Después de 9 años Ecuador y EEUU retoman diálogo sobre comercio bilateral

Ambos países reinician conversaciones a fin de alcanzar un acuerdo que impulse sus exportaciones. En su estrategia de aperturismo comercial, Ecuador trata además de entrar como miembros en la Alianza del Pacífico formada por Chile, Colombia, México y Perú

115
El titular del Ministerio de Producción, Comercio Exterior e Inversiones de Ecuador, Pablo Campana, viajó la noche del lunes a Estados Unidos y que allí estará acompañado en la mesa de negociaciones por «tres técnicos», entre ellos la responsable para América del Norte, y «veinte empresarios».. EFE/José Jácome

 

Quito, 13 nov (EFE). – Tras nueve años de paralización Ecuador y EE.UU. retoman este miércoles en Washington las conversaciones en el Consejo Comercial Bilateral (TIC, por sus siglas en inglés) a fin de alcanzar un acuerdo que impulse sus exportaciones.

Una fuente del Ministerio de Producción, Comercio Exterior e Inversiones de Ecuador confirmó a Efe que su titular, Pablo Campana, viajó la noche del lunes a Estados Unidos y que allí estará acompañado en la mesa de negociaciones por «tres técnicos», entre ellos la responsable para América del Norte, y «veinte empresarios».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La reactivación del TIC después de años de paralización era uno de los objetivos del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, quien desde que llegó al poder en mayo de 2017 ha reabierto Ecuador al mundo y se ha acercado a Washington tanto a nivel económico como político.

El consenso estadounidense a esa reactivación la obtuvo el pasado verano durante la visita que realizó a Quito el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

El jueves Campana dijo en una entrevista con Efe que su intención es lograr un acuerdo «de interés mutuo» del que aún se desconoce su nomenclatura: «Yo soy partidario de la apertura comercial. Cómo le llamen al acuerdo (con EE.UU.), nos tiene sin cuidado», resumió sobre la relación que busca con el principal socio comercial de Ecuador.

Según una ficha técnica del Ministerio, Ecuador exportó a EE.UU. en 2017 unos 2.532 millones de dólares, una cifra que tres años antes era de 3.400 millones.

«En los últimos once años el 40 por ciento de exportaciones totales han ido a los EE.UU. y hemos visto un decrecimiento de exportaciones y de importaciones del 2014 a la fecha», reconoció el ministro.

En porcentajes, precisa que la caída de las exportaciones al mercado estadounidense fue del 25 por ciento, mientras que las importaciones desde EE.UU. a Ecuador cayeron un 39 por ciento.

«Y eso se debe puntualmente a la falta de un acuerdo comercial», sentenció antes de añadir otras causas como cuestiones arancelarias, pérdida de competitividad, y que, «obviamente hay otros mercados, países y regiones que han incrementado su intercambio comercial con el Ecuador».

Sobre las negociaciones que mantendrá en Washington aseguró que la reactivación del TIC servirá «para fortalecer relaciones comerciales» con un mercado de 350 millones de habitantes que da a Ecuador «excelentes resultados en aquellos productos que forman parte del sistema de preferencias arancelarias».

Un sistema que a juicio del ministro no es suficiente para el Gobierno Ecuador, que ve que aún queda margen para ampliar el intercambio pese a la tendencia más proteccionista del actual inquilino de la Casa Blanca.

Los actuales marcos establecidos en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) favorecen a alrededor de 860 empresas, más de 300 productos y subpartidas, lo que abre la vía a la entrada de 300 millones de dólares en importaciones, según el ministro.

Pero destacó que su país no puede «depender» de un SGP que vence cada tres años.

En la mira de un nuevo marco comercial está duplicar las exportaciones con Estados Unidos e incrementar «definitivamente» las importaciones ya que el 60 por ciento de ellas son materias primas y bienes de capital.

El anterior Gobierno de Ecuador, encabezado por Rafael Correa y más alineado con los países bolivarianos, mantuvo una tensa relación con Estados Unidos y prefirió acercarse a mercados como el chino -fuente casi inagotable de financiación para las deudas ecuatorianas- o al ruso.

En su estrategia de aperturismo comercial, Moreno y Campana tratan además de entrar como miembros en la Alianza del Pacífico formada por Chile, Colombia, México y Perú,

Vista con rechazo entre los regímenes bolivarianos, y con una lista de espera que incluye a otros cuatro países, Ecuador aspira a que su entrada pueda verse precisamente acelerada por su ubicación geográfica, dado que uniría todo el cinturón suramericano de Chile a Colombia.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento