Los mil y un rostros de los aspirantes a la Presidencia de México

La producción de las máscaras de los candidatos fue de más de 1.000 piezas por cada uno y la fábrica espera colocarlas en el mercado con un precio promedio de 300 pesos mexicanos (16 dólares) por unidad.

44
Los rostros de los aspirantes a las elecciones mexicanas se convierten en máscaras. (Archivo PanAm Post)

Cuernavaca (México), 4 abr (EFE).- Una empresa mexicana, dedicada a la fabricación artesanal de máscaras de “Halloween” con sede en Cuernavaca, capital del estado central de Morelos, ha encontrado un filón en el proceso electoral y se ha lanzado a hacer replicar, por miles, los rostros de tres de los aspirantes presidenciales.

El Grupo REV, fabricante de máscaras de alta calidad, hechas de látex y pintadas a mano, dejó a un lado los rostros de zombies, vampiros, hombres lobo y “aliens”, entre muchos otros personajes, para ir tras la faz del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, líder en las encuestas; del derechista Ricardo Anaya, segundo, y del oficialista José Antonio Meade, tercero.

“Las máscaras están en un punto neutro, entre lo cómico y lo real, y pueden usarse para mofa o para apoyar a los candidatos”, contó Rosario Juárez, gerente de innovación y diseño de la empresa, en entrevista a Efe.

“Nosotros vemos qué tan popular es un contendiente, (dependiendo) de cómo le vaya su máscara en ventas”, añadió.

Juárez contó que la empresa, fundada en 1948, cuenta con una larga tradición y experiencia generando máscaras temáticas, y aunque su principal vía es el humor y el carnaval, este año, marcado por la elección del 1 de julio, decidió crear una colección de máscaras de personajes políticos.

“Nuestro proceso es sumamente artesanal; todo es casi hecho a mano, desde el boceto, el molde, la escultura, la concepción del personaje, hasta ponerle el pelo, y eso es lo que nos ha permitido darle calidad a nuestro producto”, contó.

El escultor y diseñador Jorge Arturo Esparza explicó parte del proceso que siguen para la creación de un máscara.

“Primero seleccionamos las fotos más populares del personaje, en este caso es López Obrador. Hacemos un estudio y con base en ello empezamos a trabajar su escultura”, apuntó, mostrando una representación del aspirante de la izquierda.

Relató que se fabrica una base de resina con fibra de vidrio y luego se aplica una plastilina importada que les permite crear todo tipo de texturas finas y gruesas, lo que facilita el trabajo para replicar las características de los personajes.

“En esta ocasión quisimos hacerlo un poco más apegado a lo real. Sabemos que son máscaras de sátira, para jugar con ellas, pero nos acercamos más a la realidad y no hacerlo tan caricaturesco y exaltar los rasgos característicos de un personaje”, señaló Esparza.

Aunque su mercado está más identificado con los personajes de la “Noche de brujas”, la empresa ha aprovechado diferentes coyunturas para diseñar máscaras de personajes políticos y deportivos de talla internacional, las cuales han sido enviadas a Estados Unidos, Europa, Asia y el resto de Latinoamérica.

Entre las caras creadas por ellos están la del futbolista Javier “Chicharito” Hernández, el técnico Miguel Herrera, el expresidente Carlos Salinas y del exjefe Gobierno de la Ciudad de México Miguel Mancera.

Además están las del presidente Estados Unidos, Donald Trump, y las de los capos del narcotráfico Joaquín “el Chapo” Guzmán y Pablo Escobar y hasta la del fallecido cantante Juan Gabriel.

Los representantes de la empresa señalaron que la máscara de la candidata presidencial independiente Margarita Zavala no fue elaborada porque no la consideraron “muy rentable”.

La producción de las máscaras de los candidatos fue de más de 1.000 piezas por cada uno y la fábrica espera colocarlas en el mercado con un precio promedio de 300 pesos mexicanos (16 dólares) por unidad. EFE

Comentarios