Un jurado de Nueva York declara culpable al “Chapo” Guzmán por narcotráfico

Procesado por narcotráfico, Joaquín "el Chapo" Guzmán fue declarado culpable de diez cargos tras unos tres meses de proceso contra él como responsable del cártel de Sinaloa, y podría ser condenado a cadena perpetua.

173
El proceso contra el jefe del cartel mexicano de Sinaola arrancó el pasado noviembre y concluyó el 1 de febrero, después de que la Fiscalía y la defensa del “Chapo” hicieran sus alegatos finales. (Flickr)

 

Nueva York, 12 feb (EFE). – El jurado del proceso en Nueva York contra el mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán, procesado por narcotráfico, lo declaró este martes culpable de los diez cargos contra él como responsable del cartel de Sinaloa, por lo que podría ser condenado a cadena perpetua.

El jurado número once y portavoz del tribunal popular entregó al juez de la corte federal de Brooklyn (Nueva York), Brian Cogan, un papel con su decisión, que fue leída por el juez tras advertir a los asistentes en la sala de que no podían expresar reacción alguna a la lectura del veredicto.

El juez transmitió que la decisión del jurado fue de condenar por los diez cargos al “Chapo”, y sólo no llegó a la unanimidad para esa decisión en dos violaciones de uno de los cargos, concretamente centradas en distribución de cocaína en 2007 y otra de marihuana en 2012.

El juez Brian Cogan tiene ahora la misión de establecer la condena del que ha sido el caso más mediático e importante de narcotráfico en Estados Unidos, para lo que ha convocado al tribunal para el próximo 25 de junio.

Guzmán Loera, de 61 años y vestido hoy de azul y corbata oscura, ha enfrentado durante tres meses un juicio en la corte federal para el distrito este de Nueva York, en Brooklyn, por diez cargos relacionados con el narcotráfico, el principal el de mantener una empresa criminal continua, por los que podría ser condenado a cadena perpetua.

El juicio se ha realizado bajo estrictas medidas de seguridad, entre ellas la de ser el único proceso judicial que se celebraba en el octavo piso del tribunal, además de un contingente de agentes de seguridad y miembros de la unidad canina dentro y fuera de la corte.

El jurado escuchó antes de su veredicto a 56 testimonios, de los cuales 14 fueron cooperantes del Gobierno estadounidense, entre ellos Ramírez Abadía, sin duda el más impactante, tanto por su rostro desfigurado por cirugías plásticas para evitar ser reconocido por las autoridades, como por la frialdad con que habló de los asesinatos.

Los testigos, encarcelados en EE.UU. y que esperan una reducción de sentencia por su cooperación, eran socios del “Chapo”, como el colombiano alias “Chupeta”, o empleados muy cercanos como Dámaso Alonso, Jesús “el Rey” Zambada y su sobrino Vicentillo Zambada, cuyas declaraciones ya revisó el jurado durante los primeros cuatro días de deliberaciones.

Durante los años al frente del cartel Norte del Valle, “Chupeta” exportó unas 400.000 toneladas de droga a EEUU, la mayoría con el cartel mexicano, para lo que se sirvieron de diversos medios de transporte como túneles, lanchas rápidas, embarcaciones de pesca y hasta latas de jalapeños.

Al jurado de este caso también le han rodeado estrictas medidas de seguridad, que incluyen la prohibición de divulgar sus nombres, dónde viven o trabajan, y ser escoltados diariamente desde su casa a la corte por alguaciles federales.

El proceso contra el jefe del cartel mexicano de Sinaola arrancó el pasado noviembre y concluyó el 1 de febrero, después de que la Fiscalía y la defensa del “Chapo” hicieran sus alegatos finales.

Los abogados de Joaquín “El Chapo” Guzmán anunciaron este martes que apelarán la sentencia condenatoria, después de conocerse el veredicto del jurado popular que declaró culpable al capo mexicano de todos los cargos de narcotráfico tras más de tres meses de juicio en Nueva York.

“Por supuesto que apelaremos”, declaró el abogado defensor Jeffrey Lichtman, acompañado de sus compañeros letrados, Eduardo Balarezo y William Purpura, quienes aseguraron haber “dejado todo en el campo de batalla” para evitar la condena del narcotraficante en los diez cargos que la Fiscalía estadounidense le imputaba.

“Luchamos un montón. Esto es Estados Unidos, y no importa quién es el defensor, todavía tienes que luchar a muerte. No importa lo que piense la gente, el Gobierno, la defensa. Hicimos todo lo que pudimos, pero no fue suficiente”, afirmó Lichtman.

“Este es un caso que era, literalmente, una avalancha de pruebas. Tanta que apenas podíamos trabajar con ellas, estaban en otro idioma, era muy complicado”, insistió el letrado.

EEUU celebra veredicto

El Gobierno estadounidense celebró el veredicto en el juicio contra el mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y advirtió a los narcotraficantes que aspiren a reemplazar al capo en México de que “no pueden escapar” y “serán procesados”.

Los titulares del Departamento de Justicia de EE.UU., la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA, en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) reaccionaron en un comunicado a la decisión alcanzada hoy por el jurado en la corte federal de Brooklyn (Nueva York).

“Este caso demostró el extraordinario alcance del Gobierno estadounidense, nuestra tenacidad y compromiso a la hora de perseguir a capos como Guzmán”, al que se considera jefe del cartel mexicano de Sinaloa, dijo el fiscal general interino de EE.UU., Matthew Whitaker.

“Este caso, y lo más importante, esta condena, envía un mensaje irrefutable a los capos que siguen en México y los que aspiran a ser el próximo ‘Chapo’ Guzmán, de que en último término serán cazados y procesados”, agregó.

En términos similares se pronunció la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien opinó que el veredicto deja claro a los “criminales trasnacionales” que “no pueden esconderse, no están fuera del alcance” de las autoridades estadounidenses y “sufrirán las consecuencias de su comportamiento criminal”.

Nielsen recordó que la unidad de investigaciones de una de las agencias que dependen de ella, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), contribuyó a la decisión del jurado contra El Chapo al “recabar pruebas sustantivas” en su contra y allanar el camino para su extradición a EE.UU. en enero de 2017.

En cuanto a la DEA, su administrador en funciones Uttam Dhillon destacó el papel de sus agentes en la operación que llevó “ante la justicia al narcotraficante más peligroso y prolífico del mundo”.

“Quienes traigan a Estados Unidos drogas y violencia que destruyen vidas y comunidades no serán tolerados, ni evadirán nuestro alcance. El éxito de este caso es una muestra de la solidez de nuestra relación con nuestros homólogos mexicanos”, indicó Dhillon en el comunicado.

Por su parte, el director del FBI, Christopher Wray, celebró que “se haya hecho justicia” en el caso del Chapo.

“El reino del crimen y violencia de Joaquín Guzmán Loera ha llegado a su fin”, sentenció Wray, quien subrayó el papel de la “alianza” estadounidense con el Gobierno de México.

Comentarios