En Argentina la libertad de prensa bajó 7 puntos en menos de un año

El periodista pone en funcionamiento un sistema de pesos y contrapesos que permiten que la relación entre los poderes

357
En Argentina la libertad de prensa bajó 7 puntos en menos de un año (Archivo)

Por Agustina Blanco *

El derecho a la libertad de pensamiento, de expresión y de prensa, se encuentran salvaguardados en los sistemas de gobierno republicanos en su Constitución Nacional. Este es el caso de la República Argentina.

El periodismo es el resultado de la combinación de esos derechos fundamentales que deberían ser inviolables.

¿De qué hablamos cuando hablamos de periodismo?

Estamos hablando de un valor. Un valor que como tal quizás no se pueda decir qué es, pero sí para qué sirve. El valor de la información es el alimento moral para el ser humano.

En un lugar donde no haya información, no se pueden tomar decisiones a la hora de desarrollar nuestra vida.

El periodismo como valor tiene una función social. Y esta no es más que la de controlar los distintos poderes que hay en un Gobierno, por ejemplo, el caso de un gobierno de corte republicano sería: el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El periodista pone en funcionamiento un sistema de pesos y contrapesos que permiten que la relación entre los poderes mencionados más arriba, sea la adecuada. En caso de no ser así, y que alguno o algunos abusen de sus potestades: es el periodista el primero en denunciarlo.

El periodismo durante la pandemia

Los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación cumplen una tarea fundamental para ayudarnos a tomar decisiones informadas. Mientras el mundo lucha contra la pandemia de la COVID-19, esas decisiones pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte”, dijo António Guterres, secretario general de la ONU.

Por su parte, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay mencionó que “esa libertad de prensa se vapulea con demasiada frecuencia. Ya sea mediante el control político, ideológico o económico, mediante ataques destinados a difamar y desacreditar, o mediante el acoso, a menudo se intenta silenciar a los periodistas, especialmente a las periodistas”.

El periodismo durante la cuarentena en Argentina

En lo que respecta a Argentina, existe la “Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual” que es un organismo creado por la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual para recibir y canalizar las consultas, reclamos y denuncias del público.

Su misión es de “promover”, “difundir” y “defender el Derecho a la Comunicación democrática de las audiencias” de los medios de comunicación audiovisual.

Sin embargo, el periodista Baby Etchecopar, fue increpado por la directora de dicho organismo, Miriam Lewin, cuando el hombre de prensa dijo que la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner es «el cáncer de la Argentina», entre otras apreciaciones y fue condenado públicamente mediante un comunicado oficial de la Defensoría del Público que dice que:

“Se trata de expresiones que contienen violencia simbólica y mediática en relación con el ejercicio de derechos políticos de las mujeres”.

Además, recomendó a la empresa dueña de Canal 13 (ARTEAR, del grupo Clarín) “coordinar una actividad de intercambio y capacitación” que “contribuya a una comunicación audiovisual igualitaria, no discriminatoria” y a otorgar un espacio dentro del programa, conducido durante la pandemia por Juanita Viale, para “visibilizar y concientizar sobre tratamiento digno e igualitario de las mujeres en general, y, específicamente, de las mujeres que se desempeñan en el ámbito público político”.

Por su parte, Lewin, aseveró en una comunicación con el periodista Alejandro Bercovich en su programa “Pasaron cosas” que “Baby Etchecopar es anacrónico y apuntamos a que no sea escuchado”

De igual manera, otro flanco de ataque contra la libertad de expresión fue el periodista Luis Majúl, quien también denunció haber recibido amenazas por ejercer su profesión.

De igual forma, se manifestó:

Asimismo, el diputado nacional por “Frente de todos”, Rodolfo Tailhade amenazó a Majúl, acusándolo de delincuente y advirtiendo de que iba a tener que pagar por ello.

Por su parte, la periodista Viviana Canosa, denunció haber sido “intimidada” por el presidente Alberto Fernández cuando este último le hizo reproches por sus comentarios en su programa de televisión “Nada personal”.

Canosa, aclaró que después tuvo la oportunidad de dialogar con Fernández: “Pude hablar con él, en un tono muy seco. Seguramente, más adelante hablaremos, tal vez en alguna entrevista. A mí me pareció intimidatorio, porque mi teléfono no es público. Él me dijo: Te lo digo porque te quiero mucho, se te va a volver en contra lo que estás diciendo”.

 Ranking Mundial de la Libertad de Prensa

Según “Reporteros sin fronteras”, la República Argentina se encuentra en el puesto 64 del ranking de “Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa” con una puntuación de 28,78.

En esta clasificación donde participan 180 países, Argentina se encuentra por encima de Seychelles con una medición de 28,66 y por debajo de Grecia con una medida de 28,80.

El último país —con menor libertad— es Corea del Norte con un total de 85,82.

Tabla de Libertad de Prensa 2020

Según la tabla de marcaciones, la República Argentina en menos de un año perdió 7 puntos respecto del mismo ranking del año pasado encontrándose en el puesto número 57.

Fuente: https://www.rsf-es.org/

 

“No retroceder al pasado”

La SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) le pidió al presidente Alberto Fernández “no retroceder al pasado” en referencia a ambos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007 – 2015).

El comunicado se debe a las amenazas de procesos judiciales y campañas de descrédito en contra de prestigiosos periodistas argentinos, entre ellos, Luis Majúl, Jorge Lanata y Daniel Santoro.

El presidente del organismo que pretende garantizar la libertad de prensa, Christopher Barnes, mostró su preocupación y dijo que “lamentamos que nuevamente tengamos que prestar atención a Argentina, porque creíamos que la persecución, el acoso y la estigmatización gubernamental contra medios y periodistas era cosa del pasado”.


*Agustina Blanco. Periodista por el Colegio Universitario de Periodismo. Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Católica de Santiago del Estero. Investigadora de la Fundación Centro de Estudios LIBRE.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.