“Los venezolanos nos enfrentamos a una verdadera organización criminal”: Pablo Aure

Entrevista con el secretario de la Universidad de Carabobo sobre la salida del régimen dictatorial y criminal en Venezuela

440
“Los venezolanos nos  enfrentamos  a  una verdadera organización criminal” (I)

Por Pablo Rivas*

En Venezuela hemos sido víctimas de un sistema sin valores desde la llegada de Hugo Chávez al poder. Un sistema basado en corrupción, que rompió la armonía y la autonomía de los poderes de gobierno y nos llevó a una crisis política, económica y social.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

«Veinte años de sometimiento ideológico a una población que  mantiene atemorizada, con hambre, atada a dádivas del régimen opresor que entregó la nación a delincuentes y mafias para mantenerse en el poder».

Así lo afirmó el abogado constitucionalista,  político y opositor venezolano, -afín a los ideales de la líder María Corina Machado-,  secretario de la centenaria, autónoma y amenazada Universidad de Carabobo, Pablo Aure.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

“No nos estamos enfrentando a un mal gobierno, nos estamos enfrentando a un régimen que tiene conexiones con distintas mafias, con distintos entes criminales y lo hace una verdadera organización criminal», sentenció el profesor, explicando que a pesar de ello hay quienes dicen estar en oposición al régimen de Nicolás Maduro y caen en sus juegos y tramoyas electorales.

En entrevista con PanAm Post, Pablo Aure conversó también sobre la inviabilidad del proceso electoral, las posibilidades de una intervención militar, y el efecto de la llegada al poder de AMLO en México.

¿Qué opina de la participación de un sector de la «pseudo oposición» en el proceso electoral municipal de este 9 de diciembre?

No lo entiende la comunidad internacional, ni los sectores democráticos de Venezuela.

Cuando  hablamos de personas  ligadas a la oposición que se presenta a una elección municipal, quiere decir que no han entendido el contexto de la situación nacional, no podemos considerar a alguien de la oposición, cuando es parte de un proceso como este que sirve para adjudicar los concejales de los 335 municipios de Venezuela, elección que fue convocada por la asamblea nacional constituyente  que es desconocida por más 50 países en el mundo entero.

Al venezolano no le interesa ese tema, el tema del venezolano es otro, su tema  es que no soporta esta tiranía.

Muchos han planteado soluciones mágicas… apostar a una intervención militar extranjera. Un golpe de Estado. Más sanciones económicas, una explosión social y -así como este 9 de diciembre- algunos insisten en  la vía electoral. ¿Qué postura debería asumir la oposición venezolana para la salida a la crisis ?

Yo creo que hay una gran confusión, gran miedo y grandes angustias. Si  usted le pregunta a cualquiera que si le gustaría una salida electoral, ¿quien va a decir que no? a mi gustaría que esto tuviera una salida electoral, pero resulta que no nos estamos enfrentando a un mal gobierno, nos estamos enfrentando a un régimen que tiene conexiones con distintas mafias, con distintos entes criminales, es una verdadera organización criminal.

Duele decirlo como venezolano, pero la verdad, aquí  operan mafias de todo el mundo, desde la guerrilla, lavado de dinero, desde el que trafica con minerales, el que se hace millonario con el petróleo, el que cobra vacunas (extorsión a las persona que trabajan el campo), células fundamentalistas, entre otros; entonces uno se pregunta, ¿cuál  es la  principal  aspiración de una organización criminal? gozar de la impunidad del Estado, tener jueces y personas encargadas de la “institucionalidad” para que ellos puedan cometer sus fechorías, con la garantía que no le va a ocurrir nada.

Eso es lo que ocurre en Venezuela, si estamos diciendo que estamos viviendo en un país secuestrado por las mafias, entonces cómo entender que las mafias se van a someter a un escrutinio popular, para ver si el  venezolano está de acuerdo con seguir secuestrado o ser liberado.

…  ¿Qué  ha faltado para una salida ideal entonces?

Aquí no hay otra salida -me duele decirlo-, tenemos mucha pasión, mucho corazón, pero nos ha faltado una estrategia. Hay quienes dicen que en Venezuela no hay unidad de los factores  democráticos, pues sí hay unidad, hay unidad en el propósito, queremos salir de este régimen.

