PIB de Chile creció 0,4 % a pesar de ataques de la izquierda y el COVID-19

La economía de Chile evita la recesión en el primer trimestre del 2020 a pesar del ataque sistemático al país por parte de la izquierda

193
Un policía con tapabocas es visto cerca al Palacio de La Moneda este miércoles en el centro de Santiago de Chile (Efe)

Santiago de Chile, 18 may (EFE).- El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile se expandió un 0,4 % durante el primer trimestre de 2020 lastrado por la crisis social y los primeros efectos de la pandemia del nuevo coronavirus, que llegó al país en marzo, informó este lunes el Banco Central.

El dato sorprendió a los mercados que esperaban una contracción del 0,1 % y evita que Chile entre en recesión técnica.

El crecimiento en el primer trimestre «se explicó principalmente, por un alza de las actividades de minería, servicios financieros y construcción, que fue parcialmente compensada por la caída de servicios personales, comercio, transporte y restaurantes y hoteles, asociada a la crisis sanitaria», afirmó el emisor chileno.

La demanda interna retrocedió un 2,6 % en los primeros tres meses del año, arrastrada por el consumo de los hogares, mientras que el sector minero del mayor productor mundial de cobre subió un 5,1 % y la formación bruta de capital fijo (FBCF) mostró un menor crecimiento que los trimestres previos (0,4 %).

Por otra parte, la cuenta corriente de la balanza de pagos durante los primeros tres meses del año registró un déficit de 969 millones de dólares, lo que equivale al 1,5 % del PIB.

Respecto del comercio exterior, las exportaciones aumentaron un 1,4 % y las importaciones disminuyeron un 8,9 %, apuntó el Banco Central.

El resultado del primer trimestre recoge parcialmente los efectos que la pandemia está ocasionando en el país, donde hasta el domingo había cerca de 44.000 infectados y 450 fallecidos, y se espera que el segundo trimestre sea peor.

Chile decretó a mediados de marzo la suspensión de clases, el cierre de fronteras y comercios que no son de primera necesidad y las primeras cuarentenas en distintas zonas de Santiago, aunque desde el pasado viernes toda la zona metropolitana de la capital se mantiene confinada, pues es el foco de la pandemia.

El país llega a la crisis del coronavirus con una economía mellada por las graves protestas contra la desigualdad que estallaron en octubre y que dejaron una treintena de fallecidos y miles de heridos, además de episodios de violencia extrema con saqueos, incendios y destrucción de mobiliario público.

Las revueltas, suspendidas desde mediados de marzo por la emergencia sanitaria, hicieron que el PIB creciera solo el 1,1 % en 2019, su peor dato en una década y lejos del 2,5 % pronosticado antes del estallido social y del 4 % de 2018.

El Banco Central, que mantiene en el mínimo histórico del 0,5 % la tasa referencial de interés, estima que el PIB chileno se contraerá hasta un 2,5 % este año por el coronavirus, aunque los organismos internacionales sitúan la caída en torno al 4 %.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento