Virales

Newsletter

El imposible diálogo en Venezuela solo profundiza la crisis

By: Escritor Invitado - Ago 23, 2016, 9:18 am
(Coxmedia) Venezuela
Lo cierto es que los venezolanos hemos visto cómo en los últimos años se ha reducido la calidad de nuestra vida. (Coxmedia)

Por Miguel Ángel Latouche

Vivir en Venezuela se ha convertido en una aventura peligrosa. No es casual que un número importante de nuestros compatriotas haya asumido como opción esa que los lleva a irse del país en un exilio obligado o voluntario. Uno podría llegar a decir que para los venezolanos, que nunca hemos sido migrantes naturales, que tenemos un profundo arraigo a la tierra, es tan difícil irnos como quedarnos. Hace unos pocos días una amiga me comentaba que aunque le costaba mucho estar acá en medio de la locura que nos caracterizas como sociedad no podría irse nunca porque no se sentía capaz de dejar a sus hijos.

La escena se repite de manera recurrente. Hay estudiantes o recién egresados que hacen largas colas para certificar sus programas o títulos a los efectos de llevarse sus papeles en la aventura de irse al exterior en busca de una mejor suerte. No es fácil vivir en un país en el cual el futuro se encuentra hipotecado.

Lo cierto es que los venezolanos hemos visto cómo en los últimos años se ha reducido la calidad de nuestra vida. Vivimos en medio de una destrucción generalizada que nos ha llevado a convertirnos en un país pobre. Vivir en Venezuela es una aventura de supervivencia que se juega en múltiples niveles. Por una parte vivimos asediados por el hampa. La delincuencia se ha convertido en un problema generalizado. No es extraño abrir el periódico o escuchar en las noticias información sobre fallecidos por hechos violentos, pero no lo es menos, recibir información sobre robos o hurtos.

El país está lleno de zonas grises en las cuales la autoridad del Estado parece no estar presente. No se trata sólo de la presencia de Pranes que dirigen bandas criminales, sino también de la ineficiencia de la policía en el control del orden público. En los últimos años se han implementado un sinnúmero de planes de seguridad sin mayores resultados. Al contrario, la ciudadanía está cada vez más sometida, las calles vacías de actividad, los centros comerciales se han visto obligados a cerrar sus puertas cada vez más temprano. La ciudadanía está rodeada de peligros. En este tiempo de incoherencias la consiga parece ser: sálvese el que pueda.

Es interesante, y trágico, pensar que el Socialismo del Siglo XXI nos ha convertido en una sociedad cada vez más individualista. Los venezolanos solíamos ser muy solidarios, siempre estábamos dispuestos a ayudar a los otros. No es casual que durante la Guerra Civil española muchos migrantes de ese país terminasen residenciándose en Venezuela. Al final de la historia tendríamos que reconocer, por ejemplo, que la Caracas moderna fue construida, literalmente, con la mano de obra que escapó de Europa luego de la Segunda Guerra Mundial.  Hablamos de un país receptor, dispuesto a incorporar a otros.

Ese país ha transitado por un camino desconocido. Ese país alegre de otros tiempos se ha transformado. Los malos tiempos han terminado sacando lo peor de nosotros. Uno tendría que decir que “de aquellos polvos tenemos estos lodos”. La siembra sistemática del odio y el resentimiento ha traído como resultado la construcción de una sociedad que se juega en la desconfianza, en el desconocimiento del otro como interlocutor. Uno de nuestros dramas colectivos es que hemos perdido la capacidad para confiar en el otro, para conversar a los fines de lograr acuerdos.

El asunto es terrible. Está planteada la necesidad de un diálogo que permita reducir la violencia potencial a la que se enfrenta esta sociedad. Un diálogo construido entre actores que tienen perspectivas distintas sobre el país y su situación. En ese contexto se trata de una imposibilidad. Sólo podemos dialogar de manera constructiva con quienes consideramos equivalentes a nosotros desde una perspectiva moral. Esto es problemático en un momento en el cual lo público esta cruzado por el insulto, la descalificación y la desnaturalización del otro. Se trata de convertir al otro en un objeto de burla, se le deshumaniza.

Uno no tiene más remedio que preocuparse cuando observa a un país en riesgo de destruirse a sí mismo en cuanto a nación civilizada. Estamos sometidos a un autoritarismo feroz que no escuchas razones, que cree ciegamente en su versión de la verdad, que no parece dispuesto a llegar a acuerdos de manera pacífica, que desconoce la diversidad, al que le molesta la disidencia y la crítica. Si la democracia requiere del diálogo permanente, entonces tendríamos que realizar una pregunta incomoda: ¿cómo se le llama a quienes no quieren dialogar? Esa es la cuestión. El problema venezolano tiene una dimensión descomunal.

Miguel Ángel Latouche es profesor de la Universidad Central de Venezuela. Director de la ECS-UCV. Doctor en Ciencias Políticas (UCV). Síguelo en @miglatouche.

¿Quién es Enrique Rais, el empresario salvadoreño investigado por la DEA?