Queremos un país con oportunidades, donde las diferencias ideológicas sean algo común, como  ocurre en cualquier país democrático, y que estas diferencias no sean motivo de odio, ni de peleas, de asesinatos, ni nada de esas cosas.

Queremos un Estado de derecho, donde confiemos en la justicia, en Venezuela  nadie confía en la justicia, aquí todos saben dónde se cocinan las sentencias y las imputaciones.

La salida ideal se favorece con los pronunciamientos de gobiernos e instituciones internacionales contra Maduro y su régimen, ¿Qué tipo de efecto tiene a este punto ?

No hay una salida distinta, sino una salida conjunta, una salida con el concurso de venezolanos  y  extranjeros.

Recordemos esto es una organización criminal, que tiene vínculos y nexos con mafia internacionales, no podemos pretender, que solo desde Venezuela, solo los venezolanos desarmados, con mucho corazón, con mucho ímpetu -pero desarmados-, podamos liberarnos de una banda de secuestradores y de mafiosos, desde luego esperamos que esa comunidad internacional -que ha puesto los ojos desde hace algún tiempo hacia Venezuela- participe.

No hablemos de invasión, porque yo tampoco me imagino a una Venezuela invadida, además si ese fuera el caso, ya estamos invadidos desde que el difunto Chávez le entregó la dirección del país a los cubanos. Ahora su legado (Nicolás Maduro) también le entregó al país a los chinos, a los rusos, a Turquía, les entrego todas  las riquezas venezolanas.

Sí creo en una salida conjunta, cuando digo conjunta, asumiendo los riesgos, pero es la realidad,  lo digo como académico, la salida tiene que ser civil y militar. Civil porque  las ideas son propias de la democracia y deben estar impulsadas por los civiles, los proyectos de país debe estar impulsados por los civiles.

Y los militares deben garantizar la estabilidad una vez se recupere el Estado de derecho, porque no tengo la menor duda que subsistirán algunos focos de perturbación de esas mafia criminales, que intentarán derrocar y allí sí podemos hablar de derrocar algo que  comencemos a formar los demócratas venezolanos.

… muchos esperan de los militares es un golpe de Estado

Cuando hablan de golpe  Estado son palabras mal usadas, en este momento lo que pudiera ocurrir en Venezuela, es un restablecimiento del orden jurídico infringido, los golpes de Estado se conocen  como la ruptura del hilo constitucional y el hilo constitucional se rompe cuando se rompe la armonía, la independencia, la separación y la autonomía de los poderes

Cuando los poderes no funcionan como contra peso, no podemos hablar de democracia y cuando se intente restablecer  esa independencia, no podemos hablar de golpe de Estado, lo que está planteado en este momento en el país, es invocar el artículo  333, -aunque a  algunos no les gusta hablar de la Constitución del 99-, pero eso no es más que cualquier venezolano investido o no de autoridad, está en el deber de restablecer la constitucionalidad o el Estado de derecho cuando éste ha sido vulnerado.

Con este panorama y la importancia de aliados extranjeros… ¿ El restablecimiento de la democracia en  Venezuela perdió un aliado como México con la llegada de AMLO como presidente?

No, acuérdate que Venezuela antes tenía la gran mayoría de Suramérica y de muchos países de su lado, porque decían que era un gobierno atípico. Muchos venezolanos decían que esto no era una dictadura, que tampoco era una tiranía, que era un mal gobierno y muchos extranjeros veían a Chávez como un ave rara, como simpático, pero se dieron cuenta que el plan era la destrucción de Venezuela, destruir la moral burguesa.

AMLO no va a significar en lo absoluto nada  para los intereses en Venezuela, porque todos los vecinos, -cuando digo los vecinos me refiero a Colombia y Brasil-, el gobierno de Jair Bolsonaro por ejemplo,  que es la antítesis de lo que significa AMLO, ha dicho muchas cosas que son un poco fuertes y aunque a algunas personas no le gusta, -quizás a mí tampoco me han gustado-, sin embargo yo creo que aquí  la supremacía del poder de reestablecer la democracia va ser superior a cualquier interés de esa izquierda que ha sido un fracaso en todo el mundo.

 

*Pablo Rivas es periodista venezolano, moderador del programa de opinión en Radio y TV «Bitácora País».

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento