Bolsonaro promete erradicar “basura marxista” de la educación brasileña

El presidente electo de Brasil considera que la ubicación de su país en los últimos lugares en los listados sobre calidad de educación elaborados por organismos como la OCDE obedece a las políticas del Partido de los Trabajadores

1.138
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro,  dijo que el objetivo de su Ministerio de Educación “será progresar en la formación de ciudadanos y ya no más de militantes políticos”. EFE/Joédson Alves

 

Río de Janeiro, 31 dic (EFE). – El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, un declarado anticomunista, prometió erradicar la “basura marxista” que, en su opinión, se ha enquistado en las instituciones educativas del país.

“Una de nuestras metas para sacar a Brasil de las peores posiciones en las clasificaciones de educación del mundo es combatir la basura marxista que se instaló en las instituciones de enseñanza”, afirmó el capitán de la reserva del Ejército brasileño en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter en vísperas de su investidura como nuevo presidente de Brasil.

El polémico dirigente agregó que el objetivo de su Ministerio de Educación “será progresar en la formación de ciudadanos y ya no más de militantes políticos”.

Bolsonaro considera que la ubicación de Brasil en los últimos lugares en los listados sobre calidad de educación elaborados por organismos como la OCDE obedece a las políticas del Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, para transformar el sistema educativo brasileño.

El futuro presidente, que será investido mañana tras vencer las presidenciales de octubre pasado con un respaldo del 55 % de los electores, es defensor de la política conocida como “escuela sin partido”, que busca evitar que profesores aprovechen su condición para impartir conceptos ideológicos particulares entre sus alumnos.

Bolsonaro, que fue elegido con un fuerte apoyo de los grupos evangélicos y de los sectores más conservadores de Brasil, igualmente ha criticado las políticas del PT para impulsar en las escuelas campañas contra la homofobia y la igualdad de género.

El proyecto “Escuela si Partido”, pendiente de votación en el Congreso, prevé el combate al uso de las salas de clase como lugar para impartir doctrinas partidarias y promover discusiones sobre asuntos como género.

En su campaña también se prometió a poner fin a los métodos de enseñanza que siguen los preceptos del educador brasileño Paulo Freire y a impulsar las escuelas militares.

Bolsonaro anunció que el ministro de Educación será el filósofo colombiano nacionalizado brasileño Ricardo Vélez Rodríguez, un profesor de escuelas de formación de oficiales del Ejército recomendado por el también filósofo Olavo de Carvalho, el principal ideólogo de los movimientos derechistas brasileños.

En sus mensajes en las redes sociales, Vélez Rodríguez ha anticipado que conceptos como familia y valores volverán a ser los cimientos del sistema educativo brasileño.

Comentarios