Movimiento Anarcocapitalista de Cuba comienza ciclo de conferencias

Pese a la persecución sufrida por activistas que promueven ideas opuestas al castrismo, estos insisten en abrir espacios de debate

201
En medio de la dictadura castrista, surgen iniciativas para informar a la población sobre las ideas opuestas al régimen, anarcocapitalismo. (FotoMontaje de PanAm Post)

La identidad del escritor será resguardada por su seguridad, pues reside en Cuba.

El joven Movimiento Anarcocapitalista de Cuba, fundado en el mes de enero pasado luego de la liberación sus fundadores, detenidos por pegar afiches con frases de pensadores liberales como Ludwig von Mises, inicia su primer ciclo de conferencias, dirigido fundamentalmente a estudiantes y profesionales del Derecho.

El tema escogido para su debut fue el referido a la ley y los derechos naturales, pues consideran que el reconocimiento de su existencia y su determinación a través del uso de la razón, constituye el único camino posible para el establecimiento de leyes positivas coherentes con la justicia, en contraste con el estatus de leyes que marcan los sistemas jurídicos actuales.

Esta iniciativa ocurre en un momento cuando en los medios de difusión masiva, propiedad de los gobernantes, se resalta hasta el cansancio la figura y el pensamiento colectivista de Carlos Marx.

Desde que surgió el Club Anarcocapitalista de Cuba en el año 2014, la difusión del pensamiento libertario en la isla, a pesar de los obstáculos propios de las dictaduras, ha sido prioridad de los que abrazan esta filosofía de pensamiento.

“Pienso que la principal responsabilidad que tenemos los libertarios del mundo no es otra que la de enseñar por cualquier vía los principios básicos del libertarismo. Por ejemplo, debido a la imposibilidad de obtener papel y medios para imprimir las conferencias para su posterior divulgación, hemos optado por difundirla a través de los celulares, pasándola de móvil a móvil, un medio económico, más eficaz y menos riesgoso”, comenta Onésimo Rosabal Sotomayor, miembro fundador del movimiento.

Actualmente, la familia Rosábal Sotomayor corre peligro que su casa sea expropiada por parte del régimen. Para lograrlo, fabrican delitos para apresar al propietario y luego apropiarse de la vivienda. La adhesión a movimientos de oposición surgen mayormente de casos así, donde se evidencia no solo la crueldad del régimen, sino de su monopolio sobre cada aspecto de la vida de los ciudadanos, al punto que ni su casa es suya, ni cuentan con la tan preciada presunción de inocencia. En Cuba no somos inocentes hasta demostrar lo contrario, sino culpables si así lo determina el régimen.

Casi 60 años de un régimen aniquilador de voluntades y portador de un férreo adoctrinamiento excluyente, la ideología comunista, y sumado a ello, un desinterés generalizado del pueblo por el conocimiento, provocado por la necesidad imperiosa de invertir la mayor parte de su tiempo garantizándose la alimentación de hoy y otras necesidades básicas, ha hecho que el camino de los libertarios cubanos haya sido bastante espinoso, no obstante la perseverancia ha dado sus frutos.

En Cuba hoy existe un Partido Libertario, una biblioteca especializada en temas libertarios y ya se puede hablar de cubanos que conocen los principios básicos del libertarismo.

“Esperamos que en muy poco tiempo esta primera conferencia se encuentre en las universidades de todo el país”, expresa Rosabal Sotomayor.

Ya está en proceso el tema de la segunda conferencia de este primer ciclo que acaba de comenzar. Abordará la perversión de las leyes, tomando como referencia la legislación vigente en Cuba.

Como decía Albert Einsten, “si no chocamos contra la razón, nunca llegaremos a nada”.

Mamela Fiallo Flor colaboró en la elaboración de esta nota. 

Comentarios