Virales

Newsletter

La economía española, de lastre a locomotora de Europa

By: Diego Sánchez de la Cruz - May 1, 2017, 9:56 pm
El pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el impacto de la Gran Recesión y la ausencia de reformas por parte del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero llevaron al país al borde del abismo. (ElIberico)

Hablar de la economía española hace diez años era sinónimo de crisis, desempleo e inestabilidad. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el impacto de la Gran Recesión y la ausencia de reformas por parte del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero llevaron al país al borde del abismo. La situación fue tan compleja que la eventual quiebra soberana de España se convirtió en el fantasma más temido de Europa, al calor de una crisis de deuda pública que puso a los mercados en alerta.

Una década después, la situación que atraviesa España es muy distinta. Ya se ha recuperado todo el PIB perdido durante la crisis. La economía ha crecido un 7,8 por ciento entre 2014  y 2016, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. En 2017, BBVA Research espera un crecimiento cercano al 3 por ciento, por encima de lo proyectado a comienzos de año. Además, el Programa de Estabilidad del Gobierno español avanza un crecimiento del 2,5 por ciento en 2018, similar al 2,5 por ciento que se espera para 2019 y 2020.

De manera silenciosa, el sector privado ha hecho los deberes y ha depurado los excesos y las distorsiones acumuladas en los años de la burbuja. De entrada, España ha vivido una revolución exportadora que ha supuesto un cambio estructural para la economía de nuestro país. Frente al déficit cercano al 10 por ciento del PIB que arrojaba el saldo por cuenta corriente en 2008, los niveles que se están registrando hoy apuntan a un superávit que ronda el 2 por ciento del PIB. El peso de las exportaciones de bienes y servicios ha aumentado del 25 al 35 por ciento del PIB.

Familias y empresas han ido corrigiendo el excesivo endeudamiento que habían acumulado durante años. En 2010, la deuda privada era del 215 por ciento del PIB, pero hoy ya ronda el 150 por ciento del PIB y en 2020 se espera que haya quedado reducida al 135 por ciento del PIB. Esto significa que España crece de forma sostenible, evitando incurrir en nuevos excesos de deuda.

En clave laboral, la reforma del mercado de trabajo introducida por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012 ha supuesto un punto de inflexión. El paro, que había llegado a superar el 25 por ciento, bajará al 17 por ciento en 2017 y llegará al 12 por ciento en 2020. Atrás quedó la España que destruía miles de empleos diarios. Gracias a la flexibilización del mercado laboral, el sector privado vuelve poco a poco a los niveles de ocupación de antaño. Alrededor del 40 por ciento del empleo generado en los últimos años es indefinido y los sueldos acumulan ya varios años al alza, tras la profunda depresión que supuso la crisis. Entre 2018 y 2020, la ocupación crecerá de 18,5 a 20,5 millones de empleados.

La crisis financiera, desatada por el excesivo peso de la banca pública, ha sido corregida durante el último lustro. El rescate de las cajas de ahorro ha supuesto un golpe al bolsillo de los contribuyentes, estimado en el 6 por ciento del PIB por el Banco de España. Pero el nuevo marco financiero es mucho más competitivo: se ha reducido notablemente el peso de la banca pública y los ratios de solvencia han mejorado significativamente.

Por descontado, sigue habiendo riesgos que amenazan la prosperidad futura. De entrada, la fragmentación parlamentaria complica la adopción de nuevas reformas estructurales. Además, la deriva del Partido Socialista y el auge de Podemos ponen en riesgo la estabilidad institucional. A todo lo anterior hay que sumarle los casos de corrupción que han salido a la luz en los últimos años y que han deteriorado notablemente el clima político y mediático.

No obstante, es innegable que España se ha convertido en un caso de éxito, pasando de ser un foco de inestabilidad económica a liderar las tasas de crecimiento de las grandes economías de Occidente. El esfuerzo del sector privado y el acierto de la reforma laboral han servido para dar el giro a una economía más competitiva y dinámica.

Diego Sánchez de la Cruz Diego Sánchez de la Cruz

Diego Sánchez de la Cruz es analista político y económico en medios de comunicación españoles y profesor en IE University. Síguelo en Twitter: @DiegoDeLaCruz.

