Partido de “nueva generación” busca liderar la oposición a Evo Morales

"Somos la única candidatura que de verdad refleja una visión de integración nacional".

128
“Tengo trece años (en la política), lo digo con mucho orgullo, desde que abandoné por convicción democrática una carrera en el sector privado”. (Youtube)

Gabriel Romano

La Paz, 13 dic (EFE).- Un partido que se define a sí mismo como una “nueva generación” busca ser la voz de la oposición boliviana y desafiar la candidatura del presidente del país, Evo Morales, con base en la persistencia en esa línea de regeneración y en un proyecto que busca rescatar la República con un “federalismo autonómico”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El Movimiento Demócrata Social (MSD) se presentó a las primarias bolivianas bajo el denominativo de Bolivia dice No, nombre de una alianza que incluía a la también opositora Unidad Nacional, del empresario Samuel Doria Medina, aunque finalmente no prosperó.

“Somos los únicos que vamos por nuestro partido, todos los demás van con siglas prestadas”, dijo en una entrevista con Efe el senador opositor y candidato a la presidencia de Bolivia, Óscar Ortiz, que se presentó a sí mismo como parte de una renovación de la política boliviana.

Con 49 años, Ortiz reivindica su edad y sus trece años en política, principalmente como senador de oposición, frente a algunos de sus contendores que “están yendo para los 70” o rondan los treinta de actividad política como Evo Morales.

“Tengo trece años (en la política), lo digo con mucho orgullo, desde que abandoné por convicción democrática una carrera en el sector privado. Los trece años los pasé en la oposición (…) en la defensa de la democracia”, enfatizó el candidato, que es administrador de empresas.

Ortiz consideró a su partido como el de “mejor estructura” de la oposición del país e hizo gala de los 300.000 militantes que dice tener y su presencia en 200 de los 339 municipios de Bolivia.

Aunque el MSD es asociado tradicionalmente con la región oriental del país, principalmente con Santa Cruz, la más próspera de Bolivia y que concentra gran parte de la actividad empresarial, el aspirante a la presidencia mantiene que el proyecto político que ofrece tiene dimensiones nacionales.

El MDS surge en 2010 como la confluencia de un conjunto de agrupaciones regionales entre las que destacaban los Verdes, del actual gobernador cruceño, Rubén Costas, como la del propio Ortiz, Consenso Popular.

“Somos la única candidatura que de verdad refleja una visión de integración nacional”, sentenció.

Parte de la propuesta política del MDS que se presentó a estas elecciones con el nominativo de Bolivia dice No está basada en un “republicanismo democrático” y en una propuesta de “federalización de las autonomías regionales”, aseguró.

Ortiz mantuvo que la idea de República es “más que una palabra” y que refleja un sistema de gobierno “de poder limitado”, que además implica la administración de una “justicia independiente”, aspectos que a su parecer no ocurren en la gestión de Evo Morales.

Bolivia pasó de República a Estado Plurinacional en 2009 con la Constitución promulgada por Morales, siempre reacio a la autonomía para las nueve regiones del país.

Sobre el planteamiento de una federalización de la estructura autonómica boliviana, apuntó que con ello busca que las regiones tengan “capacidad recaudatoria y que tengan la libertad de disponer de esos ingresos” para su propio desarrollo.

También destacó la urgencia de enfrentar con más decisión el circuito de delincuencia alrededor del narcotráfico y la importancia de apoyar los emprendimientos económicos capaces de generar empleo.

Ortiz lamentó que durante el proceso de habilitación de candidaturas para las primarias, que se celebrarán el próximo 27 de enero, por primera vez en el país, no se haya podido desde la oposición articular una candidatura de consenso.

En este punto, se refirió a las postulaciones de los expresidentes bolivianos Carlos Mesa y Jaime Paz Zamora y del exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, por distintos partidos de cara a los comicios de octubre de 2019 en Bolivia.

“En nuestra visión primero había que hacer una alianza y desde la alianza concertar la candidatura. Las otras personas pensaban que para la alianza primero se consolide su candidatura particular”, lamentó.

“Somos una nueva generación. No he sido presidente ni vicepresidente”, concluyó Ortiz.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento