Virales

Newsletter

Primera Dama de México devolvió la cuestionada y lujosa “Casa Blanca”

Por: Elena Toledo - @NenaToledo - Jul 19, 2016, 10:48 am
México
En un amplio comunicado la Presidencia de México informó que la Primera Dama devolvió a la constructora la vivienda en el año 2014. (20 minutos)

La Presidencia de México aseguró que, desde diciembre de 2014, Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, canceló el contrato de compraventa de la llamada “casa blanca”, por lo que dejó de tener posesión del inmueble que estaba en proceso de adquisición a través del contratista del Gobierno Federal, Grupo Higa.

“Desde esa fecha la señora Rivera no tiene relación alguna con el inmueble, es decir, ni la posesión ni la propiedad”, sostuvo la Presidencia en un documento.

Tras “regresar” la casa, Higa le devolvió a Rivera sus pagos por la misma, pero además los intereses. Con ello, la esposa de Peña sólo pagó una renta por la misma, la cual no fue revelada.

“Por la terminación anticipada del contrato de compraventa, las partes pactaron que la señora Angélica Rivera Hurtado pagara el equivalente a una renta por el tiempo en que tuvo posesión del inmueble. Por su parte, la inmobiliaria reintegró a la señora Rivera los pagos que había realizado entre el 12 de enero de 2012 y el 11 de diciembre de 2014 más los intereses respectivos“, refirió la Presidencia.

El 9 de noviembre de 2014, Aristegui Noticias reveló que la residencia que se ubica en Sierra Gorda número 150, que nunca estuvo registrada a nombre de Peña Nieto, tampoco al de Rivera, fue construida al gusto del Presidente y es propiedad de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, filial de Grupo Higa, contratista de Peña cuando fue gobernador del Estado de México y, actualmente, del Gobierno Federal.

La residencia –con un valor aproximado de MXN$ 86 millones de pesos, unos USD$ 7 millones, según un avalúo independiente contratado para esta investigación– provocó un escándalo para el gobierno de Peña, tanto que hasta ahora el titular del Ejecutivo ofreció al menos dos veces disculpas e incluso este lunes pidió perdón por la indignación que pudo provocar la compra del inmueble.

En el documento difundido por Presidencia este lunes, se informó que “el 11 de diciembre de 2014, Ingeniería Inmobiliaria del Centro, S.A. de C.V. y la señora Angélica Rivera Hurtado celebraron un convenio de terminación del contrato de compraventa con reserva de dominio sobre el inmueble ubicado en la calle de Sierra Gorda. El contrato de compraventa se firmó el 12 de enero de 2012″.

Desde Los Pinos, se detalló que “con motivo del convenio de terminación, la señora Rivera Hurtado regresó la posesión del inmueble a Ingeniería Inmobiliaria del Centro, S.A. de C.V.”. Debe recordarse que la propiedad nunca se transmitió, por tratarse de un contrato de compraventa con reserva de dominio.

El 18 de noviembre de 2014, en un mensaje televisado, apareció la primera dama para atajar las críticas. Entonces, aseguró que la compra la hizo ella y no su esposo, el Presidente. Además, informó sobre su decisión “de vender los derechos derivados del contrato de compraventa porque yo no quiero que este siga siendo un pretexto para ofender y difamar a mi familia”.

 

“Hoy estoy aquí -agregó- para defender mi integridad, la de mis hijos y la de mi esposo, junto a esta explicación que les he dado en este momento yo estoy haciendo pública documentación privada sin tener ninguna obligación, porque como yo lo dije antes, yo no soy servidora pública, pero yo no puedo permitir que este tema ponga en duda mi honorabilidad y sobre todo que se pretenda dañar a mi familia”, mencionó Rivera en un mensaje.

Fuente: El Universal

Elena Toledo Elena Toledo

Educadora de profesión, comunicadora por vocación. Fiel creyente de la capacidad del individuo de ser libre. Síguela en Twitter @NenaToledo.