El Gobierno mexicano defiende construcción de nuevo aeropuerto en la capital

"Es la obra más importante del país de los últimos 60 años y el proyecto de infraestructura más ambicioso de América Latina"

72

México, 26 mar (EFE).- El Gobierno mexicano volvió a salir hoy en defensa de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en la capital del país, proyecto que definió como “una obra insignia” de la actual administración y “el principal generador de empleo de México”.

El candidato presidencial izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, líder en los sondeos, reiteró la semana pasada su intención de frenar la construcción del aeropuerto y anular los cientos de contratos firmados por el Gobierno para llevar a cabo la obra, por considerar que supone un excesivo gasto y que afecta al medioambiente.

El portavoz del Gobierno mexicano, Eduardo Sánchez, respondió hoy en rueda de prensa que el Ejecutivo encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto ha llevado a cabo “un impulso sin precedentes en la construcción de infraestructuras”, cuya “obra insignia” es precisamente el NAIM.

Con 140.000 millones de pesos (7.650,3 millones de dólares) comprometidos y 321 contratos, el portavoz sostuvo que el nuevo aeropuerto es “el principal generador de empleo de México, con 45.000 personas trabajando a diario en este proyecto”.

Asimismo, argumentó que 70 % de la financiación de la infraestructura es privada, por lo que lo definió como “un proyecto autofinanciable”, y alertó que muchos de los contratos de construcción prevén “multas” en caso de que una de las partes se retire.

“Es la obra más importante del país de los últimos 60 años y el proyecto de infraestructura más ambicioso de América Latina”, sostuvo el portavoz, quien explicó que el NAIM se convertirá en el tercer aeropuerto más grande del mundo, con una capacidad anual para transportar a 120 millones de pasajeros.

López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), propone desde hace tiempo ampliar el aeropuerto militar de Santa Lucía, en el Estado de México, y convertirlo en una nueva terminal aérea para la zona metropolitana del Valle de México como solución a la saturación del actual aeropuerto capitalino.

En enero Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de Ciudad de México, entidad de participación estatal mayoritaria encargada de construir, operar y explotar la nueva terminal aérea, advirtió en un foro sobre infraestructuras organizado por Efe que no construir el NAIM tendría un impacto del 3,3 % del producto interno bruto mexicano. EFE

Comentarios