Hongkoneses fueron detenidos por intentar escapar de China hacia Taiwán

Las autoridades del Partido Comunista de China detuvieron a los activistas por la libertad de Hong Kong, quienes presuntamente intentaban migrar a Taiwán

Tras la aprobación de la ley de seguridad se han dado numerosas detenciones arbitrarias a protestantes a favor de la liberta de Hong Kong (EFE)

Pekín, 27 ago (EFE).- La Guardia Costera de la provincia suroriental china de Cantón ha arrestado a una decena de hongkoneses a bordo de una lancha que, según algunos medios de Hong Kong, se dirigía a Taiwán.

En un breve mensaje publicado este miércoles en sus redes sociales, los guardacostas de Cantón informaron de que interceptaron una lancha motora «en torno a las 09.00 (01.00 hora GMT) del 23 de agosto» y de que «fueron arrestadas más de diez personas, sospechosas de cruzar la frontera de manera ilegal».

El texto detalló que uno de los pasajeros se apellida Li, y el diario hongkonés South China Morning Post aseguró que se trata de Andy Li, un conocido activista local que fue detenido el pasado 10 de agosto siendo acusado por las autoridades comunistas por supuesta «confabulación con fuerzas extranjeras», y puesto en libertad bajo fianza dos días después.

Li formó parte de la misión de observación electoral puesta en marcha para los comicios de distrito del pasado noviembre, en los que arrasaron los candidatos prodemócratas, en la oposición en el Parlamento hongkonés.

Fuentes policiales citadas de forma anónima por el diario hongkonés sospechan que Li sea «un miembro clave de un grupo llamado ‘Fight for Freedom, Stand With Hong Kong'», que habría realizado llamamientos en favor de sanciones internacionales a la excolonia británica por la aprobación de la autoritaria ley de seguridad nacional por parte de Pekín.

Desde la aprobación de esa ley el pasado 30 de junio se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de varios destacados activistas hongkoneses por la libertad.

Algunos de ellos, como Nathan Law, han optado por el exilio para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito.

La nueva ley establece penas de hasta cadena perpetua para supuestos de «secesión, subversión contra el poder estatal (cargo habitualmente usado contra disidentes y críticos del régimen comunista), actividades terroristas y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional».

La ley llegó después de más de un año de protestas prodemocráticas en Hong Kong que también registraron incidentes violentos entre la Policía y algunos manifestantes.

La Declaración Sino-Británica de 1984, que articuló la retrocesión de Hong Kong de manos británicas a chinas en 1997, estableció el mantenimiento durante al menos 50 años a partir de esa fecha de una serie de libertades en el territorio inimaginables en la China continental.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento