Ecuador sin democracia

El Consejo Nacional Electoral está disputado por quienes quieren denunciar la corrupción y quienes quieren controlarlo

566
Ecuador
¿A quién le conviene que se quede o se vaya la Presidente del Consejo Nacional Electoral? (Foto: Flickr)

Por Felipe León

Se avecinan las elecciones presidenciales del 2021 en el Ecuador. En vez de enfocarnos en las propuestas de los diferentes candidatos, nos preguntamos: ¿a quién le conviene que se quede o se vaya la Presidente del Consejo Nacional Electoral?

Quien ocupa el cargo es Diana Atamaint, a quien se le quiso llevar a juicio político por un supuesto caso de tráfico de influencias, que tuvo una votación negativa en la comisión de fiscalización dejando archivado el posible juicio.

En el Ecuador , la CNE se ha convertido en una pieza clave para ganar elecciones. Sí, así como suena, es pieza clave. Una institución que debería fortalecer la democracia hoy no tiene credibilidad alguna por parte de los ciudadanos, que consideran no podrá asegurar transparencia en las siguientes elecciones.

Es por esto que el movimiento CREO habría iniciado una investigación desde el parlamento encabezada por la asambleísta Jeannine Cruz, con el fin de llevar a juicio político a Diana Atamaint buscando sea destituida de su cargo.

El movimiento alega existe una alianza entre los parlamentarios leales al expresidente Rafael Correa y el Partido Social Cristiano para salvar a la presidente del CNE. Así lo expone el periodista Martín Pallares en su diario digital 4 Pelegatos.

Sin embargo, lo que no se menciona es que en el caso que Diana Atamaint salga de su cargo, subiría el vicepresidente en funciones Enrique Pita, cuota de nada más y nada menos que del movimiento CREO.

Esto levantó reacciones de varios simpatizantes y militantes del PSC-MDG que dicen que el juicio presentado por CREO está mal planteado y por eso no solo hay una votación desfavorable de ellos, si no también de independientes, BIN (Alianza de izquierdas) y el mismo gobierno, con quien el bloque de CREO mantenía un pacto de gobernabilidad.

El Asesor jurídico del PSC-MDG deslegitima el reclamo de enjuiciar a Atamaint.

Como resultado de la votación se ha dado un divorcio entre los del gobierno del presidente Lenin Moreno y los de Guillermo Lasso, quien fue el principal rival de Moreno en las últimas elecciones presidenciales y es cabeza del movimiento CREO. No demoraron en presentar un comunicado dando fin a esta alianza.

Al final de la novela para la ciudadanía la pregunta continúa siendo: ¿a quién le conviene que siga Atamaint y a quién que salga de su cargo? Y la respuesta es muy sencilla, a todos menos a la democracia. Es por esto que desde varios sectores de la sociedad civil piden la renuncia de toda la directiva del CNE.

La novela que se ha vivido en estos días sólo demuestra la falta de independencia de lo poderes del Estado en el Ecuador. Ya no importa a quien le conviene o no, si no que los ciudadanos no confiamos en el CNE, no creemos que pueda existir elecciones transparentes en el 2021 y que eso deslegitima a quienes buscan llegar al gobierno en las siguientes elecciones.

Hemos visto a Atamaint en fotos con la dirigencia de la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador), quien también busca la presidencia con sus dirigentes Jaime Vargas y Leonidas Iza, líderes de las manifestaciones radicales que vivimos los ecuatorianos en octubre, que pusieron en peligro la presidencia de Moreno.

Por eso muchos rumorean un coqueteo con el Correismo que busca volver al poder, y así más rumores que parecen convertir a Diana Atamaint en la Venus de Valdivia del poder político en Ecuador.

Lo único cierto es la percepción de una gran mayoría de ecuatorianos que creemos hoy no tener democracia, las instituciones están desgastadas, deslegitimadas y los ciudadanos ya no confiamos en su palabra. Los posibles cuadros para el 2021 parecen estar moviendo sus piezas, pero haciendo muy poco por devolver la tranquilidad de que existe un CNE independiente.

En la esquina derecha la novela de desamores entre PSC y CREO continúa, mientras los ciudadanos piden unidad y un solo candidato de la tendencia, y por la esquina izquierda una guerra entre dos antiguos camaradas, los de Lenin y los de Correa que ahora se han convertido en la oposición del gobierno.

El 2020 será un año electoral complicado, la campaña ha empezado, y vamos a ver una vez más una guerra de asesores de comunicación política afilando sus armas para la guerra, que concluirá en marzo del próximo año, donde se resolverá la duda de si Diana Atamaint es o no, el caballo de Troya para ingresar a palacio de gobierno: Carondelet.


Felipe León es asesor en comunicación política.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento