Cadete ecuatoriana muere y otra resulta herida en el atentado de Colombia

El presidente de Ecuador aseguró que "los responsables de este crimen deberán pagar por haber enlutado a familias humildes e inocentes de la región.

204
Personas preguntan por sus familiares cerca del lugar donde un carro bomba causó una explosión este jueves en la Escuela General Santander de la Policía en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Quito, 17 ene (EFE).- Una cadete ecuatoriana falleció y otra resultó herida en el atentado con carro bomba registrado hoy jueves en la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá, que dejó al menos nueve muertos y 54 heridos, confirmaron hoy las autoridades de Ecuador.

«Entre las víctimas del atentado se encuentran la cadete ecuatoriana Erika Chicó, quien lamentablemente falleció, y la cadete Carolina Sanango, que sufrió heridas leves. Otros jóvenes ecuatorianos que estudiaban en la Escuela de Cadetes se encuentran a salvo», según un comunicado oficial de la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró en Twitter que «los responsables de este crimen deberán pagar por haber enlutado a familias humildes e inocentes de la región. Reafirmamos nuestro compromiso con los países hermanos en la lucha contra el terrorismo y toda forma de violencia».

El mandatario calificó asimismo de «brutal acto terrorista» el atentado en Bogotá y trasladó su «más sincero pésame a los familiares, amigos y compañeros de Erika Chicó», al tiempo que dijo esperar la «pronta recuperación de Carolina Sanango, quien sufrió heridas leves».

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

En otro mensaje en la red social, Moreno también anunció que el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, acudirá a la capital colombiana para acompañar a la familia de la ecuatoriana fallecida, oriunda de Quito, según fuentes policiales que lo confirmaron a Efe, y colaborar con el resto de nacionales afectados, entre ellos la otra cadete herida, que es de Cuenca (sur).

«He dispuesto que el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, se traslade inmediatamente a Bogotá acompañando a los familiares de Erika Chicó y para atender a los cadetes compatriotas», confirmó el mandatario.

Por su parte, Sonnenholzner confirmó en esa misma red que prepara su traslado a Bogotá y mostró su «total solidaridad y respaldo» hacia todas las personas afectadas «en este terrible hecho».

El comunicado del Gobierno ecuatoriano también corroboró que ambas cadetes «cursaban estudios de perfeccionamiento profesional para servir a su país».

Igualmente, resaltó la «cooperación permanente» que existe entre Ecuador y Colombia en diversos campos, «especialmente en el de seguridad pública», así como la unidad de ambos «contra el terrorismo y los criminales actos de violencia, flagelos que golpean a la sociedad civil y que, en este caso, han golpeado a policías y servidores públicos que la defienden».

El presidente colombiano, Iván Duque, y el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, aseguraron que ya se conoce quién perpetró el ataque, un ciudadano identificado como José Aldemar Rodríguez, quien se cree murió al hacer explosión 80 kilos de pentolita que llevaba en una camioneta.

Como consecuencia de la explosión, Duque canceló un consejo de seguridad que iba a realizar en Quibdó, capital del departamento del Chocó, y regresó a Bogotá.

Las autoridades no han explicado cómo el vehículo con la bomba pudo ingresar en la sede de la Escuela, situada en el barrio Villa Mayor, en el sur de Bogotá, ya que esta es precisamente una de las sedes más vigiladas del país.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento