Represión se agudiza en Nicaragua: se va quedando sin medios de comunicación

"Hacemos un llamado a la Policía Nacional para que desista de operar como un brazo policial represivo del Gobierno"

1.200
En el marco de la crisis se han reportado mil ochenta casos de violación a la libertad de prensa. (Efe)

Managua, 27 sep (EFE).- La Fundación Violeta Barrios de Chamorro informó este viernes que «la escalada represiva» no tiene tregua en Nicaragua, luego de denunciar algunos de los más recientes ataques a la libertad de prensa, en medio de la grave crisis sociopolítica local.

«La escalada represiva se mantiene, estamos viendo todos los días que no hay tregua en esa represión, sino que más bien siguen asfixiando al pueblo de Nicaragua», dijo la presidente de la Fundación, Cristiana Chamorro, en conferencia de prensa.

Chamorro brindó declaraciones horas después del cierre definitivo de El Nuevo Diario, el segundo periódico más antiguo de Nicaragua (39 años), debido a «dificultades económicas, técnicas y logísticas que hacen insostenible su funcionamiento», tras 15 meses de secuestro de sus materias primas por parte del Gobierno.

En un comunicado de la Fundación, leído este mismo viernes por Chamorro, hija de la expresidente Violeta Barrios (1990-1997), responsabilizó «por este golpe a la libertad de expresión a la dictadura Ortega Murillo», en referencia a Gobierno de Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Además del cierre de El Nuevo Diario y del diario Metro, la Fundación denunció que desde ayer la Radio Darío y sus empleados han vuelto a sufrir el asedio de la Policía Nacional, y hace dos días la antena de Radio Corporación fue saboteada, ambas radioemisoras de perfil independiente.

Asimismo, refirió que a inicios de la semana, la periodista del Canal 10, Katia Reyes, fue víctima de intimidación policial, la reportera del Canal 12, Kastalia Zapata, fue detenida por un agente antimotín para evitar que cubriera una protesta contra Ortega, y los dueños y trabajadores del canal Notimat sufren persecución.

Dichas acciones «confirman la falta de voluntad del Gobierno de Ortega para cumplir en lo más mínimo lo consignado en la Constitución Política y los compromisos internacionales adquiridos con la libertad de prensa y las libertades públicas», resaltó.

La Fundación llamó a la dictadura a cumplir con el compromiso firmado en marzo pasado, de acatar con la Constitución en lo referido a la libertad de prensa y derechos ciudadanos.

«Hacemos un llamado a la Policía Nacional para que desista de operar como un brazo policial represivo del Gobierno y deje de asediar, intimidar y amenazar a las mujeres y hombres de prensa (…) basta ya de censura», agregó.

Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, en el marco de la crisis se han reportado mil ochenta casos de violación a la libertad de prensa, incluyendo agresiones, censura, amenazas y asesinato, entre otras.

La peor crisis de Nicaragua en décadas ha dejado 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que señala al Gobierno como responsable de crímenes «de lesa humanidad».

Organizaciones humanitarias locales elevan la cifra de muertos hasta 595, cifra superior a los 200 que reconoce el Gobierno, que ha rechazado la visita de una comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que busca una solución pacífica al conflicto.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.