Fiscalía de El Salvador pide que empresas de Saca pasen al Estado

El expresidente salvadoreño enjuiciado por corrupción podría perder varios inmuebles y 6 sociedades, que agrupan 86 emisoras de radios, además de purgar pidió 10 años de prisión, una pena leve a cambio de su confesión en un "juicio abreviado".

62
La Fiscalía admitió este lunes 27 de agosto que desconoce el destino de 191 millones de dólares de los más 300 millones que malversó el exgobernante Elías Antonio Saca (2004-2009), el primer expresidente de la democracia salvadoreña en afrontar un juicio y confesar delitos de corrupción. EFE/Miguel Lemus

 

San Salvador, 28 ago (EFE).- La Fiscalía de El Salvador pidió hoy a la corte -que lleva el juicio contra el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) por corrupción- que varios inmuebles y 6 sociedades, que agrupan 86 radios, pasen al Estado como responsabilidad civil por la malversación de más de 300 millones de dólares.

El fiscal Héctor Martínez pidió a los jueces del Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador la «pérdida en favor del Estado» de los bienes, cuentas bancarias y las 6 sociedades, dado que estas fueron un «instrumentos del delito».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Martínez recordó que Saca utilizó en el esquema de lavado de dinero a varias agencias de publicidad para mover más de 23 millones de dólares, de los que 15,5 millones fueron a parar a sus empresas.

Las empresas que pasarían a poder del Estado son el Grupo Samix, Radiodifusión de El Salvador, Radiodifusión Usuluteca, Promotora de Comunicaciones y las radios 94,1 FM y ABC FM.

Por otra parte, la Fiscalía pidió al tribunal decretar la responsabilidad civil solidaria» para que Saca y 4 de sus excolaboradores aporten sus bienes para devolver al Estado la suma malversada.

Por otra parte, los representantes del Ministerio Público pidieron que los exsecretarios de Comunicaciones y Juventud, Julio Rank y César Funes, respondan por 8,3 millones de dólares y más de 886.000 dólares, respectivamente.

La Fiscalía concluyó cerca de las 13.00 hora local (19.00 GMT) sus alegatos finales y pidió 10 años de prisión para Saca, con lo que ratificó un trato de solicitar una pena leve a cambio de su confesión en un «juicio abreviado».

Los representantes del Ministerio Público también mantuvieron el acuerdo con el exsecretario privado Elmer Charlaix y el ex gerente financiero de la Presidencia Francisco Rodríguez Arteaga al solicitar condenas de 10 y 6 años de cárcel, respectivamente.

La Fiscalía también pidió penas de 5 años contra los exsecretarios de Comunicaciones y Juventud, Julio Rank y César Funes, respectivamente, mientras que para el exjefe de la Tesorería del Gobierno Jorge Alberto Herrera solicitó 3 años.

La pena más alta solicitada por los fiscales fue contra Pablo Gómez, a quien pidieron condenar a 16 años de cárcel por peculado y lavado de dinero por no aceptar ser procesado en un «juicio abreviado».

Gómez rindió una «declaración indagatoria» este lunes en la que dijo ser inocente de los delitos y aseguró que el dinero que sacaba de varias cuentas bancarias, que según la Fiscalía eran ilegales, lo entregó a Rodríguez Arteaga.

«Era el último empleado en la escala (de la Presidencia), sin poder de decisión» y «no podía supervisar a las autoridades en el uso de los fondos», apuntó el imputado.

Aseguró que no se quedaba «ni una hora» con el efectivo antes de entregarlo a su jefe y que «jamás» pensó que era parte de un «plan criminal».

Saca es el primer expresidente de la democracia salvadoreña en afrontar un juicio y confesar delitos de corrupción, dado que su predecesor en el Ejecutivo, Francisco Flores (1999-2004), falleció antes de que se instalara un proceso en su contra.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento