Ecuador cree que se beneficiará con aprobación del presupuesto de EEUU

Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior de Ecuador, afirmó que el presupuesto de EE. UU. beneficiaría a más de 800 empresas ecuatorianas.

79
Trump estaría dispuesto a vetar el presupuesto si en este no se incluye un solución al problema de los “soñadores” y a la financiación del muro fronterizo. (Youtube)

Quito, 23 mar (EFE).- El ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Pablo Campana, consideró hoy que la aprobación en el Senado de Estados Unidos del presupuesto federal beneficia a cientos de empresas de su país, pues incluye la renovación del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP).

“El Senado (de EE.UU.) aprobó esta madrugada, por 65-32 la ley ómnibus para financiamiento del Gobierno Federal que incluye la renovación del SGP hasta el 31 de diciembre de 2020”, escribió Campana en su cuenta de Twitter, al asegurar que se trata de “buenas noticias”.

Campana agregó que “ha sido un proceso de trabajo constante, en este momento solo falta la firma del Presidente de los Estados Unidos (Donald Trump). Estamos convencidos que los grandes esfuerzos traen grandes resultados”.

Apuntó, así mismo, que la renovación del SGP “beneficiará a los trabajadores, productores, y exportadores, además dinamizará la economía del país”.

Trump dijo hoy estar considerando vetar el presupuesto del Gobierno federal aprobado por el Congreso, por no incluir una solución al problema de los “soñadores” ni financiar completamente el muro fronterizo con México.

“Estoy considerando vetar la ley presupuestaria debido al hecho de que los 800.000 beneficiarios del programa DACA han sido totalmente abandonados por los Demócratas (ni siquiera se les menciona) y a que el MURO FRONTERIZO, que nuestra seguridad nacional necesita desesperadamente, no ha sido financiado en su totalidad”, escribió en Twitter.

De su lado, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, expresó hoy su esperanza de que el presidente de Estados Unidos resuelva pronto la renovación del SGP.

La titular de la diplomacia ecuatoriana recordó en su cuenta de Twitter, que en febrero pasado ya se aprobó la renovación en la Cámara de Representantes y subrayó que “sólo falta la resolución del presidente Trump, que esperamos sea en unos días”.

El mecanismo venció para todos los beneficiarios el pasado 31 de diciembre, pero Campana expresó entonces su esperanza de que Washington lo renueve para el país andino.

Según el Ministerio de Comercio Exterior, el SGP beneficia a 840 empresas ecuatorianas por un total de 400 millones de dólares en exportaciones. El ahorro neto por aranceles no pagados es de 18 millones de dólares.

De acuerdo a la fuente, uno de los principales objetivos a corto plazo de Ecuador, en sus relaciones con el país norteamericano, es la reactivación del Consejo de Comercio e Inversiones, cuya última reunión se efectuó en 2009, señaló en un comunicado.

Se considera que este mecanismo de diálogo es la vía más idónea para el establecimiento de compromisos tendentes a facilitar el comercio bilateral, así como para discutir y definir en conjunto opciones para el fortalecimiento y profundización de las relaciones económicas entre ambas naciones en el mediano y largo plazo, añadió.

El pasado 19 de febrero, Campana dijo a Efe que la negociación de un acuerdo comercial entre Ecuador y Estados Unidos no contaba en ese momento con otro obstáculo más que con “la agenda” de los dos gobiernos.

“Los únicos obstáculos que tenemos son las agendas de ambos países, negociaciones. Por ejemplo, EE.UU. está muy concentrado con NAFTA, Canadá y México, y también con Corea del Sur y Japón”, dijo el ministro al ser consultado por el estado de esas tratativas.

Campana, que ya ha estado tres veces en ese país, aseguró que ya no existen obstáculos ideológicos, y que Ecuador lo que ha transmitido es su voluntad de colocarse en la fila.

“Ecuador está diciendo vamos a la fila, nos interesa estrechar relaciones, abrir nuestro comercio”, señaló sobre la voluntad del Gobierno de Lenín Moreno de alcanzar un acuerdo con el gigante norteamericano, al igual que lo hizo con la Unión Europea (UE).

El acuerdo que busca Ecuador, dijo, es “un acuerdo global similar al de la UE con la excepción de que sería bilateral y no multipartes”.

Comentarios