México pide a Pompeo la “rápida reunificación” de familias migrantes

El secretario de Estado de EE.UU. se reunió con el presidente Peña Nieto, y además sostuvo un primer acercamiento con el mandatario electo Andrés Manuel López Obrador

67

 

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, entregó a la delegación estadounidense encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, una “propuesta de bases de entendimiento” sobre los pilares de la relación bilateral, entre ellos comercio y seguridad. EFE/Mario Guzmán

México, 13 jul (EFE). – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió a la comitiva estadounidense que visita el país y que es encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, la “rápida reunificación de las familias separadas en la frontera”, informó hoy la Presidencia.

La visita de Pompeo a México incluyó una reunión con el futuro presidente de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, el primero que mantienen cara a cara el Gobierno de EE.UU. con el ganador de las elecciones del 1 de julio en México.

“El presidente solicitó al secretario de Estado la rápida reunificación de las familias separadas en la frontera y destacó la necesidad de encontrar una alternativa permanente que dé prioridad al bienestar y derechos de los menores”, indicó la oficina presidencial en un boletín tras una reunión a puerta cerrada.

De acuerdo con el comunicado, en el encuentro en la residencia oficial de Los Pinos hablaron también de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y de las elecciones a la Presidencia del 1 de julio en México, una jornada que Peña Nieto calificó de “ejemplar” y que ganó el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Junto con Pompeo viajaron este viernes a México el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el yerno y asesor del presidente, Jared Kushner.

“Durante la reunión, el titular del Ejecutivo mexicano expresó su preocupación por la política de separación de familias migrantes instrumentada por el Gobierno estadounidense”, explicó Presidencia.

Cerca de 3.000 menores fueron separados de sus padres desde que el pasado mes de abril la Casa Blanca decidiera adoptar una política de “tolerancia cero” contra los inmigrantes que entraban al país irregularmente por la frontera con México, medida finalmente suspendida a mediados de junio por las enormes críticas recibidas.

No obstante, la reunificación de las familias no se ha completado, según denuncian varias organizaciones sociales.

El presidente Peña Nieto también expresó su preocupación por sucesos como el ataque que recientemente sufrió en California un ciudadano mexicano de 92 años con residencia legal en Estados Unidos.

Peña Nieto señaló que estos incidentes alimentan “un clima de odio y racismo que debemos evitar”.

Además de estos señalamientos, Peña Nieto dio la bienvenida a la delegación y reconoció el interés del Gobierno de Estados Unidos por “entablar un diálogo de alto nivel durante el proceso de transición” de Gobierno en México, luego de las elecciones del 1 de julio en las que ganó el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

La jornada fue “ejemplar y muestra la madurez democrática de nuestro país”, indicó el mandatario mexicano.

Finalmente, en materia comercial, ambos gobiernos coincidieron en avanzar de manera “constructiva” en la renegociación del TLCAN, que entró en vigor en 1994 entre México, Estados Unidos y Canadá.

Peña Nieto enfatizó la disposición del Ejecutivo mexicano de continuar la negociación con el objetivo de finalizarla “lo más pronto posible”.

Después del encuentro, Pompeo emitió un mensaje a través de la red Twitter: “Gracias presidente Peña Nieto por la buena discusión que tuvimos hoy acerca de nuestra relación económica, frontera y seguridad”.

AMLO entrega propuesta sobre pilares de relación bilateral

El futuro presidente de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, entregó a la delegación estadounidense encabezada por Pompeo, una “propuesta de bases de entendimiento” sobre los pilares de la relación bilateral, entre ellos comercio y seguridad.

El futuro canciller mexicano, Marcelo Ebrard dijo que la propuesta entregada a la delegación para que llegue a manos del presidente Trump versa sobre los “cuatro principales campos de la relación México-EE.UU.”.

“Creo que fue una primera conversación exitosa, podríamos tener un optimismo razonable de que México va a encontrar una base de entendimiento para en los próximos años tener una buena relación con EE.UU.”, defendió Ebrard, quien llegó a calificar la charla, efectuada en las oficinas de López Obrador, de “excelente”.

El primero tiene que ver con el comercio y la renegociación entre México, EE.UU. y Canadá del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ebrard recordó que el equipo de López Obrador, quien asumirá la Presidencia en diciembre, asistirá al grupo mexicano que participa en la renegociaciones del TLCAN.

El segundo punto de la propuesta explica la perspectiva que desarrollará el Gobierno de López Obrador para “que nadie en México tenga que migrar por pobreza e inseguridad”, así como las “iniciativas de gran calado” que beneficiarán a las zonas más rezagadas del país.

También se defiende incluir a los países de Centroamérica -el llamado Triángulo del Norte, Guatemala, Honduras y El Salvador- para emprender un “esfuerzo relevante” de desarrollo.

Por último, “se establece que podría haber un diálogo en el futuro muy fructífero en materia de seguridad, porque México va a llevar a cabo cambios muy importantes” en esta área, dijo el próximo canciller.

Una comitiva encabezada por Pompeo visita este viernes México para reunirse con el actual presidente Enrique Peña Nieto y el futuro mandatario Andrés Manuel López Obrador, en el que supone el primer acercamiento cara a cara de líder izquierdista con el Gobierno de Estados Unidos.

Comentarios