Uribe señala que está preso por inferencias y sesgos de la Corte Suprema

"Los magistrados, para ponerme preso ilegalmente, confunden respuesta a incidente de desacato de tutela con carta para presionar a un testigo", dijo el expresidente

Daniel Coronell, Álvaro Uribe
Álvaro Uribe (Archivo)

Bogotá, 26 ago (EFE).- El expresidente colombiano Álvaro Uribe, en detención domiciliaria por orden de la Corte Suprema de Justicia, aseguró este miércoles que está preso por «inferencias» y «sesgos» del alto tribunal.

«Me privan de la libertad con inferencias, por suposiciones acomodadas a sus sesgos, que van en contra de las pruebas del expediente, a pesar de las que faltan», dijo Uribe en una declaración difundida en redes sociales.

El pasado 4 de agosto, la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria de Uribe, que renunció la semana pasada a su escaño en el Senado, al considerar que hay riesgos de que obstruya la Justicia.

No hubo carta

El exsenador agregó en su declaración: «Los magistrados, para ponerme preso ilegalmente, confunden respuesta a incidente de desacato de tutela con carta para presionar a un testigo. Otro episodio que evidencia el sesgo con el que fue redactada la providencia que me tiene detenido».

Uribe también aseguró que el magistrado César Augusto Reyes, que tuvo a cargo la ponencia que luego fue votada en la Corte, «infiere o supone que junto con el Dr. Jaime Lombana (su abogado defensor) preparé la carta de rectificación que debía ser firmada por (Juan Guillermo) Monsalve, testigo amigo de visitas y de teléfono de Iván Cepeda, quien pagó a su familia a través de ONG».

El caso

El pasado 18 de agosto, Uribe, fundador del oficialista partido Centro Democrático, renunció a su escaño en el Senado luego de que la Corte le dictó prisión domiciliaria preventiva.

El caso que deja a Uribe en detención comenzó en 2012 cuando demandó por manipulación de testigos al senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

El proceso contra Cepeda cambió cuando el magistrado de la Corte Suprema José Luis Barceló, que fue quien recibió el caso, no solo lo archivó sino que le abrió una investigación por supuesta manipulación de testigos al demandante, hechos en los cuales además no se han respetado algunas normas del debido proceso contra Uribe.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento