CIDH: Recrudecimiento de la violencia en Haití deja al menos 26 muertos

En medio de las protestas se han producido bloqueos, "violencia dirigida a manifestantes; disparos esporádicos; detenciones de personas", así como "dificultades en la provisión de bienes y servicios esenciales para la alimentación, el agua potable y la salud", dijo la CIDH

90
Personas cargan este viernes el féretro de una de las víctimas de las violentas manifestaciones, en Puerto Príncipe (Haití) en reclamo de la dimisión del presidente del país, Jovenel Moise. EFE/Orlando Barría

 

Washington, 27 feb (EFE). – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió este miércoles del «agravamiento de la situación de violencia y desabastecimiento» en Haití, donde han muerto al menos 26 personas desde el pasado 7 de febrero en medio de protestas contra el Gobierno.

«Es muy preocupante la rápida degradación de la situación socio-económica y política del país, que ha derivado en violencia y en el desabastecimiento» de electricidad, combustibles y medicamentos y que afecta a los «servicios básicos de agua, alimentación y salud», señaló la relatora para Haití, Flávia Piovesan, en un comunicado difundido en Washington.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La relatora pidió al Estado que adopte «medidas para facilitar el acceso a servicios básicos y para la efectiva garantía de dichos derechos».

Según la CIDH, en medio de las protestas se han producido bloqueos, «violencia dirigida a manifestantes; disparos esporádicos; detenciones de personas», así como «dificultades en la provisión de bienes y servicios esenciales para la alimentación, el agua potable y la salud», el cierre de escuelas, de aduanas y aeropuertos, entre otros.

«Lo anterior ha resultado en la muerte de al menos 26 personas y en más de 77 personas heridas, según información de Unicef», se agregó en el comunicado.

El organismo llamó al Estado a «respetar las manifestaciones» y urgió a iniciar un diálogo en busca de «una solución pacífica a la grave crisis política y económica que atraviesa el país».

Instó al Estado haitiano a respetar el ejercicio de la protesta social, “que es una de las formas de ejercicio del derecho de reunión y de la libertad de expresión que reviste un interés social fundamental para garantizar el buen funcionamiento del sistema democrático, y que no puede ser vista como una amenaza al orden público”. Igualmente, hace un llamado al Estado haitiano a garantizar que en las movilizaciones sociales que se realicen en ejercicio del derecho de reunión y manifestación pacífica, se protejan los derechos a la vida, a la integridad personal y a la libertad personal de todos y todas quienes se manifiestan.

Además, confirmó que decidió instalar una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (Sacroi) para «monitorear y dar respuesta a la situación de derechos humanos en Haití».

También pidió al Estado que investigue «con debida diligencia y respeto al debido proceso» las muertes ocurridas y urgió a todas las partes «a rechazar y cesar la violencia».

«En el contexto que vive hoy el país, son esenciales los mecanismos de diálogo que aseguren la paz, la reconciliación y garanticen verdad, justicia y la reparación a que tienen derecho las víctimas, especialmente las familias que han perdido a sus seres queridos», señaló la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño, en el comunicado.

Según la CIDH, en respuesta a la grave situación en la que se encuentra el país, el 16 de febrero el Presidente Jovenel Moïse adoptó 9 medidas de urgencia: el corte del presupuesto del Primer Ministro en un 30% y la eliminación de privilegios de los funcionarios altos del Estado; una auditoría de las empresas autónomas del Estado por parte de la Corte Superior de Cuentas; la recuperación de al menos 50% de las pérdidas económicas aduaneras y fronterizas a causa del contrabando de mercancías; la eliminación de monopolios; la mejora en condiciones salariales para obreros manufactureros; la recuperación del dinero perdido por el asunto PetroCaribe, a través de la designación de un nuevo director para la Unidad Central de Información Financiera y un nuevo director para la Unidad de Lucha contra la Corrupción, la acción rápida por parte de la Comisión de Gobierno sobre el expediente e informe de la Corte Superior de Cuentas, y la designación de más jueces por parte del Consejo Superior del Poder Judicial para la atención al expediente PetroCaribe; la creación y funcionamiento del Consejo de Administración; la puesta en marcha de los fondos de desarrollo industrial para fortalecer la economía y el acceso al crédito; y, la disminución de precios de productos de necesidad básica.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento