Las mejores instituciones de América Latina, en Chile, Costa Rica y Uruguay

Venezuela es el país que ocupa el último puesto en la región en el Índice de Calidad Institucional.

367
Argentina se sitúa en el doceavo puesto del ranking referido a América Latina. (Pexeles)

El think tank Libertad y Progreso publica desde hace más de una década el Índice de Calidad Institucional, un estudio coordinado por Martín Krause que evalúa la calidad de las instituciones políticas y económicas de los distintos países del mundo. Según el informe para 2018, las diez naciones con un mejor entorno institucional son Nueva Zelanda, Suiza, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Países Bajos, Canadá, Reino Unido y Australia.

El top veinte del Índice de Calidad Institucional 2018 lo completan Irlanda, Estados Unidos, Alemania, Estonia, Luxemburgo, Austria, Islandia, Hong Kong, Taiwán y Bélgica. En una escala de 0 a 1, las calificaciones obtenidas por estas dos primeras decenas de países van de 0,85 a 0,97.

No hay, por tanto, ningún país de América Latina en los primeros puestos de la tabla. De hecho, debemos retroceder varios escalones hasta toparnos con Chile, que logra una nota de 0,81 y es, un año más, el líder regional en lo que a instituciones se refiere. Pero los titulares periodísticos ligados a la publicación del informe de 2018 no han sido para Chile, sino para su vecina Argentina, que mejora 19 puestos en la tabla, como ya lo informó el PanAm Post.

Gracias a este avance, Argentina se sitúa en el doceavo puesto del ranking referido a América Latina, con una nota de 0,39 que sigue siendo decepcionante, pero confirma un pronunciado cambio a mejor. Por debajo de Argentina figuran países como Paraguay (0,38), Nicaragua (0,37) y Honduras (0,36). Mejor que Argentina, aunque por debajo de la barrera psicológica de los 0,50 puntos, nos encontramos con México (0,49), El Salvador (0,48), República Dominicana (0,47), Guatemala (0,44) y Brasil (0,39).

Más flojos son los datos de Ecuador, Bolivia y Venezuela, tres países arrasados por el “socialismo del siglo XXI”. Pese a la salida de Rafael Correa, la puntuación obtenida por Ecuador solo es de 0,29 puntos. No anda mucho mejor Bolivia, que solo recibe 0,25 puntos en el Índice de Calidad Institucional 2018. Pero la palma se la lleva Venezuela, muy golpeada por la tiranía chavista, hasta el punto de que su calificación solo llega a los 0,06 puntos.

¿Y qué ocurre en las primeras posiciones del subíndice regional? Después de Chile, nos encontramos con Costa Rica (0,76), Uruguay (0,70), Panamá (0,63), Perú (0,58) y Colombia (0,51). En todos estos países queda patente la fuerte correlación existente entre mejores instituciones y menor grado de corrupción. A nivel global, ese vínculo aparece reflejado en el siguiente gráfico.

Comentarios