Nuevo gobierno paraguayo revoca traslado de su embajada a Jerusalén

El canciller, Luis Alberto Castiglioni, anunció que la sede diplomática de su país retornará a Tel Aviv "de manera inmediata". Mientras que el premier de Israel, Benjamin Netanyahu, reaccionó girando instrucciones para cerrar su embajada en Paraguay

151
En su declaración, el canciller paraguayo recordó que su país considera que el estatus de Jerusalén «debe de ser abordado por las partes involucradas a través de negociaciones, en el marco de las disposiciones de los organismos internacionales competentes».. EFE/Alejandro R. Otero

 

Asunción, 5 sep (EFE). – La embajada paraguaya en Israel volverá a Tel Aviv tras el anuncio del Gobierno de Mario Abdo Benítez de revocar la decisión de su antecesor, Horacio Cartes, que convirtió a Paraguay en el tercer país en trasladar su sede diplomática a Jerusalén, tras EE.UU. y Guatemala.

El anuncio fue realizado por el canciller, Luis Alberto Castiglioni, después de reunirse con Abdo Benítez, que el 15 de agosto sustituyó al frente del Ejecutivo a Cartes, quien el pasado mayo asistió a la inauguración de la sede diplomática paraguaya en Jerusalén.

«El Gobierno de la República del Paraguay considera pertinente restablecer la sede de su Embajada ante el Estado de Israel en la ubicación previa al comunicado de fecha 9 de mayo de 2018», leyó Castiglioni en un comunicado en la sede de la Cancillería.

Castigloni explicó a los periodistas que el traslado de la Embajada se hará «de manera inmediata» y que la medida será comunicada por la representación de Paraguay en la ONU a todos los países de la comunidad internacional en el organismo.

En su declaración, Castiglioni recordó que Paraguay considera que el estatus de Jerusalén «debe de ser abordado por las partes involucradas a través de negociaciones, en el marco de las disposiciones de los organismos internacionales competentes».

«En su decidido compromiso con la paz, el Paraguay desea contribuir a que se intensifiquen los esfuerzos diplomáticos regionales e internacionales con el objeto de lograr una paz amplia, justa y duradera en Oriente Medio», dijo el ministro.

En ese sentido, Castiglioni declaró a los medios que «Paraguay siempre fue previsible en sus relaciones internacionales y queremos que eso continúe».

Al respecto, el canciller se remitió al comunicado, en el que recordó que «Paraguay se ha adherido con consistencia a la visión de una región en la que dos Estados democráticos, Israel y Palestina, vivan uno al lado del otro en paz y dentro de fronteras seguras y reconocidas, conforme a numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas».

Subrayó que en 1947 Paraguay emitió ante la Asamblea General de la ONU su voto a favor del plan que «contemplaba la creación de dos Estados: uno judío y otro árabe, así como un régimen especial internacional de corpus separatum para la Ciudad Santa de Jerusalén».

«La resolución antedicha dio impulso al nacimiento del Estado de Israel, cuyo reconocimiento fue apoyado por el Paraguay, estableciéndose relaciones diplomáticas bilaterales en el año 1948», añadió el canciller.

Agregando en el comunicado que en 2005 Paraguay «hizo lo propio con Palestina» y que en 2011 «formalizó su reconocimiento como Estado Independiente».

Netanyahu pide cierre de su embajada en Paraguay

Desde Jerusalén, la cartera de Exteriores anunció que «el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha instruido al Ministerio de Asuntos Exteriores para que cierre la Embajada israelí en Paraguay», según un comunicado oficial.

Durante su intervención, y preguntado por alguna reacción al respecto por parte de Israel, Castiglioni sostuvo que ello no tendría por qué molestar a esa nación ya que «hay más de 85 países que conservan su embajada en Tel Aviv, y nosotros somos un amigo y aliado histórico de Israel».

El pasado mayo Paraguay se convirtió en el tercer país en trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, rompiendo con décadas de consenso internacional sobre la capitalidad de la ciudad santa, cuya parte oriental está ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

Abdo Benítez, entonces presidente electo de Paraguay, dijo que esa decisión sería analizada con «madurez» por su Gobierno.

Castiglioni se refirió ante los periodistas sobre esa decisión de Cartes, también del Partido Colorado, como «absolutamente unilateral e inconsulta y sin ningún tipo de elementos, argumentos fundados en el Derecho internacional».

«Fue una decisión que se comunicó sin ningún tipo de argumentación. Lo cual habla de una decisión, diría yo, hasta visceral», aseveró.

«Lo que Paraguay está aquí diciendo es que hemos actuado siempre con respeto absoluto al derecho internacional y con respeto absoluto a la instituciones y organismos a los cuales estamos suscritos formalmente y que ordenan todas las relaciones en el mundo entre Estados», añadió.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento