Canciller de Chile dice que su país ha “desarticulado” demanda de Bolivia

Los argumentos que Bolivia presentó durante los dos primeros días del juicio estaban "incompletos", "descontextualizados" y "no reflejaban en toda su dimensión la realidad histórica" de la relación entre los dos Estados, dijo el canciller chileno.

231
La demanda boliviana a Chile sobre la salida al mar está entrado en su recta final. (Fotomontaje PanAm Post)

La Haya, 23 mar (EFE).- El canciller de Chile, Roberto Ampuero, dijo hoy que su equipo jurídico ha “desarticulado por completo los planteamientos de Bolivia” y demostrado “con vehemencia” que la demanda de La Paz ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es “inconsistente”.

Ampuero hizo estas declaraciones tras la cuarta jornada de los alegatos orales del juicio ante el alto tribunal de la ONU, que debe decidir si Chile tiene la obligación de negociar con el país vecino su eventual acceso al Pacífico.

Los argumentos que Bolivia presentó durante los dos primeros días del juicio estaban “incompletos”, “descontextualizados” y “no reflejaban en toda su dimensión la realidad histórica” de la relación entre los dos Estados, dijo el canciller chileno.

“El caso de Bolivia carece de fundamento jurídico”, porque “no ha sido capaz de mostrar un solo documento donde quede establecido que Chile se ha obligado a negociar alguna vez”, afirmó Ampuero, que felicitó a su equipo jurídico por plantear sus argumentos “con evidencias claras e incontestables”.

El canciller acusó a Bolivia de presentar “un planteamiento contradictorio”, porque “algunos de sus abogados solamente piden sentarse a la mesa para negociar con Chile“, mientras que “otros exigen territorio chileno”.

De esta manera, La Paz “pone en riesgo la intangibilidad de las fronteras”, pues para Chile “hay un principio fundamental: una vez establecidos los límites por ambos países, estos permanecen”, sentenció Ampuero.

El Tratado de 1904 ha otorgado a Bolivia facilidades para tener acceso al Océano Pacífico” y Chile “ha sido generoso y ha ido incluso mucho más allá para entregarles beneficios adicionales para facilitar el acceso no soberano de Bolivia al mar”, comentó el canciller.

Ampuero definió el caso como “injusto” porque “Chile siempre ha demostrado ser un buen vecino y ha estado siempre dispuesto a escuchar las aspiraciones de Bolivia“, pero eso “no implica” que su país esté obligado “a aceptar todas las demandas”.

El representante chileno hizo un llamamiento al Gobierno de Bolivia para que acepte “las realidades de la política, la historia y a mirar hacia el futuro” teniendo en cuenta que el “Tratado de 1904”, que fijó las fronteras entre ambos Estados, “es lo que rige” sus relaciones. EFE

Comentarios