiental «irreparable» y cuya magnitud total solo será posible conocer dentro de años, según reseña Efe.

Entre tanto, el presidente Jair Bolsonaro aquel 25 de enero  prometió apoyo a las familias afectadas, mejorar el modelo de control de las represas mineras y colaborar con las investigaciones.

Y este jueves -a través de su red social twitter-  presentó un  video con los avances de gestiones de su gobierno en las  operaciones en Brumadinho.

*Esta nota incluye contenidos de la agencia EFE

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento