Supremo venezolano en exilio autoriza alianza militar para ayuda humanitaria

En una declaración de "emergencia humanitaria", los jueces del "legítimo" TSJ solicitan a la comunidad internacional el apoyo a la "apertura" de un canal de ayuda humanitaria "por medios diplomáticos" o por cualquier otro, incluida una "coalición militar en misión de paz".

387
La medida «decretada» por el TSJ «legítimo» se produce en momentos en que la asistencia humanitaria internacional se está reuniendo en un centro de acopio en la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

 

Miami, 8 feb (EFE). – El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en el exilio autorizó este viernes la formación de una «coalición militar» internacional en «misión de paz» que sirva para lograr que llegue la ayuda humanitaria urgente al país.

En una declaración de «emergencia humanitaria», los jueces del «legítimo» TSJ de Venezuela solicitan a la comunidad internacional el apoyo a la «apertura» de un canal de ayuda humanitaria «por medios diplomáticos» o por cualquier otro, incluida una «coalición militar en misión de paz».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El Supremo en el exilio ordena además a la Fuerza Armada Nacional y a los cuerpos de seguridad del Estado y la Fiscalía General de la nación que contribuyan a la «materialización inmediata de la ayuda humanitaria internacional» (…) y el ingreso de «medicinas, alimentos y víveres».

También pide que se permita el ingreso en Venezuela de «personal técnico, médico y militar necesario para garantizar la efectiva provisión logística, de seguridad y distribución» de dicha ayuda humanitaria.

A la vez, exhorta a Juan Guaidó, jefe del Parlamento y reconocido por más de cuarenta países como presidente encargado de Venezuela, a que «continúe realizando todas las acciones y utilice todos los recursos materiales y humanos (…) para lograr, sin dilación alguna, la apertura de un canal internacional de ayuda humanitaria».

El Supremo en el exilio señala en el documento divulgado este viernes que la medida decretada por la Sala Constitucional «debe ser acatada y ejecutada de forma inmediata e incondicionalmente, so pena de incurrir en la responsabilidad de desacato prevista en el ordenamiento jurídico».

La medida «decretada» por el TSJ «legítimo» se produce en momentos en que la asistencia humanitaria internacional se está reuniendo en un centro de acopio en la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia) con Venezuela.

Los primeros nueve camiones con ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos para Venezuela llegaron el jueves a la citada ciudad colombiana, cercana a las venezolanas de San Antonio del Táchira y Ureña, cuyos pasos fronterizos han sido históricamente los más dinámicos entre los dos países, que comparten una frontera de 2.219 kilómetros.

Pero Nicolás Maduro, que niega que en el país exista una crisis humanitaria, ha bloqueado las autopistas de entrada a Venezuela desde esa zona y dice que los insumos de ayuda humanitaria -en su mayoría alimentos y medicamentos- son un «regalo podrido».

La ayuda humanitaria es pedida no solo por los venezolanos sino también por gremios como el de los enfermeros que solicitaron este jueves a Maduro permitir el ingreso de la asistencia.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento