Virales

Newsletter

¿Más impuestos? Primero limpien la casa

Por: Escritor Invitado - Ago 12, 2016, 6:37 pm
(ElSalvador.com)
(ElSalvador.com)

Por Ramón Parellada

Existe un enorme malestar en la población contra la corrupción del gobierno de Guatemala. Es verdad que hay avances en contra de la misma, pero aún falta mucho por hacer. Mientras tanto, la población sigue molesta por esa percepción que con justicia o no se han ganado los funcionarios públicos.

Molesta saber que aún no se sabe exactamente cuánta gente trabaja en el sector público. Al inicio de su gestión, el nuevo alcalde de Mixco se dedicó a pagar la planilla, cheque por cheque, en forma personal a quienes trabajaban en esa municipalidad. De esa manera pudo constatar si había o no plazas fantasmas. Esta es una acción que todos los ministros y jefes de alguna dependencia del gobierno deberían hacer.

Molesta saber que en vez de eliminar completamente el programa de fertilizantes se sustituyó por entrega de cheques. Estos programas han demostrado ser clientelares, además de corruptos. ¿Por qué no haberlos cerrado de tajo?

Molesta saber que los sindicatos tienen copadas las instituciones del gobierno. Que reciben salarios superiores a los del mercado, pero no por ser más productivos sino por presiones tan fuertes que algunos dicen que caen dentro del acoso y la extorsión. Basta ver lo que pasa en el Congreso de la República.

Molesta saber que los tribunales de justicia, la policía y las cárceles del país están relegados a un segundo plano. Si hay una función válida y fundamental del gobierno es la de la seguridad y justicia. Pero los recursos se han desviado a ministerios que no son prioritarios. ¿Cómo es posible que se quieran aumentar los impuestos con la excusa de dárselos a seguridad y justicia cuando lo que tienen lo despilfarran en ministerios que nunca debieron existir? ¿Cómo es posible, además, que el presidente esté pensando en crear un nuevo ministerio cuando su prioridad es reforzar el sistema de seguridad y justicia del país?

No es posible que los juicios tarden tanto, que las personas que están presas preventivamente pasen años en la cárcel antes de que les llegue el turno en un juicio donde podrían ser encontrados inocentes, donde la policía, a veces, no tiene ni gasolina para movilizarse en sus vehículos, donde las cárceles están desbordadas en su capacidad y donde los jueces son insuficientes para la demanda de justicia que requiere este país, justicia que debe ser pronta y eficaz.

Molesta saber que cada año se le meten más y más fondos a Salud y Educación y no mejoran en nada. Meter más dinero a estas instituciones sin repensarlas es tirar el dinero a la basura. Son dos entidades para las que se piden más fondos pero la pregunta clave es ¿para qué? ¿Para que sigan igual de ineficientes? Hay otras formas más económicas y efectivas, como bonos de salud y educación, pero nadie se atreve a dar el paso.

Molesta saber que este nuevo gobierno piensa incrementar los impuestos cuando aún no termina de limpiar toda la casa. No han terminado la primera función que se propusieron. ¿Por qué seguir con un gobierno que se consume la mayor parte de sus ingresos en personal que no hace nada? ¿Cómo es posible que la burocracia se lleve la mayor parte del presupuesto?

Y la respuesta no es más impuestos. No, eso es lo de siempre, lo fácil, pero lo que sigue empobreciendo al país. La respuesta pasa por reducir el personal del gobierno, cerrar ministerios y concentrarse en lo básico que es seguridad y justicia. No es con más impuestos como se logrará mejorar el nivel de vida de las personas, sino permitiendo la creación de riqueza a todo nivel.

Ramón Parellada es guatemalteco, empresario y catedrático universitario. Síguelo en@MonchoParellada.