Virales

Newsletter

Porno Para Ricardo no renuncia a su  derecho de enfrentar la tiranía

Por: Escritor Invitado - Feb 9, 2016, 9:37 am
Porno para Ricardo, banda de punk cubana opositora al régimen castrista. (Martí Noticias)
Porno para Ricardo, banda de punk cubana opositora al régimen castrista. (Martí Noticias)

Por Jorge Emilio Lince

Enciende la radio. Si la pobre señal cubana no es una barrera para el alcance de tu antena, quizás logres escuchar estas palabras:

La Habana, 31 de julio del 2006.

Ministerio de La Estafa.

Comunicado:

Nosotros, miembros del colectivo Porno Para Ricardo, queremos ratificar nuestro juramento inquebrantable de lucha por la causa que nos dé la gana.

Nos comprometemos, a no darle ni pié ni pisada a las patrañas de nuestros enemigos, porque no tenemos ni 0,1 razones para estar en su fiesta.

Queremos hacer una fiesta propia, para eso trabajamos, para tomar nuestro vino, que para eso lo pagamos.

No competiremos con radicales que van a la tribuna y salen por concursos de televisión para tener en su casa de papá el diploma de Pepillo Contestatario.

Juramos: no serle fiel a ningún partido, a no ser el propio, el individual. No somos de izquierda ni de derecha ni del medio, no queremos marchar, más bien reposar, sentir placer: que la política del presente sea el placer.

Por tanto: el presente pertenece por entero al presente, por eso no queremos ser eternos, ni asociarnos a ninguna asociación, no valga la redundancia.

No alegamos en nadie compromisos que no sabemos llevar.

No seguiremos el juego al juego, para no ser muy inteligentes, ni muy comemierdas.

Postdata: *risas*

Bueno, para decir el lema, 1, 2 y 3: ‘Un mundo mejor es imposible, con tanta tiranía, tanta hambre, ¡y sin pornografía!’

Y dicen que el punk ha muerto…

Porno Para Ricardo, banda cubana anti-comunista (y todo aquello que no nos deje ser libres), llegó a la fama en el 2003, cuando, sin una sola partícula de miedo, decidieron enfrentar a Fidel Castro —apodado por ellos el “Coma-Andante”— y decirle en su cara las verdades que tanto tiempo habían pasado sin decirse. Por este motivo, su líder, Gorki Águila, fue arrestado por las fuerzas estatales de Castro, y condenado a servir dos años en prisión.

Fue aquí cuando una campaña para su liberación comenzó, y la fama de Porno Para Ricardo dio vuelta al mundo. Para el 2005, la leyenda de esta banda cubana estaba siendo ya escrita en las páginas de la historia.
[adrotate group=”8″]
El espíritu rebelde y luchador de libertad que los distingue, es el verdadero culpable de su increíble brillantez. La creatividad y la simpleza de su mensaje, hace de Porno Para Ricardo uno de los mejores exponentes de la escena punk latinoamericana; sumado a su temerario y políticamente incorrecto estilo, la banda saca a la luz su incesante sed de libertad, la cual todavía no puede conseguir.

“¡Viva el diversionismo ideológico!”, es su emblema. Porno Para Ricardo promueve la verdadera libertad de pensamiento y expresión, que tanto tiempo ha sido reprimida en Cuba y en todos los países que caen bajo las trampas y falsos discursos de la izquierda.

“El comunismo es un fracaso. Un error total. Por favor, izquierdistas del mundo, mejoren su capitalismo”, dijo Gorki en una entrevista con la CNN. Los integrantes de Porno Para Ricardo abogan por la libertad individual. Con ideas claras, quieren cambiar el mundo mediante el arte, noble tarea de aquel que, sin temor ni remordimiento, lucha por poder tener una vida digna y sin opresión; haciendo de su vida una inspiradora obra maestra.

Es de admirar el coraje de Porno Para Ricardo. Enfrentarse al tirano en su propio terreno, no es para cualquiera.

Su apuesta por la libertad es la gasolina que mueve su motor. En una de sus canciones sonaba: “Mientras más injusticia, señor Fiscal, más fuerza tiene mi alma para cantar”.

¡Y sí que es cierto!

Ruéguenle a sus dioses, que Gorki y sus chicos no mueran nunca.

Jorge Emilio Lince es ecuatoriano, amante de la libertad y enemigo del Estado. Es estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Francisco Marroquín, en Guatemala. Síguelo en @jorgelincep.