By: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Ago 23, 2016, 9:06 am
Enrique Rais es un empresario salvadoreño con una estrecha relación el exfiscal general Luis Martínez (FGR)

Ayer la Fiscalía General de la República de El Salvador (FGR) detuvo a Luis Martínez, exfiscal general de El Salvador y a Enrique Rais, empresario y posible candidato presidencial salvadoreño relacionado con Martínez. Lea más: Aspirante a la presidencia de El Salvador en la mira de EE.UU. por narcotráfico https://twitter.com/RevistaFactum/status/767904180937699329 Según investigaciones de la revista digital salvadoreña Factum, la relación entre Enrique Rais, empresario salvadoreño y Luis Martinez, exfiscal general de El Salvador es muy estrecha. La relación abarca desde préstamos de aviones privados a celebraciones de año nuevo juntos. Rais también se jacta de tener una relación muy cercana con el partido en el poder en El Salvador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). La revista digital Factum ha tenido acceso a correos electrónicos escritos por Rais. Las comunicaciones revelan que Rais suele jactarse de su amistad con José Luis Merino, uno de los dirigentes más influyentes del FMLN, y que de sus empresas ha salido dinero para comprar a “los políticos y los aviones” e incluso un departamento de lujo en Suiza, cuyos pagos el empresario realizó a través de transferencias a cuentas en bancos de ese país. https://twitter.com/RevistaFactum/status/767912150576660480 Luis Martínez ha viajado en aviones propiedad de Enrique Rais. Supuestamente, los viajes de Martínez en los aviones de Rais fueron como pago a favores recibidos. Además de Martínez, el dirigente del partido de gobierno Jose Luis Merino también ha viajado en aviones de Rais; también el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y el expresidente de Honduras Porfirio Lobo. https://twitter.com/_ElFaro_/status/767910322468425728 Enrique Rais acusa a periodistas salvadoreños Debido a los reportajes publicados en Factum, Rais ha acusado a Héctor Silva Ávalos, el periodista que realizó el reportaje, por los delitos de calumnia y difamación. El 11 de agosto se llevó a cabo una audiencia de intimación contra el periodista Héctor Silva Ávalos, acusado por calumnia y difamación por el empresario Enrique Rais, debido a la nota ‘’Se deshace el castillo de naipes’’ publicada en la revista digital Factum. https://twitter.com/_ElFaro_/status/765556264281608192 Silva Ávalos explicó que cuenta con todas las pruebas que demuestran que sí buscó a los abogados y al empresario antes de publicar el texto. "El señor (Enrique Rais) está diciendo mentiras. Es un acto de intimidación. Yo sí tengo las pruebas que que señalan que busqué a los abogados y al señor", aseguró el periodista. "Yo no voy a retractarme de nada de la publicación de Factum". Lea más: El Salvador: Detienen a pastor evangélico que llevaba finanzas a pandilla https://twitter.com/diario1_sv/status/763774174255087616 David Campos Ventura, abogado de Rais, dijo que el texto contiene datos falsos. "Dentro del texto hay una serie de mentiras tergiversando la verdad. Por otro lado Hector Silva se escuda bajo la reserva de la fuente entonces nosotros esperamos que revele la fuente porque en un interrogatorio queremos demostrar que no son ciertas esas cosas’’, dijo el abogado. https://twitter.com/DebateconNacho/status/763558847868874754 La DEA detrás de Enrique Rais En abril pasado autoridades estadounidenses del estado de Florida solicitaron a la jueza Barbara Bronis, del condado de Martín el decomiso de tres aviones y un helicóptero relacionados con Rais. Según investigaciones de la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), entre el 10 y el 15 de marzo de 2016 fueron revisados dos aviones de Enrique Rais y fueron encontrados restos de estupefacientes en depósitos bajo los asientos de los aviones. // El procedimiento fue realizado en un pequeño aeropuerto de la localidad al norte de Miami. Por el caso Rais se presentó meses atrás ante los tribunales salvadoreños para defenderse de las acusaciones. https://twitter.com/RevistaFactum/status/767871191113535488 En la documentación presentada a la jueza , el sheriff William Snyder y autoridades de la DEA, establecen sus sospechas en relación a dos aeronaves en las que supuestamente se hallaron rastros de droga y que están vinculadas a Rais. Sin embargo, el pasado 10 de junio el alguacil Snyder pidió a la corte del condado Martin, en Florida, que desestimara el caso que había comenzado el pasado 22 de abril por sospechas de irregularidades en los registros de propiedad de cuatro aeronaves de Rais. https://twitter.com/FGR_SV/status/767881438704402432 “El peticionario […] notifica a la corte su solicitud de desestimación voluntaria del caso citado arriba”, dice el documento firmado por Snyder y por uno de sus abogados, Glen R. Theobald, en referencia al proceso civil número 16-446CA de petición de decomiso de las aeronaves pertenecientes a Rais. Tras recibir la petición de Snyder, la jueza asignada dio por cerrado el proceso civil y así lo notificó el 10 de junio. En Washington D.C., sin embargo, dos fuentes del gobierno federal de los Estados Unidos, que hablaron con Factum con condición de anonimato por no estar autorizados a comentar investigaciones en proceso, confirmaron que Rais sigue siendo sujeto de interés de la DEA y que las investigaciones en torno a él continúan abiertas. Fuentes: Factum, El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.