Banco de México advierte sobre “depreciación desordenada” del peso

0
México
La depreciación del peso frente al dólar está presionando “de alguna manera” la trayectoria de la inflación, advierte la Junta de Gobierno del Banco de México. (Nayarit en Línea)

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) advirtió que existe el riesgo de que se agudice la volatilidad financiera global, que derive en una “depreciación desordenada” del tipo de cambio y se traduzca en presiones inflacionarias.

Así, a través de la minuta sobre la junta directiva que sostuvo el pasado 5 de mayo, el eje rector del banco central reconoció que está latente la posibilidad de que los mercados internacionales vuelvan a registrar episodios de alta incertidumbre por diversas razones geopolíticas y económicas, y lo cual termine por impactar al comportamiento de los precios al consumidor en México.

“La mayoría alertó que existe la posibilidad de que el entorno internacional presente un deterioro que provoque una depreciación desordenada del tipo de cambio y que ésta pueda afectar en mayor grado a la inflación general; un integrante destacó que este es el principal riesgo para la inflación; otro apuntó que lo anterior incluso podría aumentar las expectativas de inflación”, relató el documento del instituto central.

Si esto no fuera suficiente, la mayoría de los miembros indicó que no se pueden descartar aumentos en los precios de productos agropecuarios, aunque su impacto sobre la inflación tendería a ser transitorio.

Por lo pronto, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno coincide en que todo apunta a que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se colocará para el cierre de este año en alrededor de 3%, es decir, dentro del rango objetivo de entre 2 y 4 por ciento que plantea el Banco de México.

A través del reporte, la mayoría de los miembros indicó que prevalecen condiciones de holgura en la economía mexicana y en el mercado laboral, aunque diversos indicadores sugieren que dicha holgura parecería estar disminuyendo gradualmente, por lo que algunos integrantes coincidieron en que se espera que la brecha del producto continúe siendo negativa más allá del cierre de este año.

En relación con el balance de riesgos para el crecimiento, el Banxico dijo que la mayoría de los miembros de su Junta de Gobierno consideró que este se mantuvo sin cambio respecto de la anterior decisión de política monetaria, mientras que algunos miembros opinaron que este balance se encuentra a la baja.

Entre los riesgos a la baja, la mayoría destacó aquellos relacionados con una mayor desaceleración de la demanda externa, aunque algunos enfatizaron la posibilidad de una evolución menos favorable de la producción industrial de Estados Unidos, así como la de menores precios y/o producción de petróleo en México.

“Uno de ellos destacó que algunos de estos riesgos parecerían estarse materializando; asimismo, algunos integrantes de la Junta añadieron la elevada probabilidad de que la construcción no mantenga el ritmo de expansión que registró en el primer bimestre”, comentó.

Por otra parte, algunos consideraron que existen riesgos a la baja para el crecimiento relacionados con un nuevo episodio de inestabilidad financiera, a lo que uno de ellos agregó los todavía bajos niveles de confianza de las empresas y las familias, así como indicios de cierta desaceleración en el consumo del sector privado.

Finalmente, otro integrante señaló como riesgo al alza para el crecimiento la posibilidad de que se observe un efecto más contundente de las reformas estructurales sobre la economía.

Precios del petróleo a la baja

Después de alcanzar su mejor nivel de los últimos siete meses, los precios del petróleo acumularon su segundo día consecutivo a la baja.

El precio de la mezcla mexicana cerró en los US$39,11 por barril, lo que significa una caída de 2,2%; por su parte, el barril de West Texas Intermediate (WTI), referente estadounidense, se ubicó en US$48,16, es decir, sufrió un descalabro del 0,06%; mientras que el Brent o Petróleo del Mar del Norte retrocedió 0,24%.

Según Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco BASE, el petróleo cerró la sesión extendiendo sus pérdidas ante un incremento en el dólar estadounidense frente al resto de las divisas.

“La posibilidad de un incremento en las tasas de referencia de la Fed ha acentuado las pérdidas del crudo, las cuales iniciaron luego de que la EIA reportara un aumento en los inventarios de petróleo en Estados Unidos durante la semana del 13 de mayo”, explicó la analista.

Fuente: El Economista.

Comentarios