El abril que Uruguay despide: dictaduras, inclusión y narcoterrorismo

By: Priscila Guinovart - @PrisUY - May 1, 2017, 9:27 pm
uruguay

¿Cómo recibe Uruguay al primero de mayo? El poder de los sindicatos en Uruguay es, para decir lo menos, excesivo. El sindicato ha sido históricamente uno de los brazos más activos del Frente Amplio, desde 2005 en el poder, y ha adoptado un formato “patota” que, como tal, tiene como principal fin la intimidación. Lea más: Presidente de Uruguay rechaza aplicar Carta Democrática para no "aislar" a Venezuela Lea más: Presidente de Uruguay: "Claro que no voy a hablar" con Maduro Las consignas siguen siendo las mismas “no a la explotación”, “por un trabajo digno” y el cansador “no al imperialismo” pero el contexto cambió. Ahora es su partido el que gobierna (o jura a pies juntillas hacerlo) e incluso con paros de por medio, hoy el sindicato le es funcional al poder  y/o vicerversa. A modo de ejemplo, algún distraído se sorprendió cuando Uruguay tomó la decisión de no aplicar la Carta Democrática en Venezuela a fines de no aislar al país caribeño.  Semanas antes, el secretario general del PIT – CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores) Marcelo Abdala había visitado Venezuela. Entre otras declaraciones afirmó que no hay golpe de estado alguno y que en “una ciudad de millones de personas” no había más que “una cuadra de manifestantes” y, finalizó, por supuesto, con la vieja excusa del “eso es parte de una operación de la derecha continental  y del imperialismo”. Esto no fue hace cinco meses, sino a principios de abril. ¿Qué pasará entonces el primero de mayo –día en el que el PIT-CNT repite religiosamente sus discursos sesentistas – en la República Sindical del Uruguay? No mucho. El énfasis será puesto, aseguran, en la Educación. El que culmina no fue un abril cualquiera para Uruguay. Hubo hechos graves, de suma relevancia, que hubiesen sacudido a la clase política de un país serio. En este escenario, es por demás positivo que el PIT-CNT ponga su foco en la Educación, sobre todo cuando la ministra de esa cartera admitió implícitamente no entender en absoluto el concepto de democracia. María Julia Muñoz, ministra de Educación y Cultura, fue interpelada el pasado 26 de abril por el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, en vista de que los resultados actuales en esa materia son “terribles”, parafraseando al senador. ¿Qué hizo Muñoz? Lo que Muñoz sabe hacer: desacreditar, y afirmó, en entrevista para Océano FM que “resulta paradójico que un senador con 3 % de respaldo cuestione al presidente y a las autoridades de la Educación”. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1459522593195-0'); }); El PIT-CNT podría darle clases de Educación Social y Cívica a la ministra. Alguien debe, y de manera urgente, recordarle a Muñoz el papel de las minorías en la democracia. Es que en esto hay que ser bien claros: Marcelo Abdala y María Julia Muñoz no se distancian. Parecen hacerlo, y juegan a que así se parezca, pero ni el uno ni la otra son capaces de comprender en su totalidad las implicaciones  de una República o del Estado de Derecho. Si Muñoz cree que un presidente es incuestionable, que es lo que en definitiva admitió, su ideal no se encuentra en la democracia sino en la dictadura – como esa que Abdala fuese a adular. Abril también nos dejó un toque de humor, no del que es realmente gracioso sino del que si no provoca risas, seguramente provocará llantos. La Defensoría del Vecino pasó a llamarse “Defensoría de Vecinas y Vecinos”. Estoy convencida  que hasta el viernes 28 de abril ninguna mujer había asistido a la mencionada entidad pues, en nuestra literalidad femenina, seríamos incapaces de entender que estábamos incluidas. Más allá de que el “todos y todas” (tan repetido por Vázquez) o “vecinas y vecinos” sea incorrecto en el castellano, no puedo evitar preguntarme cómo ayuda el lenguaje inclusivo del progresismo a las causas feministas. ¿Se siente alguna de mis congéneres más “empoderada” si hay una “a” en los plurales, o una “x” o un arroba? Me pregunto también, sepan los ediles que votaron por esta medida disculpar mi curiosidad, si no había otra cosa  (más relevante quizá) que decidir. Los habitantes y las habitantas de Montevideo sienten que viven hoy en una capital primermundista, no lo pongo la menor duda. Sin embargo, no todo fue risas. La escritora María Urruzola causó el señor revuelo con su libro “Eleuterio Fernandez Huidobro, sin remordimientos” cuya parte más jugosa es la confesión de “financiación alternativa” del grupo MLN – Tupamaros. El grupo terrorista de Mujica, Fernandez Huidobro y compañía (buena parte del gobierno actual, incluyendo al ministro del Interior, Eduardo Bonomi) se habría financiado mediante robos millonarios a bancos y otras entidades privadas en plenos años 1990, a más de una década del regreso a la democracia Pero hubo más. El ex tupmaro Amodio Pérez agregó en el programa “En la mira” de VTV que los millones del MLN no provenían solamente de atracos sino que también del tráfico de drogas vía Paraguay. Así nos despedimos los uruguayos de abril: enterándonos  que el narcoterrorismo forma parte del Gobierno – y no hay justificación ni “contexto” que los excuse. Nada de esto será mencionado en el acto del primero de mayo. Hablarán de “trabajadores” como si fuesen mineros en overol, ampararán dictaduras disfrazándolas de dignidad y revolución, tergiversarán mentiras hasta que parezcan verdad.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.