Virales

Newsletter

Éxodo histórico de maestros en Cuba por bajos salarios y mala alimentación

Por: Escritor Invitado - Mar 17, 2017, 12:46 pm
5286681328_93725cc926_b
Los docentes argumentan que sus razones son los bajos salarios (Flickr)

Por Rosa Magdalena Avilés Carballo/ HABLEMOS PRESS.

MAYABEQUE.- Profesionales vinculados al magisterio dejaron sus puestos de trabajo al iniciarse el curso escolar 2016-2017 en la provincia Mayabeque. Otros los siguieron durante los meses siguientes.

La cifra de este año “constituye el mayor éxodo de docentes desde el año 1998”, según expresa una fuente de la Dirección Provincial de Educación.

“El cúmulo de maestros que abandonaron las aulas en este periodo 2016-2017 sobrepasa los 250… ¡y sólo en esta provincia!”, aseguró la fuente, la que pidió anonimato por temor a represalias.

Los educadores abandonaron sus centros de enseñanza en el fin de curso escolar pasado y la primera semana del mes de septiembre y en los meses siguiente. Alegan que entre las principales causas sobresale el bajo salario.

Un maestro de primaria y secundaria gana entre 450.00 y 500.00 pesos cubanos, unos 20.00 dólares mensuales.

En los últimos diez años el incremento salarial para el magisterio ascendió alrededor de 70.00 pesos cubanos (en torno a 3.00 dólares). Entretanto, las cargas de trabajo y responsabilidad se multiplicaron por la falta de educadores.

La fuente citada señaló “cómo motivos para renunciar en conjunto, los educadores se refirieron a los bajos salarios, la falta de condiciones para ejercer la profesión, la mala calidad en la alimentación en los centros escolares y las dificultades que enfrentan con el transporte para asistir a sus puestos de trabajo”.

“Los maestros con los que hoy contamos en las escuelas de toda la provincia son principalmente mayores de 50 años”, resaltó la fuente.

Aunque en la provincia Mayabeque se encuentra una escuela formadora de maestros “Pedro Albizu Campos”, que este año acogió a 600 alumnos, tras conocer las causas de abandono de sus predecesores, los jóvenes no se motivan a tomar la carrera.

“¿Para maestra…? ¡Jamás! ¿Y morirme de hambre?”, exclamó la joven Yailen Sánchez al ser preguntada si le interesaría estudiar y ejercer de maestra.

Su compañera agregó que ella optó por la carrera de gastronomía. “Quizás pueda conseguir trabajar en el turismo, que es a donde se están yendo los maestros, porque pagan mejor”.

Los profesores reciben mayores dividendos tras repasos particulares clandestinos que muchos brindan en sus propias viviendas. Otros acuden al fraude, o se permiten recibir dádivas de alumnos para que les mejoren sus notas tras exámenes difíciles.

La empleada de la Oficina Provincial de Trabajo y Seguridad Social que se identificó como Idolidia, indicó que al término del mes de agosto 2016, como afiliados en la modalidad de gestión no estatal de empleo, la entidad registró 189 graduados de las diferentes especialidades de Educación.

 

“Es posible que muchos otros maestros continúen abandonando sus puestos de trabajo y busquen mejores salarios en el sector no estatal”, declaró María de los Ángeles Rodríguez, maestra de Historia de Cuba, quien el curso pasado abandono el magisterio.

“En general, todo el país está afectado por esta situación. Comienzan a establecerse aulas clandestinas. En ellas los profesionales tienen la oportunidad de impartir clases con mayor calidad, pues al pagar sus repasos, los alumnos son obligados a prestar mayor atención y respeto”, comentó Nora, profesora de inglés, que dirige un local en su casa con 10 alumnos, tres horas por día de lunes a viernes, por dos dólares semanales.

“Con miedo te digo esto”, dice Nora. “En Cuba no se permiten las escuelas privadas, aunque es evidente que un alumno aprende con mejor calidad de acuerdo a la atención que el profesional le pueda ofrecer, y los resultados justifican la remuneración de quien lo ejerce”.

A principio del curso 2016-2017, a través de los medios de comunicación, el Ministerio de Educación de la provincia dio a conocer la bienvenida a las aulas. Pero enmudeció sobre el éxodo de maestros, ni hace llamados a los profesionales para que no abandonen sus magisterios.

Esta nota fue publicada originalmente en Hablemos Press, un medio de comunicación independiente cubano. El PanAm Post ha establecido una alianza estratégica con Hablemos Press para presentar ante nuestros lectores la realidad de Cuba que ignoran los grandes medios tradicionales.