Brasil defiende su entrada en la OCDE a cambio de perder estatus en la OMC

"El ingreso en la OCDE es absolutamente esencial como instrumento para ayudar en el proceso de reformas en el que está inmerso Brasil".

230
Renunciar a ese tratamiento en la OMC se justifica en la “disposición” de Brasil “de andar con sus propias piernas”. (Youtube)

Brasilia, 20 mar (EFE).- El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, calificó este miércoles la entrada en la OCDE como “esencial” para el desarrollo del país, aunque ello suponga perder el estatus diferenciado del que goza en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“El ingreso en la OCDE es absolutamente esencial como instrumento para ayudar en el proceso de reformas en el que está inmerso Brasil”, permitirá “reducir” el llamado “coste-Brasil” y “atraer inversiones desde el primer momento”, dijo Araújo en una rueda de prensa en Brasilia.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El jefe de la diplomacia brasileña realizó un balance del encuentro en Estados Unidos entre el presidente Jair Bolsonaro con su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien aseguró que “apoya” la entrada de Brasil en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, para obtener ese apoyo por parte de EE.UU., Bolsonaro, en el poder desde el pasado 1 de enero, se comprometió a renunciar al tratamiento especial que tiene en las negociaciones de la OMC por su condición de país en desarrollo.

Araújo restó importancia a ese aspecto y afirmó que ese estatus diferenciado, que da derecho a Brasil a subsidios para determinados sectores, como el agrícola, “nunca sacó” a Brasil “del lugar donde estaba”.

“Nuestro comercio no ha crecido y ha perdido competitividad y diversidad en nuestra capacidad productiva, todo aquello con el tratamiento diferenciado”, defendió el canciller.

Para Araújo, renunciar a ese tratamiento en la OMC se justifica en la “disposición” de Brasil “de andar con sus propias piernas”.

“El mundo está hoy mirando diferente a Brasil. Brasil es un nuevo actor”, sostuvo.

Por el contrario, la entrada a la OCDE traería “ventajas evidentes” a la mayor economía de Suramérica, relacionadas con el intercambio de “buenas prácticas”, “modernizar el aparato legislativo” y en general, “generar confianza, empleo e inversiones”.

En otras cuestiones también de orden económico, Brasil se comprometió con Estados Unidos a permitir la entrada sin aranceles de 750.000 toneladas de trigo estadounidense al año y a negociar condiciones para importar cerdo de ese país.

Preguntado sobre si fueron tratados los aranceles impuestos al acero brasileño por parte de EE.UU., Araújo se limitó a decir que tiene “certeza de que las condiciones para tratar el tema ahora son mejores que antes” tras los acuerdos firmados entre ambos países.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento