Confianza del consumidor en Brasil sube 7,1 puntos en noviembre

Los buenos resultados de noviembre se deben al optimismo de los consumidores con las perspectivas económicas del país.

37
El indicador que mide la intención de compras de bienes duraderos cayó 5,4 puntos en noviembre con lo que se ubicó en 85,3 puntos. EFE/ Marcelo Sayão

Río de Janeiro, 26 nov (EFE).- El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) en Brasil avanzó 7,1 puntos en noviembre y alcanzó 93,2 enteros, el mayor nivel desde julio de 2014, informó hoy el centro de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV).

De acuerdo con el informe, los buenos resultados de noviembre se deben al optimismo de los consumidores con las perspectivas económicas del país, tras las elecciones presidenciales que dieron la victoria a Bolsonaro en octubre pasado, y hubo mejoras tanto en las evaluaciones sobre la situación actual como en las expectativas en relación con los próximos meses.

En noviembre, el Índice de Situación Actual (ISA) subió 2,7 puntos, a 74,6 puntos, el mayor nivel desde mayo, y el Índice de Expectativas (IE) creció 9,8 puntos, convirtiéndose en el mejor resultado desde febrero al alcanzar 106,4 puntos.

Según el estudio, el resultado muestra que la proporción de respuestas optimistas supera a las pesimistas por primera vez desde marzo de este año.

En la situación actual se destacó el indicador que mide el grado de satisfacción con la economía, con un alza de 3,3 puntos, con lo que llegó a 81,1 puntos, el mayor nivel desde mayo de este año.

En cuanto a las perspectivas futuras, el indicador que mide el optimismo con la evolución de la situación económica en los próximos seis meses fue el que más contribuyó al alza de la confianza en noviembre, al avanzar 20,0 puntos y alcanzar 126,1 puntos, el mayor nivel de la serie histórica.

La expectativa sobre las finanzas familiares también se mira con ojos positivos, con un alza de 13,5 puntos, el mayor nivel desde septiembre de 2013 (108,2).

No ocurrió lo mismo con el ímpetu para compras que retrocedió, lo que confirmó la cautela de los consumidores con los gastos futuros.

El indicador que mide la intención de compras de bienes duraderos cayó 5,4 puntos en noviembre con lo que se ubicó en 85,3 puntos.

De acuerdo con el informe, hubo “un aumento de la confianza en todas las clases de renta”, y “se observa un mayor avance entre los consumidores de mayor poder adquisitivo, cuya confianza viene subiendo desde septiembre, con un alza de 4,3 puntos.

Comentarios