Virales

Newsletter

El presidente de Honduras quiere su propio brazo armado

Por: Elena Toledo - @NenaToledo - Ene 14, 2015, 1:20 pm

EnglishDesde que el presidente Juan Orlando Hernández hacía su campaña política en el año 2013 se notaba su fuerte inclinación hacia las fuerzas militares, y esto no extrañaba a nadie ya que parte de su formación académica la realizó en una academia militar. Pero en aquel entonces no imaginábamos los alcances de esta influencia en él.

(ConexiHon)
Una vez aprobada la reforma constitucional se podrían sumar cinco mil efectivos a esta nueva policía, la cual no tendrá independencia para contrariar al presidente de la República. (Juan Orlando Hernández)

A poco más de un año de mandato pretende consolidar una idea que comenzó cuando era presidente del Congreso: la implementación de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), la cual se creó como una dependencia de las Fuerzas Armadas (FFAA) para responder a un vacío de autoridad y brindar una imagen del poder al Gobierno sobre el crimen organizado, el cual superaba la capacidad de la Policía Nacional y aún sitúa a Honduras entre los países más violentos del mundo.

Cierto es que los índices de criminalidad han disminuido, no en un porcentaje que devuelva la paz a Honduras, pero sí lo suficiente para saber que han dado resultado las estrategias de seguridad del Gobierno, dentro de las que se encuentra la PMOP. Pero este nuevo órgano armado se ve altamente cuestionado cuando se le pretende elevar a rango constitucional, dándole su poder absoluto al presidente de la República.

Sumado a esto, el presidente Hernández hace uso de todos los medios a su disposición como cadenas de radio y televisión para amedrentar a los líderes de los demás partidos políticos para que sus bancadas accedan a aprobar en el Legislativo esta reforma a la Constitución que colocaría a la PMOP como  paralela a las FFAA —creando con ello un conflicto institucional.

La gravedad del tema se da cuando en la reforma del artículo 274 de la Constitución de la República se pretende agregar que la PMOP obededecerá directa y únicamente al presidente de la República sin una estructura que le haga cuestionar sus órdenes,  como sí la tienen las FFAA, y que les permitió desobedecer al expresidente Manuel Zelaya cuando este les ordenaba cometer un delito constitucional en los eventos del 2009.

Es importante destacar que en este tema no solo el presidente Hernández ha actuado de forma errada, también lo han hecho las fuerzas políticas que conforman la oposición, ya que lejos de velar por la institucionalidad, y especialmente la seguridad de la ciudadanía, han utilizado este conflicto para ganar adeptos y confrontar a la población por intereses meramente políticos, sin buscar un punto de encuentro que les lleve a encontrar un balance entre la anarquía que las fuerzas de izquierda y alguno que otro desubicado proponen, y la militarización de la sociedad que pretende el Ejecutivo.

Como ciudadana, no me opongo a que la PMOP sea elevada a un rango constitucional porque “a grandes problemas, grandes soluciones”; además porque lamentablemente en Honduras hay que buscar blindar ciertas iniciativas para evitar que por intereses sectarios el próximo gobernante se les derogue, como sucedía con el Ministerio Público, el cual durante décadas no tuvo rango constitucional y estaba expuesto a amenazas de gobernantes de turno.

Pero al igual que cualquier ciudadano sensato, me opongo a que el presidente tenga un brazo armado, ya que sin querer hacer historias fantásticas ni de conspiración, podría creer que sería el inicio de conflictos a largo plazo. El poder enferma. El poder siempre quiere mas poder.

Editado por Elisa Vásquez

Elena Toledo Elena Toledo

Educadora de profesión, comunicadora por vocación. Fiel creyente de la capacidad del individuo de ser libre. Síguela en Twitter @NenaToledo.